Saltar al contenido principal

Tercera noche de protestas en Wisconsin contra la violencia policial

Un manifestante lanza fuegos artificiales a un vehículo blindado en Kenosha, Wisconsin, el 26 de agosto de 2020, en la tercera noche de disturbios para denunciar que la policía disparó contra el estadounidense Jacob Blake.
Un manifestante lanza fuegos artificiales a un vehículo blindado en Kenosha, Wisconsin, el 26 de agosto de 2020, en la tercera noche de disturbios para denunciar que la policía disparó contra el estadounidense Jacob Blake. © Scott Olson / AFP
Texto por: Natalia Plazas
4 min

Una nueva jornada de protestas y disturbios tuvo lugar en Wisconsin en la noche del 25 al 26 de agosto con fuertes enfrentamientos entre manifestantes y policías tras un malestar creciente por el ataque policial al afroamericano Jacob Blake. Según la Policía, dos personas murieron en un tiroteo.

Anuncios

Por tercera jornada consecutiva, cientos de manifestantes salieron a las calles en la ciudad de Kenosha, en el estado Wisconsin, para protestar por la represión policial con tintes racistas después de que el afroamericano Jacob Blake fuera herido gravemente el pasado domingo con siete tiros en su espalda. 

Las protestas iniciaron desde el domingo, cuando un grupo de agentes intentó interceptar a Blake y uno de ellos abrió fuego sobre su espalda después de que el joven de 29 años ignorara sus órdenes de detenerse. El policía lo siguió cuando este abrió la puerta de su camioneta, lo agarró por la camisa y disparó en siete ocasiones en presencia de sus hijos menores de edad. 

Blake permanece ingresado en el Hospital Froedtert de Milwaukee en estado grave. El suceso, que fue grabado en celular por un testigo, rápidamente se viralizó y se convirtió en un nuevo llamado contra la violencia policial.

La gente protesta frente al Palacio de Justicia del condado de Kenosha después de que la Policía le disparara varias veces a un afroamericano, identificado como Jacob Blake, en Kenosha, Wisconsin, EE. UU.
La gente protesta frente al Palacio de Justicia del condado de Kenosha después de que la Policía le disparara varias veces a un afroamericano, identificado como Jacob Blake, en Kenosha, Wisconsin, EE. UU. © Stephen Maturen / Reuters

Enfrentamientos con la Policía ante el Palacio de Justicia de Kenosha

El martes las protestas comenzaron poco después del toque de queda en la ciudad, estipulado para iniciar a las 20:00. Según informan los medios de comunicación locales, la Policía disparó gases lacrimógenos para dispersar a un grupo de manifestantes que se había reunido en torno al Palacio de Justicia del condado de Kenosha.

Ante la resistencia de los manifestantes de abandonar el espacio, se produjeron enfrentamientos con las fuerzas policiales. Los manifestantes lanzaron artefactos explosivos y la Policía contestó con gases lacrimógenos. Con escudos y vehículos blindados, la Policía hizo retroceder a los presentes.

Durante los enfrentamientos se produjeron disparos por parte de algunos manifestantes armados. La Policía informó que dos personas murieron durante la jornada de intensa violencia, que fue captada por algunos videos difundidos en las redes sociales. 

Las protestas se han extendido por las calles de Kenosha y otras ciudades como Los Ángeles; la capital del estado de Wisconsin, Madison, y Minneapolis, que se convirtió en el epicentro del movimiento Black Lives Matter tras la muerte del afroamericano George Floyd a manos de un policía.

La familia de Blake hace un llamado para que cesen los disturbios

Durante la noche anterior, las manifestaciones vinieron acompañadas de fuertes disturbios, en los que se produjeron 34 incendios y 30 negocios resultaron destruidos o dañados, así como algunas viviendas, según informó el jefe de bomberos de Kenosha, Charles Leipzig.

En medio de cuestionamientos sobre el manejo de los disturbios, el gobernador de Wisconsin, el demócrata Tony Evers, hizo un llamado a la calma tras declarar el martes el estado de emergencia y aumentó el despliegue de la Guardia Nacional en Kenosha de 125 a 250 agentes. 

"Por favor, no permitan que las acciones de unos pocos nos distraigan del trabajo que debemos hacer juntos para exigir justicia, equidad y rendición de cuentas", aseguró el dirigente.

También la madre de Blake, Julia Jackson, aseguró que su familia no respalda los disturbios y dijo que su hijo estaría "muy disgustado" si pudiera ver lo ocurrido en las calles. "Realmente les pido y animo a todos en Wisconsin y en el extranjero a que tomen un momento y examinen sus corazones", dijo.

Por el momento la Policía no ha dado mayores detalles sobre lo ocurrido y no ha hecho públicos los nombres de los oficiales involucrados en la ofensiva a Blake. Por su parte, el Departamento de Justicia del estado avanza investigaciones y el equipo legal que lo representa planea presentar una demanda civil contra el departamento de Policía. 

Con AP y EFE 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.