El Bayern Múnich gana la Champions League 2020, la sexta en su historia

El portero y capitán del Bayern Múnich, Manuel Neuer, levanta el título de la Champions League en el Estadio da Luz de Lisboa, 23 de agosto de 2020.
El portero y capitán del Bayern Múnich, Manuel Neuer, levanta el título de la Champions League en el Estadio da Luz de Lisboa, 23 de agosto de 2020. © Matthew Childs / Reuters

El conjunto alemán se impuso por 1-0, con un solitario gol de Coman, al Paris Saint-Germain en un encuentro en el que los dos equipos gozaron de numerosas ocasiones y que se cataloga como histórico por ser la primera final de la máxima competición europea de clubes que se disputa sin público.

Anuncios

El Bayern Múnich alzó la sexta Champions League de su historia tras imponerse por 1 a 0 al Paris Saint-Germain en una final histórica por la fecha y la ausencia de público en las gradas debido a la crisis del coronavirus. El equipo bávaro derrotó al francés en una final que no brilló por una gran cantidad de goles, pero en la que los dos equipos tuvieron ocasiones para llevarse el partido.

El Estadio da Luz de Lisboa lucía un aspecto poco habitual para lo que se espera de una final de la máxima competición europea de clubes, al no haber aficiones de ninguno de los dos equipos en las gradas. Un ambiente más frío de lo habitual que no impidió que los nervios y la tensión se apoderasen de los futbolistas durante los primeros minutos.

La primera parte se caracterizó por tener prácticamente de todo menos goles. Tanto el Bayern Múnich como el PSG disfrutaron de ocasiones que pudieron decantar la balanza del marcador de una forma más prematura, pero los dos porteros fueron protagonistas con diversas paradas.

El partido comenzó con dominio del equipo alemán y su característica presión inicial sobre su rival. El encuentro comenzó sin ocasiones claras e imprecisiones en ambos lados hasta que el Paris Saint-Germain se asentó en el campo y tuvo la primera gran ocasión.

Neymar tropieza con la defensa del Bayern de Múnich durante la derrota del PSG en la final de la Champions League en Lisboa, el 23 de agosto de 2020.
Neymar tropieza con la defensa del Bayern de Múnich durante la derrota del PSG en la final de la Champions League en Lisboa, el 23 de agosto de 2020. © Matthew Childs / AFP

Los porteros evitaron el gol en la primera parte

El atacante brasileño Neymar tuvo el primer mano a mano en el minuto 17, cuando desde dentro del área tuvo un tiro escorado que el portero alemán, Manuel Neuer, consiguió atajar en hasta tres ocasiones y desviar a córner.

La respuesta bávara se dio menos de tres minutos después, cuando tras un centro lateral, el delantero polaco Robert Lewandowski recibió el balón en el punto de penalti y, tras media vuelta, lanzó un disparo muy ajustado que superó al guardameta Keylor Navas, pero pegó en el palo derecho de la portería.

Los minutos siguientes transformaron el partido en un encuentro mucho más dinámico que durante los primeros minutos, en los que el PSG gozó de dos ocasiones, una del argentino Di María y otra del español Ander Herrara, de disparos que se marcharon fuera de los tres palos. Durante este periodo, el defensor alemán, Jerome Boateng, sufrió una lesión que le obligó a salir del terreno antes de tiempo por Niklas Süle.  

Keylor Navas del Paris St Germain en acción en la final de la Champions League el 23 de agosto de 2020.
Keylor Navas del Paris St Germain en acción en la final de la Champions League el 23 de agosto de 2020. © Matthew Childs / AFP

En el minuto 31, fue el arquero costarricense Keylor Navas quien salvó al PSG tras una parada espectacular para repeler un cabezazo de Lewandowski. El delantero polaco fue el principal incordio de la defensa gala durante el primer tiempo, mostrando sus ganas por conseguir su primera 'orejona'.

El PSG tuvo una de las mejores ocasiones del partido a su favor a falta de un minuto para el descanso. El delantero francés Mbappé falló una ocasión clarísima producida tras un fallo garrafal en defensa del conjunto bávaro. El joven delantero, con todo a su favor, disparó flojo y al centro, permitiendo que Neuer detuviese la ocasión.

La primera parte finalizó con el reclamo por parte del Bayern Múnich de un posible penalti que fue revisado por los árbitros del VAR y finalmente fue desestimado.

Una segunda parte menos intensa

La segunda parte comenzó mucho más descafeinada que la primera, ya que ninguno de los dos equipos mantuvo la intensidad reinante durante el último tramo antes del descanso. La tónica fue que el PSG cedió terreno poco a poco ante el Bayern Múnich, pero sin que existiese un peligro claro.

