Migrantes

Tensión en Panamá, país de tránsito y destino para miles de migrantes y refugiados

© France 24

Panamá, país que une al sur y centro del continente americano, sirve de tránsito para miles de personas que migran hacia el norte del continente, pero además acoge a otros miles que encuentran seguridad allí. Sin embargo, con la pandemia de Covid-19, la circulación de los migrantes quedó en pausa y los que emigraron ahora buscan retornar a sus países de origen.

Anuncios

Uno de los grupos poblacionales más afectados por la pandemia de Covid-19 son los migrantes, que quedan atrapados sin poder continuar su periplo en comunidades pobres y también afectadas por el virus.

Ese es el caso de por lo menos 1.500 ciudadanos de Haití, Cuba, Bangladesh, Nepal, Congo, Camerún e India, que están varados en La Peñita, un pequeño poblado ubicado en la zona del Darién, en Panamá. El cierre de las fronteras los obligó a quedarse allí, sin una fecha clara de cuándo podrán retomar su camino.

La situación genera tensiones en el poblado y aviva sentimientos de xenofobia. Los lugareños acusan a los migrantes de quemar campamentos de organizaciones de ayuda pero ellos lo niegan. Por lo pronto, las autoridades informaron que al menos 280 migrantes, presuntamente vinculados a los hechos, serían deportados. "Como panameños pedimos ayuda a las instituciones, que oigan el grito de auxilio de Puerto Peñita, necesitamos que se unan y nos ayuden, o los sacan o los sacamos porque ya no aguantamos más", asegura exaltada, Yasmín Valencia, una de las residentes de La Peñita.

Según datos oficiales, en 2019 unos 24.000 migrantes cruzaron desde Colombia la peligrosa e inhóspita selva del Darién para continuar su camino. Se estima que este año han atravesado la ruta unas 4.000 personas.

Otro que quedó atrapado por el cierre de fronteras fue un grupo de nicaragüenses que buscaba retornar hacia su país después de quedarse sin empleo por la pandemia. "Aquí la cosa cada día está peor y no vamos a solucionar nada estando aquí muriéndonos de hambre, si no nos morimos de coronavirus nos morimos de hambre, entonces necesitamos salir de acá", señala Joseline Rodríguez, una nicaragüense varada en Ciudad de Panamá.

En los últimos días, los nicaragüenses que buscaban retornar recibieron el permiso para movilizarse hacia su país.

+ Y el dato de migración de la semana: La llegada de migrantes a Italia por el Mar Mediterráneo se disparó en casi un 150 %. Desde agosto de 2019 y hasta julio de 2020, 21.618 personas desembarcaron en las costas italianas.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24