Convención Republicana matiza la imagen de Trump frente a la inmigración y la pandemia

La primera dama de Estados Unidos, Melania Trump, durante su discurso en la segunda noche de la Convención Nacional Republicana, en respaldo a Donald Trump, el 25 de agosto de 2020.
La primera dama de Estados Unidos, Melania Trump, durante su discurso en la segunda noche de la Convención Nacional Republicana, en respaldo a Donald Trump, el 25 de agosto de 2020. © Reuters/Kevin Lamarque

En la segunda noche de la Convención Nacional Republicana, el martes 25 de agosto, la primera dama Melania Trump y el secretario de Estado Mike Pompeo encabezaron una serie de intervenciones que respaldaron la candidatura de Donald Trump a las presidenciales del 3 de noviembre. La bancada oficialista exaltó al mandatario como la persona que protegería los valores conservadores de esta nación, defendieron su postura ante el aborto, la pandemia y los medios de comunicación, y suavizaron su imagen frente a la inmigración.

Anuncios

Una jornada con un fuerte acento en los valores conservadores del Partido Republicano. Así fue la segunda de las cuatro noches del evento que confirma la candidatura presidencial de Donald Trump y busca impulsar su camino hacia una eventual reelección. Allí, los oficialistas comenzaron por defender su postura contra el aborto, al mostrar al partido como un movimiento pro vida.

Abby Johnson, una activista y exdirectora de Planned Parenthood, organización que brinda atención sobre salud reproductiva, llegó a la convención con un mensaje claro: si te opones al aborto, tienes que votar por Donald Trump.

“Esta elección es una elección entre dos activistas radicales anti-vida y el presidente más pro-vida que hemos tenido. Eso es algo que debería obligarte a actuar, ir de puerta en puerta, hacer llamadas, hablar con tus vecinos y amigos y votar el 3 de noviembre”, instó Johnson.

"Él ha hecho más por los no nacidos que cualquier otro presidente", dijo la activista mientras enumeraba algunas de las acciones de Trump para limitar el aborto, incluida la orden ejecutiva de 2017 con la que prohibió que Estados Unidos financie el asesoramiento sobre la interrupción del embarazo como una opción de planificación familiar.

04:29

A ella le siguieron intervenciones de estadounidenses que retrataron a Trump como la única opción para vivir en la “tierra prometida” que respeta la libertad de pensamiento, educación, religión y expresión, en contraste con lo que según sus simpatizantes significaría un Gobierno de izquierda radical y socialista como acusan al círculo de su rival, el candidato demócrata Joe Biden.

Esa exaltación de los valores conservadores estuvo remarcada también en la defensa de los símbolos estadounidenses como la bandera y el himno. Incluso, en algunos discursos volvieron a recriminar el gesto del exjugador de fútbol americano Colin Kaepernick, que en 2016 se arrodilló durante la entonación del himno nacional antes que comenzara el juego, como muestra de protesta por la discriminación racial. El gesto se convirtió en un símbolo de las manifestaciones anti-racismo aunque el mandatario lo considera una burla e irrespeto a la bandera y al país.

Asimismo, para los republicanos la defensa de las libertades en la “tierra de oportunidades” está reflejada en una de las posturas más críticas del jefe de Estado y que ha popularizado con el término de “fake news” o “noticias falsas”.

“Nadie en este país ha sido más víctima de un cubrimiento injusto que el presidente Trump” (…) “Debemos unirnos al presidente que presiona por el periodismo objetivo”, afirmó Nicholas Sandman, un joven estudiante que demandó a un medio de comunicación local por presuntamente difamarlo al acusarlo falsamente de racismo.

Una imagen de Trump suavizada frente a la inmigración

Atrás parece quedar el discurso abiertamente anti-inmigrante de su primera campaña en 2016 en la que llamó incluso a los inmigrantes violadores y criminales. Tras las fuertes críticas de los demócratas, que en su convención de la semana pasada tomaron este asunto como un punto débil del actual gobernante, esta vez Trump apareció en un video pregrabado en el que presenció la juramentación como ciudadanos estadounidenses de varias personas con distintos orígenes, entre ellos hispanos, una mujer hindú, otra musulmana y un africano.

