Los jóvenes son “los principales impulsores” del Covid-19 en América Latina

Un joven disfrazado de muerte camina por la playa de Puerto Morelos invitando a turistas y lugareños a regresar a sus hogares -ya que las playas aún están cerradas a los visitantes- en Puerto Morelos, estado de Quintana Roo, el 1 de agosto de 2020 en medio de la pandemia por el Covid-19.
Un joven disfrazado de muerte camina por la playa de Puerto Morelos invitando a turistas y lugareños a regresar a sus hogares -ya que las playas aún están cerradas a los visitantes- en Puerto Morelos, estado de Quintana Roo, el 1 de agosto de 2020 en medio de la pandemia por el Covid-19. © Elizabeth Ruiz / AFP

Así lo alertó la Organización Panamericana para la Salud (OPS) este martes al explicar que el virus tiene una “desproporcionada incidencia” en los jóvenes de la región y advirtió que, aunque la mayoría de contagios están en las personas entre los 20 y los 40 años, el 70 % de quienes mueren por el brote tenían más de 60 años.

Anuncios

Aunque al principio de la aparición del Covid- 19 se creía que el virus era un asunto de las personas mayores, ahora el mundo está viendo cómo los jóvenes se contagian y pueden contagiar a otros, y esto también esta sucediendo en América Latina.

Este martes el organismo de la Organización Mundial de la Salud en América, la OPS, señaló que no se puede descartar una segunda ola de la pandemia en la región, especialmente porque en las últimas semanas se han duplicado los contagios en todo el continente y porque los jóvenes están presentando una incidencia “desproporcionada” en la pandemia.

“Los jóvenes son los principales impulsores de la propagación en nuestra región”, dijo en una conferencia de prensa virtual la directora de la OPS, Carissa Etienne.

Las fiestas en tiempos de aislamiento por la pandemia

La OPS también alertó del comportamiento de algunos jóvenes en la región que, aunque quizá no se enfermen de gravedad, sí pueden contagiar el virus a otras personas. Contrario a esta advertencia, algunos jóvenes han realizado reuniones masivas durante la pandemia. Por ejemplo, el 20 de julio los medios de Bolivia informaron de una fiesta de 53 jóvenes en plena cuarentena en Santa Cruz, la ciudad que en ese momento tenía el mayor número de contagios. Dos de los asistentes dieron positivo por Covid-19 y, por lo tanto, se tuvo que aislar al resto.

Por la misma época, en la ciudad de Cali, Colombia, las autoridades acabaron con una fiesta de 200 jóvenes. No se supo si alguno estaba contagiado. También habían detectado otra reunión clandestina de jóvenes en Bogotá, en el mismo país, en el mes de abril, cuando recién empezaba el confinamiento colombiano.

El hecho más reciente en América Latina se vivió en Perú. Este fin de semana, la policía hizo una redada en un club nocturno de Lima por infringir la prohibición de hacer reuniones masivas. La reacción de los asistentes fue correr, lo que generó una estampida en la que terminaron muriendo 13 personas

De acuerdo con una encuesta realizada por Unicef, uno de cada tres jóvenes de América Latina y el Caribe considera que no está en peligro de contagiarse del coronavirus y solo un tercio de los 10.500 jóvenes entrevistados eligió las respuestas correctas sobre cómo se trastime el virus. La encuesta se hizo entre personas de 13 y 29 años de 31 países de la región a través de mensajes de texto en el celular.

Unicef consideró “preocupante” la falta de información entre la juventud sobre el Covid-19. Esta misma preocupación la expresó el director de la OMS, Tedros Adhanom Gebreyesus: “Lo hemos dicho antes y lo diremos nuevamente: los jóvenes no son invencibles. Los jóvenes pueden infectarse, pueden morir y transmitir el virus a otros. Es por eso que deben tomar las mismas precauciones para protegerse a sí mismos y a los demás”.

La población más contagiada está entre los 20 y 40 años

Según la OPS, el grupo de edad con más contagios de Covid-19 en América Latina está entre 20 y 40 años, con más de 900.000 casos entre las personas de 30 a 39 años y cerca de 800.000 entre los 20 y los 30 años.

