Incendios en California siguen en expansión por las condiciones climáticas

El bombero de Cal Fire Anthony Quiroz en medio del trabajo para contener las llamas en el Complejo de incendio CZU en Boulder Creek, California, Estados Unidos, el 21 de agosto de 2020.
El bombero de Cal Fire Anthony Quiroz en medio del trabajo para contener las llamas en el Complejo de incendio CZU en Boulder Creek, California, Estados Unidos, el 21 de agosto de 2020. © Stephen Lam / Reuters

Elevadas temperaturas, fuertes vientos, tormentas eléctricas y capacidades limitadas. Hay más de 500 incendios en todo el Estado del suroccidente estadounidense y dos docenas de estos son los más intensos. Al menos seis personas han muerto. El presidente Donald Trump liberó el sábado fondos federales para enfrentar la catástrofe.

Anuncios

Los incendios han barrido con más de 700 estructuras desde las primeras llamas que se empezaron a registrar hace más de una semana. Seis personas han muerto y al menos 43, entre civiles y bomberos, han resultado heridas. 

Aunque hasta el sábado 22 de agosto se registraban 560 incidentes, incluyendo pequeñas concentraciones de fuego, las autoridades se enfocan en una docena de incendios masivos que se expanden en distintos puntos de California y que están siendo avivados por elevadas temperaturas, fuertes vientos y tormentas eléctricas. Solo el viernes se registraron más de 100 tormentas con rayos, según informó el Departamento Forestal y de Protección contra Incendios de California (Cal Fire).

Pero en algunos puntos del Estado se espera que las tormentas que se proyectan para este domingo 23 de agosto ayuden a cambiar la dirección del viento.

“Aún si la predicción metereológica es mala en general para ciertas partes de este incendio, de hecho nos va a ayudar para alejarlo de ciertas comunidades”, afirmó el jefe Mark Brunton, director de batallón de Cal Fire.

Donald Trump firma declaración de “desastre mayor” y libera recursos

El sábado 22 de agosto, el presidente Donald Trump firmó una declaración presidencial de desastre mayor que libera recursos federales para ayudar a los damnificados por los incendios. Los fondos ayudarán a las personas y negocios afectados por las llamas a costear algunas reparaciones, pagar residencias temporales y cubrir otras necesidades. La declaración llegó a pesar de que el presidente había amenazado esta semana con no liberar estos recursos.

En un pronunciamiento, el gobernador de California, Gavin Newsom, añadió que la declaración también ayudará a aquellos afectados por las llamas a recibir acompañamiento para tiempos de crisis, además de otros servicios sociales. En un tuit, el gobernador también mencionó que esta catástrofe es un reflejo del cambio climático:

"Si usted no cree en el cambio climático, venga a California", dijo en su cuenta de Twitter, "esto es de hoy (sábado). Y es solo una pequeña parte de los cerca de 600 incendios que estamos combatiendo esta semana".

Los incendios ya se ubican entre los más devastadores en la historia del estado

En total, las llamas han quemado alrededor de 4.000 kilómetros cuadrados, casi un millón de acres. Alrededor de la Bahía de San Francisco se concentran tres incendios que han quemado alrededor de 2.900 kilómetros cuadrados.

Entre las pérdidas se encuentran algunos de los icónicos árboles redwood (secuoyas) que hacen parte del parque estatal más antiguo de California, el Big Basin Redwoods, además de las oficinas centrales del parque y los campamentos. Por el tamaño del área afectada, dos de estos incendios ya se catalogan como el segundo y tercero más grandes en la historia del estado.

En el complejo de incendio de la unidad del condado de Santa Clara, que ya ha quemado alrededor de 1.375 kilómetros cuadrados, Cal Fire informa que ha contenido cerca del 10%. En este punto también están afectados los condados de Alameda, Contra Costa, San Joaquin y Stanislaus.

Imagen satelital SWIR muestra algunos de los incendios en California, Estados Unidos, el 22 de agosto de 2020. Entre estos, el complejo de incendio en Santa Clara (SCU).
Imagen satelital SWIR muestra algunos de los incendios en California, Estados Unidos, el 22 de agosto de 2020. Entre estos, el complejo de incendio en Santa Clara (SCU). © Maxar Technologies vía Reuters

Los incendios en la zona vinícola de California, al norte de la Bahía de San Francisco, tienen 1.400 bomberos asignados para combatir las llamas. En 2018, en el Complejo de Mendocino, que hasta ahora sigue siendo el incendio más grande en la historia de California, el estado asignó 5.000 bomberos.

“Todos nuestros recursos permanecen extendidos a una capacidad que no hemos visto en la historia reciente”, dijo Shana Jones, jefa de la unidad Sonoma-Lake-Napa de Cal Fire. El estado está pidiendo apoyo adicional a las unidades locales y a los estados vecinos.

En muchas zonas, las llamas han impactado significativamente la calidad del aire, lo cual ha obligado a muchos a permanecer en sus casas. A las autoridades sanitarias les preocupa que a la crisis todavía latente por el brote de Covid-19, ahora se sumen otras enfermedades respiratorias producto de esta nueva catástrofe. 

02:12

Con Reuters y AP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24