Huracán Laura deja al menos cuatro personas muertas en Luisiana

Una pareja reacciona mientras revisan su casa destruida tras el paso del huracán Laura en Lake Charles, Luisiana, el 27 de agosto de 2020.
Una pareja reacciona mientras revisan su casa destruida tras el paso del huracán Laura en Lake Charles, Luisiana, el 27 de agosto de 2020. © AFP

Laura impactó en la costa de Luisiana como un huracán de categoría 4 el jueves en la madrugada. Al menos cuatro personas perdieron la vida tras el paso de la tormenta, que se ha debilitado desde que tocó tierra hasta llegar a categoría 1 en la escala de Saffir-Simpson. 

Anuncios

Laura tocó tierra en la pequeña ciudad de Cameron, Louisiana justo antes de la 1:00 a.m, del 27 de agosto como un huracán de categoría 4, uno de los más poderosos que ha vivido el estado, con vientos de hasta 240 kilómetros por hora, que afectaron numerosas edificaciones en la ciudad de Lake Charles. 

La primera muerte reportada por el paso de Laura en EE.UU. fue una adolescente de 14 años, que falleció en Leesville, Louisiana, después de que un árbol cayera sobre su vivienda, según informó el gobernador John Bel Edwards. 

El político dijo más tarde en una conferencia de prensa que otras tres personas murieron después de que los árboles golpearan sus casas y agregó que las muertes ocurrieron en las parroquias de Vernan, Jackson y Acadia.

En su paso por el Caribe, Laura había dejado ya 21 fallecidos en Haití y cuatro en República Dominicana.

Aún así, el daño que Laura ha infligido hasta ahora es menor de lo que predijeron los meteorólogos.

Los residentes de Lake Charles escucharon el fuerte sonido de los vientos de Laura y cómo se rompían los cristales de sus casas, negocios y oficinas mientras este atravesaba ese municipio de 78.000 habitantes con vientos de 137 kilómetros por hora y ráfagas de hasta 206 Km/h.

Laura se debilitó rápidamente a categoría 2 tras tocar tierra y horas más tarde el Centro Nacional de Huracanes (NHC) informó que había pasado a categoría 1, con vientos de hasta 120 km/h. Sin embargo, el NHC alertó que continúa produciendo vientos peligrosos y lluvias torrenciales.

La NHC prevé inundaciones de hasta dos metros y fuertes vientos 

El administrador de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias, Pete Gaynor, dijo en una entrevista con 'Fox News' que la agencia evaluaría la situación y, aunque aseguró esperar daños significativos, indicó que el impacto había sido menor que el esperado, "creo que en general somos afortunados”, sostuvo. 

El miércoles, el NHC predijo una marejada ciclónica que podría incursionar más de 60 kilómetros tierra adentro. Y aunque las peores proyecciones no se han materializado, el centro prevé que fuertes vientos e inundaciones de entre uno y dos metros continúen a lo largo del día en algunas partes de Louisiana, Arkansas y el oeste de Mississippi.

El centro de control de huracanes también dijo que los altos niveles de agua podrían persistir durante varias horas a lo largo de la costa del Golfo, mientras Laura se dirigía hacia el norte, antes de coger rumbo hacia el noreste.

"Al despertar hoy, todos deben recordar que la amenaza de Laura para Luisiana continúa. Quédese en casa, siga prestando atención a las advertencias e instrucciones de los funcionarios locales y siga las noticias locales para mantenerse informado", recomendó el gobernador Edwards en un tuit.

Texas, que había dado órdenes de evacuación a más de 420.000 personas, no sufrió con tanta fuerza el paso de Laura. El alcalde interino de Galveston, Craig Brown, le dijo al canal 'MSNBC' que cancelaría la evacuación, una decisión tomada después de que la tormenta diera un giro hacia Luisiana.

Alrededor de 650.000 hogares y negocios en Luisiana y Texas quedaron sin electricidad durante la madrugada del jueves y los servicios públicos locales han advertido que el número de viviendas y locales afectados por cortes de energía podrían aumentar a medida que avanza la tormenta.

Con Reuters y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24