GP de Estiria, ¿una nueva carrera accidentada en Spielberg?

Anuncios

Spielberg (Austria) (AFP)

El circuito austríaco de Spielberg albergará el domingo la quinta carrera del Mundial de MotoGP, el Gran Premio de Estiria, una semana después de un Gran Premio de Austria plagado de accidentes y polémicas.

Muy rápido, con largas rectas seguidas de curvas cerradas, este trazado por el que corren asimismo los F1 favorece a las motos potentes como las Ducati, ganadoras en todas las ediciones desde 2016.

Mientras que las Yamaha, comenzando por la del actual líder del Mundial Fabio Fabio Quartararo, presentan una menor punta de velocidad.

"Aunque no sea uno de los mejores circuitos para la Yamaha, tuvimos un buen ritmo de carrera el domingo pasado. Es una pena que yo tuviese problemas de frenos porque creo que habríamos podido terminar entre los cinco primeros", en lugar de en el octavo puesto, estimó el joven francés.

Y es que los frenos juegan un pepel esencial en Spielberg. Johann Zarco y Franco Morbidelli lo comprobaron a su pesar, al frenar el primero en una curva delante del segundo, que no pudo esquivarlo. Sus motos se desintegraron sobre la pista, estando a punto de provocar la caída de Valentino Rossi.

Ni el 'Doctor' no Morbidelli, indemne, se contuvieron contra el piloto galo, al que acusan de ser responsable del accidente por haber cortado la trayectoria de su adversario.

Zarco fue convocado este jueves para declarar ante los comisarios de carrera, junto a Morbidelli, pero también Pol Espargaró, Manuel de Oliveira, Danilo Petrucci y Aleix Espargaró, quienes también se vieron implicados en otros incidentes y accidentes salpicados de declaraciones subidas de tono y gestos obscenos.

- ¿Ducati de nuevo delante? -

Ganador del GP de Austria, el italiano Andrea Dovizioso quiere aprovechar la potencia de su Ducati para arrebatar a Quartararo el liderato del Mundial.

El vigente campeón del mundo de la categoría reina, el español Marc Márquez, se perderá también esta carrera luego de su accidente en el primer Gran Premio de la temporada, en el que se fracturó su brazo derecho.

'Dovi' siente que es su oportunidad de coronarse al fin a los 34 años, después de haber finalizado detrás de Márquez en el podio final los tres últimos años.

Una nueva victoria el domingo relanzaría sus opciones en un calendario mutilado por la pandemia de coronavirus.

"Hemos mejorado mucho en el frenado", destaca el piloto italiano.

"Las condiciones climáticas serán decisivas y, como vimos sobre este mismo circuito, pueden cambiar mucho a lo largo del fin de semana", añadió 'Dovi', cuyo estilo de pilotaje se ve favorecido por un asfalto mojado.

Mientras las Yamaha se antojan las damnificadas, las Suzuki demostraron el pasado domingo su capacidad de estar delante en la carrera. Alex Rins se fue al suelo, pero lo hizo mientras luchaba por liderar la carrera, y su compañero Joan Mir finalizó segundo.

Así que no se descarta una sorpresa en forma de victoria de una moto azul un año después.

Las KTM, que siguen en casa, buscarán desquitarse de la decepción de la semana pasada.

La firma austríaca busca demostrar que su primera victoria en MotoGP hace quince días en Brno no fue flor de un día.

En Moto2, el español Jorge Martín aspira a una segunda victoria que le acerque a los italianos Luca Marini y Enea Bastianini en la general del Mundial. En Moto3, otro español, Albert Arenas, tratará de confirmar su dominio en el inicio de la temporada.