EE. UU.: Texas y Luisiana ordenan evacuaciones ante proximidad del huracán Laura

Residentes se preparan para abordar un bus, en medio de las evacuaciones obligatorias por el huracán Laura, en Lake Charles, Luisiana, Estados Unidos, el 25 de agosto de 2020.
Residentes se preparan para abordar un bus, en medio de las evacuaciones obligatorias por el huracán Laura, en Lake Charles, Luisiana, Estados Unidos, el 25 de agosto de 2020. © AFP/Joe Raedle

Más de 500.000 personas de los dos estados recibieron la orden de evacuación este martes ante la llegada del huracán Laura, que está previsto que impacte la costa del Golfo de Estados Unidos entre el miércoles y jueves, según el Centro Nacional de Huracanes.

Anuncios

Son las mayores evacuaciones que las autoridades estadounidenses han tenido que ordenar en medio de la pandemia. Más de medio millón de personas recibieron este martes la orden de abandonar sus hogares, cuando Laura se convirtió en huracán de categoría 1, de acuerdo con la escala de cinco niveles Saffir-Simpson. Se espera que la fuerza del fenómeno aumente en las próximas horas.

Laura podría azotar Texas y Luisiana con fuertes vientos y arrastrar agua de mar varias millas tierra adentro, cuando impacte entre este miércoles en la noche o el jueves temprano, según informó el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NHC, por sus siglas en inglés).

Las autoridades ordenaron a más de 385.000 personas de las ciudades de Beaumont, Galveston y Port Arthur, en Texas, que salieran de sus residencias, al igual que a otros 200.000 habitantes de la parroquia de Calcasieu, en el suroeste de Luisiana, donde los meteorólogos señalaron que la marejada ciclónica de hasta 3.96 metros de altura podría sumergir comunidades enteras.

Además, el condado de Hidalgo emitió evacuaciones voluntarias para una gran franja de la región costera que rodea a Houston. Se están preparando refugios de evacuación en San Antonio, Dallas y Austin para más personas que huyen de la costa.

Decenas de personas esperan en fila para abordar un bus, en medio de las evacuaciones obligatorias por el huracán Laura, en Lake Charles, Luisiana, el 25 de agosto de 2020.
Decenas de personas esperan en fila para abordar un bus, en medio de las evacuaciones obligatorias por el huracán Laura, en Lake Charles, Luisiana, el 25 de agosto de 2020. © AFP/Joe Raedle

Las evacuaciones pueden ser aun mayores si la trayectoria de Laura se desvía hacia el este o el oeste, aseguró Craig Fugate, exjefe de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias.

Los gobiernos locales instaron a las personas a quedarse con familiares o en habitaciones de hotel para evitar la propagación del Covid-19. Los buses que los transportaron en esta jornada contaron con equipo de protección y desinfectante y además llevarían menos pasajeros con respecto a la capacidad de los vehículos para garantizar el distanciamiento físico, según informaron funcionarios de Texas.

"Especialmente con todo lo relacionado al Covid-19 que ya está sucediendo y además tener una evacuación obligatoria, es muy estresante", dijo Whitney Frazier, una habitante de Beaumont.

Como tormenta tropical, Laura ya dejó devastación el fin de semana a su paso por Haití, donde murieron al menos 20 personas y se registraron cinco desaparecidos. También causó daños en Cuba, aunque en menor intensidad de lo esperado, según explicó el Gobierno de este país.

Laura podría impactar Texas y Luisiana transformado en huracán de categoría 4

Este martes, el huracán registró vientos de 120 kilómetros por hora, mientras se movía a través del Golfo de México como huracán de categoría 1. Pero los expertos del Centro Nacional de Huracanes pronostican que se convierta en un huracán “mayor” de categoría 3 o incluso más el miércoles por la noche cuando se acerque a la parte de Estados Unidos.

Luego, posiblemente Laura toque tierra como un devastador huracán de categoría 4, según indicó el meteorólogo Chris Kerr del proveedor de datos de agricultura, energía y clima DTN.

El martes en la tarde, el fenómeno climático se ubicó a 825 kilómetros en el sureste de Lake Charles, Luisiana, mientras se movía hacia el oeste, precisó el CNH.

El gobernador de Texas, Greg Abbott, dijo que la Guardia Nacional del Estado se dirigía a las comunidades costeras con vehículos de alta mar y helicópteros de rescate para prepararse para el impacto de Laura y el administrador de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA), Pete Gaynor, dijo que ya desplegó un equipo en la región.

Con Reuters y AP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24