Sin embargo, la mayoría de las muertes por el virus no corresponde con estas edades. Por el contrario, las personas mayores de 60 años son quienes más fallecen por el virus, según cifras de la misma organización.

04:59

Como lo explicó a France 24 la viróloga de la Pontificia Universidad Javeriana de Bogotá María Fernanda Gutiérrez, a medida que aumenta la edad, aumentan también las comorbilidades y eso es lo que hace que las personas mayores que se contagian sean quienes más se compliquen. Se sabe que quienes padecen enfermedades como hipertensión, diabetes, obesidad, sobrepeso, problemas respiratorios y cáncer tienen más posibilidad de contagiarse del virus y de morir a causa de este.

“Como dicen los viejitos, uno va juntando achaques con la vida”, afirma la viróloga y las cifras de la OPS así lo demuestran. Mientras solo el 6 % de los jóvenes contagiados entre 20 y 30 años y el 9 % de quienes están entre los 30 y 40 años tienen alguna comorbilidad, estas cifras de otras enfermedades suben al 43 % en las personas contagiadas con edades entre 60 y 69 años y al 51 % en quienes tienen más de 70 años.

Es relevante anotar, como lo sostiene Paula Araque, infectóloga pediátrica de la Clínica del Country y Clínica La Colina de Bogotá, que “las comorbilidades son importantes y determinantes en el momento de evaluar el riesgo de la severidad de la enfermedad en el transcurso de su evolución clínica y no son determinantes para el contagio. El contagio se da en la población en general, independientemente de si hay o no comorbilidades”. 

Entre la falta de cuidado y el agotamiento del encierro

La viróloga Gutiérrez explica que no hay ninguna explicación científica de por qué los jóvenes son los que más se contagian, pero sí una empírica: “La gente entre los 20 y 40 años es la que más sale a la calle y los jóvenes son los que menos se cuidan. Ellos están convencidos de que esto no es con ellos y la historia les ha demostrado que es así, porque si bien se contagian, muchos de ellos ni se enteran y muy poquitos se complican, entonces sienten que no tienen problemas y no se dan cuenta del impacto social que tienen, es un poquito de irresponsabilidad, un poquito de idiosincrasia latina”.

Otra razón que se suma es que el confinamiento tan largo puede ser difícil de mantener para las personas de menos edades. Julián Alfredo Fernández, director de epidemiología y demografía del Ministerio de Salud y Protección Social de Colombia, sostiene que “las medidas de restricción de movilidad tienen un agotamiento y las personas más jóvenes disminuyen la adherencia a ellas”.

Un grupo de jóvenes usando mascarillas de protección en un restaurante en Cali, Colombia, el 13 de agosto de 2020
Un grupo de jóvenes usando mascarillas de protección en un restaurante en Cali, Colombia, el 13 de agosto de 2020 Luis ROBAYO AFP

En su criterio, es probable que haya aumentado la interacción social en estos grupos de edades y más cuando la percepción de riesgo frente al contagio del virus suele ser más alto en adultos mayores.

Este es el grave problema que anotan todos los especialistas y los organismos de salud del mundo, que los jóvenes son quienes más ponen en riesgo a sus familiares y adultos mayores pues cuando están con ellos los pueden contagiar muy fácilmente.

La pregunta entonces es qué hacer ante esta situación cuando las autoridades y las medidas de los gobiernos buscan precisamente que se reduzcan los contagios y que disminuyan las probabilidades de saturar los sistemas de salud de los países.

La especialista Araque sostiene que es importante sensibilizar a los jóvenes sobre el hecho de que pueden contagiarse y transmitir el virus a sus familias. Además, sugiere continuar fomentando programas de educación, fortalecer las estrategias de la importancia del autocuidado, del uso de tapabocas y de mantener las medidas de distanciamiento y lavado de manos para evitar el contagio.

El representante del Ministerio de Salud y Protección Social invita a los jóvenes a pensar que quizá ellos no se ponen en riesgo a sí mismos sino a los adultos mayores de su familia y Gutiérrez es enfática en considerar que hoy la disciplina social es más necesaria que nunca.

Con EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24