Joven piloto mexicano O'Ward, el más rápido en última práctica en Indianápolis

Anuncios

Washington (AFP)

El piloto mexicano Patricio 'Pato' O'Ward, de 21 años, firmó este viernes la vuelta más rápida en el último entrenamiento para la carrera de las 500 Millas de Indianápolis, que se disputa el domingo.

En una sesión de dos horas en el circuito ovalado Indianápolis Motor Speedway, en la que el español Fernando Alonso terminó en 23º lugar, la mayoría de los equipos probaron sus autos en condiciones de carrera después de las pruebas cronometradas del pasado fin de semana.

O'Ward, debutante en esta emblemática carrera, estableció un resultado de 225,355 mph (362,67 km/h) con su Arrow-McLaren.

"Ha sido muy importante intentar tener el mejor auto para el día de la carrera", dijo O'Ward, que arrancará en el 15º lugar de la prueba. "El tráfico de la carrera va a ser clave. Es muy importante tener un auto que sea capaz de seguir de cerca y hacer correr a la gente".

Detrás del piloto de Monterrey se colocó el neozelandés Scott Dixon, ganador en Indianápolis en 2008, con 224,646 mph (361,53 km/h), mientras que el estadounidense Alexander Rossi, que ganó la carrera en 2016 como novato, fue tercero con 224,599 mph (361,45 km/h).

Por su parte, Fernando Alonso se mostró satisfecho con su actuación del viernes, en la que concluyó en el puesto 23 con 222,680 mph (358,36 km/h)

"Hemos dado otro paso adelante. Bastante contento con los resultados", afirmó el doble campeón de Fórmula 1.

El español, que saldrá el domingo desde el lugar 26, confía en poder colocarse rápidamente en posiciones de cabeza después de que su compañero de equipo O'Ward demostrara que el auto tiene la velocidad que necesita.

"Empezar desde atrás es aún más desafiante, pero nos encantan estas cosas", dijo Alonso. "Va a ser un reto para todos... Tenemos que confiar en la estrategia y la suerte".

El español hará el domingo su tercer intento para vencer en Indianápolis y completar, a sus 39 años, la "triple corona" del deporte del motor.

Esta gesta, que requiere haber sido también ganador del Gran Premio de Mónaco de F1 y de las 24 de Le Mans, solo ha podido ser completada por el británico Graham Hill, en 1972.

Por su parte, el estadounidense Marco Andretti, que el domingo se aseguró la primera posición de salida para la carrera, terminó en el puesto 28º con 221,314 mph (356,17 km/h) pero dijo también que la experiencia fue positiva.

"Hoy el objetivo era ponerme en las circunstancias más incómodas posibles", afirmó.