Justicia cesa temporalmente al gobernador de Río de Janeiro por presunta corrupción

Fotografía de archivo del 23 de septiembre de 2020 que muestra al gobernador de Río de Janeiro, Wilson Witzel, durante una conferencia de prensa en el Palacio Guanabara.
Fotografía de archivo del 23 de septiembre de 2020 que muestra al gobernador de Río de Janeiro, Wilson Witzel, durante una conferencia de prensa en el Palacio Guanabara. © EFE/Marcelo Sayão

El Tribunal Superior de Justicia de Brasil suspendió de su cargo al gobernador de Río de Janeiro, Wilson Witzel, mientras es investigado por irregularidades en el manejo de fondos públicos en la gestión para combatir la pandemia.

Anuncios

La decisión fue tomada por el magistrado Bendito Goncalves y notificada al gobernador Witzel esta madrugada en el Palacio de Laranjeiras, la residencia oficial del mandatario, donde las autoridades también realizan los allanamientos ordenados por la Justicia contra su esposa, Helena Witzel.

Además de separar del cargo al mandatario regional, inicialmente por seis meses, la Justicia ordenó este 28 de agosto la captura de 17 personas vinculadas con la red de presunta corrupción, entre ellas, funcionarios públicos, políticos y empresarios, entre los que se encuentra el presidente de la Asamblea Legislativa de Río, André Ceciliano. 

De acuerdo con las investigaciones de la Fiscalía, tras ser elegido como mandatario de Río, Witzel "estructuró una organización criminal dentro del gobierno regional", la cual estaba dividida en tres grupos que se disputaban el poder pagando sobornos a agentes públicos.

"Liderados por empresarios, estos grupos se establecieron en algunas de las principales carteras estatales, como la Secretaría de Salud, para implementar un esquema del que se beneficiarían a sus empresas", señaló la Fiscalía en un comunicado.

El Gobernador habría utilizado el bufete de abogados de su esposa para recibir dinero malversado a través de cuatro contratos simulados para administrar hospitales de campaña para el tratamiento de pacientes con Covid-19, por un valor aproximado de 500.000 reales, que equivale a unos 91.000 dólares.

Según la Fiscalía, además de los desvíos en el poder ejecutivo, los investigadores sospechan que algunos diputados y miembros del poder judicial también podrían estar beneficiándose del dinero público. 

La policía federal abandona el Palacio Laranjeiras, la residencia oficial del gobernador de Río de Janeiro Wilson Witzel, en Río de Janeiro, Brasil, el martes 26 de mayo de 2020.
La policía federal abandona el Palacio Laranjeiras, la residencia oficial del gobernador de Río de Janeiro Wilson Witzel, en Río de Janeiro, Brasil, el martes 26 de mayo de 2020. © AP / Silvia Izquierdo

El pasado 26 de mayo la Justicia ya había ordenado registrar las propiedades de Witzel, quien en su momento dijo que era inocente, mientras su esposa alegaba que la operación tenía motivaciones políticas y que en las investigaciones policiales no encontró nada que pudiera probar las acusaciones.

“Todo esto hace parte de una persecución política”

La suspensión de 180 días del TSJ es un gran golpe para el político, que pasó de ser prácticamente desconocido a ganar la gobernación de la segunda ciudad más grande de Brasil en 2018.

Originalmente alineado con el presidente Jair Bolsonaro, Witzel se ha convertido en un crítico cada vez más feroz del presidente y fue visto como un potencial rival para las elecciones de 2022.

En un comunicado a la prensa, el gobernador calificó su destitución como un "circo" dirigido por un fiscal con vínculos con la familia Bolsonaro y basado en el "falso testimonio" de su exsecretario de Salud. 

“Todo esto hace parte de una persecución política”, exclamó Witzel. 

Así mismo, los abogados de Witzel dijeron que estaban sorprendidos por la decisión de la corte y que esperaban acceder a información del tribunal para decidir sus próximos pasos legales. La orden del Tribunal Superior de Justicia, el segundo tribunal más alto de Brasil, puede apelarse ante el Tribunal Supremo.

Río de Janeiro vive actualmente una de las peores crisis en el sistema público de salud, un problema que viene de años atrás por las corruptelas de los gobiernos de turno y que estalló con la pandemia de Covid-19.

Con 17 millones de habitantes, Río es el tercer mayor foco de contagios en Brasil, el segundo país con mayor número de infectados y fallecidos por el virus en el mundo, con más de 3,7 millones de casos confirmados y más de 118.000 muertes.

El estado más emblemático de Brasil ya sobrepasa los 5.000 muertos y los 200.000 infectados.

Hasta el momento no se ha decidido quien reemplazará en el cargo al Gobernador. 

Con AP y EFE 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24