Reporteros

Así funciona el saqueo de los pescadores norcoreanos en aguas extranjeras

Pescadores norcoreanos acuden a aguas de Rusia y Japón para obtener recursos.
Pescadores norcoreanos acuden a aguas de Rusia y Japón para obtener recursos. © France 24

En este documental exclusivo de 35 minutos, exponemos una enorme y desconocida red de abastecimiento y contrabando de pescado en el océano Pacífico. Cada año, un ejército de barcos fantasmas norcoreanos invade las aguas del Lejano Oriente ruso y Japón. Desde Vladivostok a Corea del Norte, pasando por China, nuestra reportera Elena Volochine investigó las redes de pesca ilegal del país más secreto del mundo, Corea del Norte.

Anuncios

Cada año, durante la temporada de pesca del calamar, entre junio y octubre, miles de embarcaciones improvisadas invaden las aguas de las Zonas Económicas Exclusivas de Japón y Rusia. Estos toscos botes de madera, hechos de tablas tachonadas cubiertas con alquitrán, con hélices de plástico y piedras como anclas, pertenecen a la flotilla de la discreta Corea del Norte. Se dice que su líder, Kim Jong Un, ordenó a su pueblo pescar cada vez más para alimentar al país, afectado por las sanciones internacionales.

En las costas rusas y japonesas, los habitantes locales encuentran cada vez más barcos fantasmas, naufragios abandonados. A veces incluso recogen los cuerpos de los pescadores, abandonados en el mar. Aquí nadie entiende por qué los "cazadores furtivos" norcoreanos se enfrentan a la alta mar en barcos de otra época, arriesgando sus vidas.

Mientras tanto, los pescadores del Lejano Oriente ruso están enojados. Su pesca está estrictamente regulada por cuotas, pero las flotas norcoreanas llegan a saquear descaradamente sus recursos a la vista de las autoridades. ¿Cómo se organizan estos canales de pesca ilegal? ¿Quién los dirige y quién los cubre?

Venta de licencias de pesca a China

Nuestra investigación nos lleva a China y en particular a Dandong, una ciudad fronteriza con Corea del Norte. Allí, violando las sanciones de la ONU, los agentes norcoreanos venden ilegalmente licencias de pesca a barcos chinos, en nombre de Pyongyang.

Si Corea del Norte envía a sus pescadores a "cazar furtivamente" en aguas extranjeras es para preservar sus propios recursos pesqueros y venderlos a un precio elevado a su principal socio comercial, China. Al vender sus recursos pesqueros a los chinos, Corea del Norte obtiene ingresos en moneda extranjera, algo vital para su economía y algo de lo que se ha visto privado desde las sanciones de 2017.

En cuanto a China, un gran consumidor de pescado y marisco, ha agotado sus propios recursos mediante una sobrepesca sin control. Cada año, alrededor de 2.000 buques chinos pueden pescar impunemente a lo largo de la costa de Corea del Norte.

Este informe exclusivo es el resultado de una investigación de meses, filmada en Rusia, China y Corea del Norte. Al volver sobre las redes de "caza furtiva", nuestra reportera expone las redes de una economía resquebrajada que involucra a Estados soberanos, que de hecho han votado a favor de sanciones contra Pyongyang en la ONU.

Este documental arroja luz sobre el régimen más reservado del mundo, que no duda en sacrificar a su población por su propia supervivencia.

Un reportaje especial coproducido con ARTE.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24