Pero el zarpazo bávaro llegó en el minuto 59, cuando una de las sorpresas de la alineación del conjunto alemán, el lateral parisino Kingsley Coman adelantó al Bayern con un cabezazo lateral cruzado imparable para Keylor Navas. Coman alejaba así al equipo de su ciudad natal, que además fue el primero del que formó parte en su carrera, del título.

La apuesta inesperada del técnico alemán Hans-Dieter Flick por Coman para jugar de inicio dio sus frutos con el que sería el único tanto del partido. Dos minutos después, el Bayern gozó de otras dos ocasiones para cerrar el partido, que sacó la defensa parisina al límite. El PSG atravesó en estos minutos su momento más delicado.

El jugador francés del Bayern Múnich, Kingsley Coman, cabecea el balón que será el único gol del partido. En Lisboa, el 23 de agosto de 2020.
El jugador francés del Bayern Múnich, Kingsley Coman, cabecea el balón que será el único gol del partido. En Lisboa, el 23 de agosto de 2020. © Manu Fernández / Reuters

Hasta que en el minuto 70, Marquinhos estuvo a punto de empatar el encuentro, otra vez el portero alemán, Manuel Neuer, se coronó como el salvador de su equipo con un pie magistral que desvió el balón de entre los tres palos.

Los siguientes minutos mostraron a un Bayern Múnich centrado en no perder el control del partido y a un PSG que comenzó a acusar el cansancio en algunos de sus futbolistas. El lateral español Juan Bernat se vio obligado a abandonar el terreno en el minuto 80 debido a una lesión.

Los últimos minutos no representaron un gran peligro para el Bayern, un equipo que ya sabe lo que es perder finales europeas en los últimos compases del encuentro, pero que solamente sufrió en una jugada del PSG en el minuto 92 del partido. En un contragolpe del conjunto francés, Neymar sacó un centrochut que se fue demasiado cruzado y salió de fondo.

El partido murió minutos después coronando al Bayern Múnich como campeón de la UEFA Champions League 2020, lo que supone el sexto título de su historia. El conjunto alemán cierra una temporada histórica en la que se ha hecho con un triplete, al conseguir la Bundesliga, la copa alemana y la Champions League. El Bayern Múnich llevaba desde 2013 sin lograr el ansiado título y se convierte así en el tercer club del continente con más copas ‘orejonas’ de la historia, tan solo por detrás del Real Madrid (13) y el AC Milán (7).

Una Champions League diferente

La final de este 23 de agosto es considerada histórica por el contexto en el que se ha realizado. Nunca antes en la historia se había celebrado en agosto, una fecha en la que se acostumbra más a ver partidos de pretemporada que grandes finales. El retraso viene dado por la crisis del coronavirus, que obligó a cancelar todas las competiciones deportivas en Europa a partir de marzo por varios meses.

La otra novedad es el formato en el que se ha desarrollado la competición. Habitualmente las eliminatorias previas de la Champions League entre octavos y semifinales se dan a doble partido, siendo un encuentro en cada campo de los equipos que se enfrentan. En 2020, para evitar que la competición se alargue, se decidió realizar el torneo a un partido en el Estadio da Luz de Lisboa y sin público.

Esto ha traído que las eliminatorias se convirtieran, desde cuartos, en un partido a vida o muerte, un formato que ha beneficiado al Bayern Múnich, que se ha mostrado como el conjunto más sólido en encuentros a 90 minutos. El conjunto bávaro se ha convertido en el primero en la historia en ganar todos los partidos del año en la competición.

Los equipos franceses siguen sin triunfar a nivel europeo

El PSG era el primer equipo de la liga francesa en llegar a una final de Champions League desde la temporada 2003/04, cuando el AS Mónaco, que juega en la liga francesa pero no es francés, perdió la final contra el Porto. El primer y último equipo francés en ganar el título fue el Olympique de Marsella en la temporada 1992/93.

Los jugadores del PSG asumen cabizbajos la derrota en la final de la Champions League ante el Bayern Múnich. En Lisboa, el 23 de agosto de 2020.
Los jugadores del PSG asumen cabizbajos la derrota en la final de la Champions League ante el Bayern Múnich. En Lisboa, el 23 de agosto de 2020. © Lluís Gene / Reuters

El Paris Saint-Germain es el cuarto equipo galo en alcanzar la final, anteriormente llegaron el Stade Reims, el Saint-Éttiene y el mencionado Olympique de Marsella.

La apuesta del Paris Saint-Germain por conseguir el título europeo no ha dado sus frutos en la atípica temporada 2019/20, pero supone un paso importante para el conjunto parisino el hecho de haber llegado a la final de cara a las aspiraciones futuras.

La historia dice que los últimos seis debutantes en la final de la Champions League han perdido en su primer intento, pero algunos de ellos se han podido resarcirse en temporadas posteriores.

Con medios locales

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24