Sin embargo, esta postura parece contradictoria no solo por los antecedentes de Trump sino por las palabras pronunciadas por su hijo Eric Trump, durante el discurso de este martes. Él habló precisamente contra la inmigración ilegal, al igual que lo hizo un día antes su hermano Donald Trump Jr.

Algunos republicanos aseguran que su partido sí respalda la migración, pero cuando es regulada. “Trump es promigración legal, hay muchas personas esperando años, haciendo filas para traer a sus familiares y no han podido porque están cumpliendo con las normas, el Partido Republicano abre los brazos a los inmigrantes que huyen de regímenes terribles”, dijo a France24 la estratega republicana Marili Cancio.

Melania Trump expresa simpatía por las víctimas de la pandemia

La gestión frente a la pandemia, otro de los puntos críticos para el mandatario y que según las encuestas le estarían costando apoyo popular, fue suavizado en esta jornada, especialmente durante la intervención de la primera dama, Melania Trump.

24:11

Desde los jardines de la Casa Blanca, con decenas de asistentes, a diferencia de la mayoría de la cumbre que fue virtual y sin público, Melania dijo que su esposo "no descansará hasta que haya hecho todo lo posible" para detener al "enemigo invisible”, en referencia al nuevo coronavirus.

La primera dama señaló que extiende su simpatía para todos los que han enfermado o perdido seres queridos por cuenta del virus. “Muchos se sienten solos o ansiosos, pero mi esposo no va a dejar de luchar hasta que haya un tratamiento o vacuna para cada uno”, indicó.

El origen esloveno de la primera dama también fue aprovechado en su discurso para destacar el paso legal hacia una ciudadanía estadounidense y la conquista del “sueño americano”.

Tras ahondar en su antecedente como inmigrante, la primera dama prosiguió en su mención al racismo y las protestas contra este tipo de discriminación, pero apeló a una detención de la violencia en alusión a algunos hechos que empañan las manifestaciones.

“Insto a la gente a unirse de manera civilizada para que podamos trabajar y vivir de acuerdo con nuestros ideales y estándares estadounidenses. También le pido a la gente que detenga la violencia y los saqueos que se realizan en nombre de la justicia, y que nunca hagan suposiciones basadas en el color de la piel de una persona”, expresó.

China, Corea del Norte e Irán entre las menciones de Pompeo para respaldar a Trump

El secretario de Estado, Mike Pompeo, se sumergió en la carrera presidencial en apoyo a Donald Trump con un polémico e histórico discurso desde Jerusalén.

03:42

Con un mensaje grabado durante una visita oficial, el jefe de la diplomacia estadounidense hizo un repaso por algunas de las políticas en materia exterior de este Gobierno, que califica como éxitos, entre ellos poner a “Estados Unidos primero” frente Rusia, China e Irán. Según sus palabras, las acciones del presidente hacen que su familia y las de todos los estadounidenses estén más seguras.

Pompeo habló de la derrota del califato del autodenominado Estado Islámico, la agenda pro-Israel de Trump y la vigilancia del presidente para protegerse contra la "agresión depredadora" del Partido Comunista Chino.

“El presidente sacó a Estados Unidos del desastroso acuerdo nuclear con Irán y exprimió al ayatolá, Hezbolá y Hamas. El presidente también trasladó la embajada de Estados Unidos a esta misma ciudad de Dios, Jerusalén, la capital legítima de la patria judía, y hace solo dos semanas, negoció un acuerdo de paz histórico entre Israel y los Emiratos Árabes Unidos. Este es un acuerdo que nuestros nietos leerán en sus libros de historia”, aseguró.

El discurso fue condenado rotundamente por los demócratas que lo consideran una posible violación de la ley federal que prohíbe a los empleados del poder Ejecutivo hacer activismo político abiertamente mientras están en funciones. De hecho, el propio Pompeo le había recordado al personal del Departamento de Estado esas restricciones el mes pasado.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24