Nueva Zelanda: autor de la masacre en las mezquitas de Christchurch es condenado a cadena perpetua

Brenton Tarrant, de 29 años, fue condenado a cadana perpetua por sus ataques a dos mezquitas en Nueva Zelanda.
Brenton Tarrant, de 29 años, fue condenado a cadana perpetua por sus ataques a dos mezquitas en Nueva Zelanda. © Reuters

Brenton Harrison Tarrant, el autor de la masacre en dos mezquitas en la ciudad de Christchurch, recibió la máxima sentencia por parte del juez.

Anuncios

Tarrant, de 29 años y considerado un supremacista blanco, fue condenado por 51 cargos de asesinato, 40 de intento de asesinato y uno por terrorismo tras atacar con armas semiautomáticas dos sitios de culto y transmitirlo a través de redes sociales.

Cameron Mander, el juez que impuso la sentencia, afirmó en sus declaraciones que los crímenes de Tarrant fueron tan perversos, que una vida en la cárcel no podría compensarlos. Agregó que los mismos habían dejado pérdidas y daños que se derivan de una ideología deformada y maligna.

"Tus acciones fueron inhumanas (…) Mataste deliberadamente a un bebé de 3 años mientras se aferraba a la pierna de su padre", dijo Mander.

En marzo de este año, Tarrant se había declarado culpable de los cargos imputados, lo cual representó un giro frente a sus declaraciones anteriores, en las que había negado su responsabilidad. 

Adicionalmente, el acusado había despedido al equipo de abogados que lo asistía y le expresó al juez su deseo de no hablar en la audiencia. Sin embargo, un abogado suplente, designado por el tribunal, señaló que su defendido no se oponía a una sentencia de cadena perpetua.

De acuerdo con la agencia de noticias AP, fiscales involucrados en el caso indicaron que Tarrant había volado un dron sobre una de las mezquitas atacadas para investigar su diseño mientras planeaba cada uno de los ataques.

Mark Zarifeh, fiscal designado, indicó que el objetivo de Tarrant era el de matar a tantas personas como fuera posible. "Las acciones del acusado dejan una marca dolorosa y desgarradora en la historia de Nueva Zelanda", agregó.

Un juicio cargado de dolor

La decisión de la Justicia llega cuatro días después que más de 90 sobrevivientes del ataque y familiares de las víctimas rindieran testimonio ante el tribunal, luego de que Tarrant se declarara culpable.

En la sala, unos optaron por gritarle y señalarlo, no obstante, de acuerdo con la agencia AP, otro grupo en voz baja le indicó que lo perdonaba.

Entre los presentes se encontraba Abdul Aziz Wahabzadah, uno de los ciudadanos que presenció el ataque en una de las mezquitas. 

"Deberías agradecer a Alá porque no te atrapé ese día. Nunca olvides estos dos ojos de los que huyes", dijo Abdul Aziz, quien se había ofrecido como objetivo para proteger a las víctimas y luego corrió, con un arma usada por Tarrant, para intentar atraparlo.

Los ataques, ocurridos en marzo de 2019 contra fieles que se encontraban en las mezquitas de Al Noor y Linwood, generaron  conmoción en Nueva Zelanda. Esta acción dio lugar a la aplicación de leyes más severas que regulan el uso de armas semiautomáticas y también motivó cambios en los protocolos de seguridad en las redes sociales. 

Con EFE, Reuters y AP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24