El acuerdo con Emiratos podría acercar a empresarios israelíes e iraníes

Anuncios

Dubái (AFP)

El acuerdo de Israel con Emiratos Árabes Unidos para normalizar sus relaciones podría hacer que empresas del Estado hebreo operen a las puertas de su archienemigo, Irán, pero esto no debería alterar las relaciones económicas que mantienen Abu Dabi y Teherán.

El acuerdo también podría allanar el camino a acuerdos económicos directos entre los israelíes y los empresarios iraníes radicados en Emiratos, según los expertos.

Cinzia Bianco, investigadora en el European Council on Foreign Relations, indicó que aún así pasará "tiempo" antes de que los iraníes residentes en Emiratos Árabes Unidos se encuentren con los israelíes.

"Los iraníes que viven en Emiratos son, en general, los empresarios más pragmáticos, que rechazan mezclarse con la política. Algunos de ellos ven este acuerdo como una oportunidad, no como un problema", explicó la investigadora.

Con este acuerdo, Emiratos Árabes Unidos se ha convertido en el primer país del Golfo en establecer lazos con Israel, en un contexto de crecientes tensiones con Irán, a quien sus vecinos acusan de atizar la inestabilidad regional.

Abu Dabi acusa a Teherán de ocupar tres islas emiratíes desde 1971 y redujo sus relaciones con la República Islámica en 2016, en medio de unas tensiones entre su aliado Arabia Saudita e Irán.

A pesar de este tenso contexto, Emiratos e Irán, separados por 70 km en el estrecho de Ormuz, han mantenido lazos diplomáticos y protegido sus intercambios económicos, que les generan miles de millones de dólares a ambas partes.

"Teherán no está en posición de privarse de sus vínculos económicos con cualquier país, y sobre todo con Emiratos Árabes Unidos, que está prácticamente en la puerta de al lado", indicó a la AFP Ellen R. Wald, de Atlantic Council's Global Energy Center.

"Irán también guarda estrechos lazos con países como China, que trabajan también con Israel", agregó.

- Fuertes lazos económicos -

Dos días después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, anunciara por sorpresa el acuerdo, el presidente iraní, Hasan Rohani, advirtió que Emiratos Árabes Unidos "le abrió el camino a Israel en la región".

Abu Dabi convocó al embajador iraní para protestar por las "amenazas", aunque al día siguiente insistió en que el acuerdo "no estaba dirigido contra Irán".

Pero los nervios siguen a flor de piel en el estrecho de Ormuz, un corredor vital que conecta a los ricos países petroleros de Oriente Medio con los mercados asiático, europeo y norteamericano.

Según la Agencia estadounidense de Información sobre Energía (EIA), el 35% del transporte de crudo marítimo mundial pasa por el estrecho de Ormuz.

La semana pasada, Irán anunció que había retenido a un navío emiratí y detenido a su tripulación después de que dos pescadores iraníes perdieran la vida en un incidente en el Golfo.

Sin embargo, el ministerio iraní de Relaciones Exteriores afirmó que Abu Dabi prometió "una compensación por cualquier daño causado".

El comercio entre Emiratos e Irán representa miles de millones de dólares, pues Dubái ha servido históricamente como un centro extraterritorial para las compañías iraníes.

Los intercambios entre los dos productores de petróleo representaron en 2019, 8.300 millones de dólares (unos 7.000 millones de euros), frente a los 15.200 millones de dólares de 2018 (12.900 millones de euros), antes de que las sanciones estadounidenses alcanzaran su máximo en mayo de 2019.

Los empresarios iraníes denuncian que esas sanciones conllevan la suspensión o la prohibición de los servicios bancarios, pero en realidad no impiden que puedan seguir comerciando.

Celulares, automóviles, carne congelada, ropa y otros bienes circulan entre los puertos de ambos países de forma casi constante.

- "Relación de cooperación" -

Más de 8.000 empresas iraníes y 6.000 comerciantes operan en los Emiratos, por lo que un encuentro con los comerciantes e inversores israelíes que pronto llegarán al país es bastante probable.

"Los iraníes en los Emiratos no están en posición de quejarse sobre la relación entre los Emiratos e Israel, pero hay pocos indicios de que al iraní tipo esto vaya a molestarle", señaló Walid.

La investigadora destacó que antes de la revolución islámica de 1979 que derrocó al sah, "Irán e Israel tenían una relación de cooperación".

Además, en Emiratos vive una importante comunidad iraní que posee cientos de propiedades y que ha invertido masivamente en las infraestructuras del país desde su creación, en 1971.

Según medios emiratíes, decenas de miles de iraníes viven en Emiratos, mientras que los responsables iraníes consideran que habría medio millón. Alrededor de 350.000 iraníes visitan los Emiratos cada año.

Muchas familias emiratíes importantes son originarias de Irán, y algunos de sus miembros ocupan puestos de responsabilidad.