Adolescentes en pandemia

Un adolescente en Venezuela pasa la cuarentena sin agua y sin Internet (3/5)

Sobrellevar el encierro sin Internet ha sido una dura prueba para Gabriel Delgado, cuya preocupación ahora se centra en el inicio de clases de forma virtual el próximo mes.
Sobrellevar el encierro sin Internet ha sido una dura prueba para Gabriel Delgado, cuya preocupación ahora se centra en el inicio de clases de forma virtual el próximo mes. © France 24

Gabriel Delgado, de 13 años, está viviendo el confinamiento  en medio de fallas de los servicios públicos, lo que hace más difícil su situación. Sin tecnología, creó una rutina de lectura, dibujo y deporte para sobrellevar el encierro.

Anuncios

Es la semana 23 en cuarentena para Gabriel Delgado. Nunca imaginó tener que vivir encerrado tanto tiempo.

Pero haber perdido la rutina de las actividades que hacía en la normalidad no lo ha perturbado tanto como el hecho de estar en aislamiento sin Internet y sin agua. 

Los servicios básicos han fallado en Venezuela desde los últimos tres años de manera intermitente, pero durante la cuarentena la situación ha empeorado. Encerrado sin agua y sin distracción es su día a día. Pasa los días recolectando agua cuando llega e inventando actividades para no aburrirse.

"La cuarentena ha sido muy difícil para mí porque nos habían quitado el agua y el Internet. El problema está en que el agua la ponen dos veces por semana y entonces es una corredera y a veces no llega suficiente presión y no podemos llenar todos los potes. Debemos administrar el agua como se pueda", cuenta el adolescente de 13 años.

En casa de Gabriel tienen docenas de envases plásticos para recolectar agua una vez llega, sin importar si el líquido que corre sea un poco amarillento. Esta semana no vino con presión. Cuando hay agua por la tubería, Gabriel es el encargado de almacenar, ayudar a lavar la ropa y bañar a su perro. En la semana 23 no pudo hacer ninguno de estos deberes. 

"No sé cómo voy a hacer cuando empiecen las clases"

Para que Gabriel tuviera alguna distracción, además de leer, su madre lo inscribió en un curso de dibujo, que sería dictado de manera online. Pero la falla del Internet, que es de un 30%, según el frente de Defensa del Norte de Caracas, no le ha permitido seguir su clase como es debido. 

"Tengo que verlo por el teléfono de mi mamá con los datos móviles porque desde el principio de la cuarentena el internet ha sido fatal", sostiene.

Gabriel se inscribió a un curso de dibujo para aligerar el tedio del encierro.
Gabriel se inscribió a un curso de dibujo para aligerar el tedio del encierro. © France 24

A Gabriel le preocupa que no se solucione el problema de Internet porque el próximo mes comenzará el colegio de manera virtual.

"Acabo de revisar el Internet y no hay otra vez y sin eso no puedo ver Netflix, no puedo investigar, no sé cómo voy a hacer cuando empiecen las clases”, indicó.

El adolescente hace ejercicio para pasar las horas del día. Antes de la llegada del Covid-19 había logrado entrar a una escuela de fútbol y no quiere olvidar lo aprendido. 

Como tantos adolescentes en el mundo, Gabriel quiere que termine la pandemia. Quiere de vuelta su vida anterior y quiere socializar. 

"Quiero que se acabe rápido, que se acabe esto y lo primero que haría sería salir con mis primos, después volver al liceo y volver a entrenar. Es lo que más quiero hacer cuando se acabe la pandemia", le compartió en este informe especial a France 24.

 

+ Vea la serie 'Adolescentes en pandemia' aquí: 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24