Tenistas Pella y Dellien, indignados tras prueba negativa de su preparador físico

Anuncios

Nueva York (AFP)

El argentino Guido Pella y el boliviano Hugo Dellien, quienes fueron puestos en cuarentena después de que su preparador físico diera positivo por coronavirus, anunciaron este lunes que el técnico dio negativo en una segunda prueba y reclamaron explicaciones por su exclusión del Masters 1000 de Cincinnati.

"Ayer a la tarde lo testearon a mi preparador físico y dio la casualidad de que dio negativo (...) Juan es negativo y al parecer nunca tuvo el virus", dijo Pella sobre el preparador físico Juan Manuel Galván en un vídeo en su cuenta de Instagram.

"Entonces, imagínense como me desperté, con las sensaciones que me desperté. La verdad no sé qué va pasar ahora, quién se va a hacer cargo, quién nos va a dar una solución", afirmó Pella, que este lunes fue autorizado a volver a los entrenamientos.

Tanto a Pella (35 de la ATP) como a Dellien (93) se les dictó una cuarentena de 14 días como medida de precaución por el contacto mantenido con Galván después de que éste diera positivo por coronavirus.

Los tenistas fueron excluidos de competir en el Masters 1000 de Cincinnati, que arrancó el sábado en Nueva York como antesala del Abierto de Estados Unidos (31 de agosto al 13 de septiembre), pese a que han dado negativo hasta en cinco pruebas de la COVID-19 y nunca mostraron síntomas, lo que generó la indignación de numerosos colegas, incluido Novak Djokovic.

"Aquí hubo un gravísimo error de parte de alguien y ojalá que alguien me pueda dar las explicaciones pertinentes porque lo que he pasado esta semana fue muy difícil", dijo Pella desde su habitación de hotel.

Portando una una mascarilla del US Open, gafas y guantes, el argentino dijo en un vídeo posterior que se le había autorizado a salir de la habitación para volver a los entrenamientos.

"Tengo que salir con esto y 300 millones de cosas más", afirmó. "Vamos a ver con qué nos encontarmos y ojalá esto sirva para llegar un poco mejor al torneo más allá de todo lo que pasó esta semana".

"Es una locura lo que está pasando", dijo por su parte Dellien. "Creemos que se tomaron malas decisiones y esperamos que alguien se haga cargo de esto".

El boliviano afirmó que este lunes recibieron una llamada desde el Departamento de Salud de Nueva York informándoles que deberán seguir en cuarentena hasta el 31 de agosto con la posibilidad de entrenar en unas instalaciones diferentes a las del Abierto "con unas medidas bastante fuertes".