Francia denuncia como "acto criminal" el envenenamiento de Navalny

Agentes de policía revisan los documentos de un hombre que sostiene un cartel con una imagen de Alexéi Navalny durante una manifestación para expresar su apoyo al líder de la oposición rusa en el centro de San Petersburgo el 20 de agosto de 2020.
Agentes de policía revisan los documentos de un hombre que sostiene un cartel con una imagen de Alexéi Navalny durante una manifestación para expresar su apoyo al líder de la oposición rusa en el centro de San Petersburgo el 20 de agosto de 2020. © Olga Maltseva, AFP

Luego de que el líder opositor ruso fuera hospitalizado en Alemania, los médicos concluyeron que fue víctima de un "envenenamiento". Moscú denunció un análisis "odioso" y agregó que "no puede tomarse en serio" las acusaciones de que el presidente Vladimir Putin esté detrás del hecho. 

Anuncios

París denunció este martes 25 de agosto como “acto criminal” el envenenamiento del que ha sido víctima el opositor ruso Alexéi Navalny, establecido por los médicos alemanes que tratan al activista en el hospital Charité de Berlín.

A través del subdirector de prensa del ministerio de Asuntos Exteriores, Francia expresó "su profunda preocupación" por este "acto criminal" perpetrado a "un actor mayor de la vida política rusa".

El personero dijo que es “indispensable que las autoridades rusas realicen una investigación rápida y transparente” que permita “establecer las circunstancias en las que este acto fue cometido”.

"Los responsables deben ser identificados y presentados a la Justicia", estiman las autoridades francesas, quienes reiteraron su solidaridad al activista "en estos momentos difíciles".

Más tarde, Washington también se sumó a la petición de investigación solicitada por Berlín y París.

Navalny sufrió un colapso durante un vuelo en Rusia el 20 de agosto y está desde entonces en coma inducido. Un equipo médico alemán se transportó a Siberia, donde hizo un primer chequeo y tras la luz verde de los médicos rusos, trasladó al paciente a Berlín el 22 de agosto. 

"El envenenamiento es una tesis entre otras", dice el portavoz de Putin

Más temprano, el Kremlin criticó como "odioso" el análisis que llevó a los médicos alemanes a concluir que Navalny, en estado de coma artificial pero cuya vida no corre peligro, fue envenenado.

Según un comunicado conjunto de la canciller Angela Merkel y el ministro de Exteriores Alemán, Heiko Maas, los médicos berlineses que tratan a Alexéi Navalny concluyeron el lunes 24 de agosto que el opositor fue intoxicado por "una sustancia inhibidora de la colinesterasa", pero sin poder precisar cuál.

Esta enzima se usa a veces en dosis bajas contra el Alzheimer. Pero dependiendo de la cantidad, puede ser muy peligrosa y también servir para producir agentes nerviosos fuertes, como el Novichok, el mismo que le fue aplicado al ex espía ruso Serguéi Skripal y su hija Yulia, en un ataque ocurrido en Salisbury, Inglaterra hace dos años.

Estos agentes atacan el sistema nervioso, en particular las enzimas que se comunican con los músculos. Al final, la persona no controla sus músculos, lo que le provoca espasmos, luego parálisis y finalmente la muerte por asfixia o paro cardíaco.

 “Los análisis de nuestros médicos y el de los alemanes concuerdan completamente. Pero sus conclusiones difieren. No entendemos este entusiasmo entre los colegas alemanes”, dijo Dmitry Peskov, portavoz del presidente Vladimir Putin.

Según Peskov, los médicos alemanes "no han identificado ninguna sustancia". De acuerdo al portavoz, los especialistas rusos también habían notado que Alexéi Navalny padecía un descenso de colinesterasa pero demasiado bajo como para deducir que se trataba de una intoxicación.

 “Esta disminución (de colinesterasa) puede tener muchas causas, incluida la toma de ciertos medicamentos. Debemos establecer la causa, y esta causa ni nuestros médicos ni los alemanes la han identificado”, dijo el funcionario ruso.

Peskov dijo que “si se identifica la sustancia y se establece que se trata de un envenenamiento, entonces por supuesto, esto será motivo de una investigación, sin lugar a dudas” e insistió que el Kremlin “no puede tomarse en serio” las acusaciones de que Putin está detrás del presunto envenenamiento.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24