Belarús: multitudinarias manifestaciones contra Lukashenko por tercer domingo consecutivo

Miles de personas se reúnen para una protesta en la plaza de la Independencia en Minsk, Bielorrusia, el domingo 23 de agosto de 2020.
Miles de personas se reúnen para una protesta en la plaza de la Independencia en Minsk, Bielorrusia, el domingo 23 de agosto de 2020. © AP / Dmitri Lovetsky

Decenas de miles personas con banderas de la oposición volvieron a protestar este domingo 23 de agosto contra las recientes elecciones presidenciales que le otorgaron al presidente Alexander Lukashenko un sexto período, unos comicios señalados de fraudulentos por la Unión Europea y la oposición. El Ejército amenazó con disuadir las protestas.

Anuncios

Este 23 de agosto, una marea rojiblanca inundó las calles de Minsk. Coreando consignas como "vete" y "viva Belarús", cientos de miles de manifestantes ocuparon la plaza central de la capital, Minsk, y luego se tomaron la avenida principal, en una nueva jornada de protestas masivas contra la reelección de Lukashenko, quien ha gobernado el país durante 26 años. 

"Solo tenemos dos demandas: elecciones justas y detener la violencia", dijo Igor, de 32 años, uno de los miles de jóvenes que participaron en las protestas.

Belarús ha entrado en una crisis política desde las elecciones de hace 15 días que dieron una aplastante y dudosa victoria a Lukashenko. A diferencia de ese 9 agosto, cuando estallaron las manifestaciones, este domingo la policía antidisturbios no se presentó para detener el avance de los ciudadanos. 

Sin embargo, el Ministerio de Defensa dijo que desde ahora está a cargo de la protección de los monumentos en la ciudad y que cualquier malestar cerca de ellos provocaría una respuesta del Ejército.

Al describir a los manifestantes como "fascistas" y escribir la mayor parte de su declaración en letras mayúsculas, el Ministerio de Defensa dijo que los monumentos, específicamente los conmemorativos de las víctimas de la Segunda Guerra Mundial, eran lugares sagrados que no deben ser profanados.

"Advertencia categórica: cualquier violación de la paz y el orden en dichos lugares, usted tendrá ahora que tratar con el Ejército y no con la Policía", advirtió el Ministerio de Defensa en un comunicado.

El Ministerio del Interior de Bielorrusia se sumó al llamado y advirtió que cualquier protesta no autorizada se consideraba ilegal. En el reporte, también se anuncia que otras 22 personas fueron arrestadas en la víspera, cuando se llevaron a cabo protestas de menor escala en 55 pueblos y otras ciudades del país.

"Lukashenko quiere que todos se vayan y vivan como vivían antes. Pero ya no será como solía ser", dijo Nikita, otra manifestante de 28 años.

Decenas de miles de personas marchan por las calles durante las protestas en Minsk, Bielorrusia, el domingo 23 de agosto de 2020.
Decenas de miles de personas marchan por las calles durante las protestas en Minsk, Bielorrusia, el domingo 23 de agosto de 2020. © AP / Dmitri Lovetsky

No habrá una "segunda Ucrania"

La Unión Europea (UE) ha rechazado los resultados de las elecciones y ha prometido sancionar a los bielorrusos responsables del fraude electoral y de la represión policial que provocó el arresto de casi 7.000 personas, muchas de las cuales han acusado a las autoridades de tortura y abuso durante el tiempo que permanecieron bajo custodia policial.

El principal diplomático de la UE, Josep Borell, advirtió que no se debe permitir que Bielorrusia se convierta en una "segunda Ucrania" y dijo que era necesario tratar con Lukashenko, de 65 años, el líder europeo con más años en el poder. 

El mandatario, calificado como 'el último dictador de Europa', ha hecho caso omiso de los llamamientos a su renuncia, descartó la posibilidad de realizar una nueva votación y dio instrucciones a sus servicios de seguridad para sofocar los disturbios y asegurar las fronteras.

Incluso el poder Judicial abrió una investigación criminal al Consejo de Coordinación de la oposición alegando que estos últimos solo querían "tomarse el poder".

Lukashenko también ordenó tomar "medidas estrictas" para defender la "integridad territorial de su país", tras acusar este sábado a los países occidentales de brindar apoyo militar a una "presidenta alternativa" de Bielorrusia, en alusión a la líder de la oposición exiliada en Lituania, Svetlana Tikhanovskaya. 

"Trasladan las tropas de la OTAN hacia nuestras fronteras"

Esta semana Lukashenko ordenó a las fuerzas de seguridad del país a reforzar la vigilancia en la frontera con "especial atención" a los desplazamientos de las tropas de la Organización del Tratado del Atlántico Norte, OTAN, en las vecinas Polonia y Lituania, cuyos Gobiernos respaldan a la oposición bielorrusa en su demanda de nuevas elecciones en el país.

"El apoyo militar es evidente, trasladan las tropas de la OTAN hacia nuestras fronteras", dijo el mandatario y agregó que "la patria ahora está en peligro. No podemos bromear". 

Decenas de miles se reúnen para una protesta en Minsk, Bielorrusia, el domingo 23 de agosto de 2020.
Decenas de miles se reúnen para una protesta en Minsk, Bielorrusia, el domingo 23 de agosto de 2020. © AP / Sergei Grits

Sin embargo, el presidente de Lituania, Gitanas Nauseda, dijo que Lukashenko estaba tratando de "desviar la atención" de los disturbios en el país, mientras que la OTAN desestimó las afirmaciones como infundadas.

En el mismo sentido, la portavoz de la organización, Oana Lungescu, dijo que "cualquier afirmación sobre un refuerzo de la OTAN en las fronteras con Bielorrusia no tiene fundamento. Como ya lo habíamos dicho claramente, la OTAN no representa ninguna amenaza para Bielorrusia o cualquier otro país y no se reforzó militarmente en la región", afirmó en un breve comunicado.

Rusia lanza una advertencia en defensa de Lukashenko 

El presidente ruso, Vladimir Putin, advirtió a los líderes europeos que no interfieran en la situación interna de Belarús. El Kremlin también ha dicho que intervendría en los disturbios si fuera necesario. 

Policías antidisturbios bloquean el área durante las protestas en Minsk, Bielorrusia, el domingo 23 de agosto de 2020.
Policías antidisturbios bloquean el área durante las protestas en Minsk, Bielorrusia, el domingo 23 de agosto de 2020. © AP / Dmitri Lovetsky

En un mismo tono, el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, acusó a los miembros de la oposición bielorrusa "que abandonaron el país durante las recientes protestas", de buscar un "derramamiento de sangre", según anuncia la prensa local rusa.  

Mientras tanto, el subsecretario de Estado de Estados Unidos, Stephen Biegun, viajará a Lituania, Rusia y Ucrania del 24 al 27 de agosto para reunirse con altos líderes gubernamentales y discutir asuntos regionales, dijo el Departamento de Estado de EE. UU. en un comunicado este domingo. 

Con AP y AFP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24