Venezuela reabre uno de sus principales mercados populares tras brote de COVID-19

Anuncios

Caracas (AFP)

Venezuela reabrirá un mercado a cielo abierto de la ciudad de Maracaibo que fue considerado el mayor foco de covid-19 en el país caribeño, anunciaron este lunes las autoridades.

A partir del martes, "reabrimos el centro de Maracaibo; ello incluye el mercado Las Pulgas sólo para comercios FORMALES que allí hacen vida (...), BAJO ESTRICTOS controles sanitarios", escribió en Twitter Omar Prieto, el gobernador del petrolero estado Zulia (oeste, fronterizo con Colombia).

El mercado, tomado por policías y militares, permaneció cerrado por tres meses después de que el gobierno socialista de Nicolás Maduro lo tachara de "epicentro" de contagios en Venezuela, ordenando su clausura temporal el pasado 24 de mayo.

Se trata de uno de los mercados mayoristas de alimentos y productos básicos más grandes de Venezuela, concentrado en un área comercial de 37.000 metros cuadrados con cientos de puestos de alimentos, algunos con productos contrabandeados desde Colombia.

Zulia, la región más poblada de Venezuela, es la tercera entidad con más contagios reportados (4.973 casos confirmados), detrás de Caracas (10.391) y el vecino estado Miranda (6.355).

Este país de 30 millones de habitantes acumula 39.564 contagios confirmados, con 329 muertes, según cifras oficiales, cuestionadas por la oposición y organizaciones como Human Rights Watch por considerar que esconden una situación mucho peor.

La reapertura del mercado se enmarca en una semana de flexibilización de la cuarentena impuesta para frenar la COVID-19, vigente desde mediados de marzo, con la excepción de municipios fronterizos con Brasil y Colombia.

Desde el pasado 1 de junio, Maduro aplica un esquema de confinamiento que llama "7+7", que alterna siete días de "curentena radical", en los cuales todos los comercios son obligados a cerrar salvo los de sectores priorizados como alimentos o salud, con siete de "flexibilización" que permiten reactivar el resto de las actividades.

La pandemia encontró a Venezuela con hiperinflación y una recesión económica encaminada a su séptimo año; una crisis que ha provocado el éxodo de casi 5 millones de venezolanos desde finales de 2015, según la ONU.

Los zulianos son castigados además por el colapso de servicios públicos como la electricidad, con constantes apagones, y severa escasez de gasolina.