Cientos de hectáreas arrasadas y dos desaparecidos en medio de los incendios en California

En esta fotografía de archivo del miércoles 19 de agosto de 2020, se ven las llamas en Vacaville, California.
En esta fotografía de archivo del miércoles 19 de agosto de 2020, se ven las llamas en Vacaville, California. © AP / Noah Berger

De las tres grandes conflagraciones que siguen activas, la que más preocupa a las autoridades es la que arde entre las poblaciones de Pescadero y Santa Cruz, en una zona turística y muy poblada, y donde se busca a dos desaparecidos. 

Anuncios

Las llamas siguen ardiendo en California. Pero, gracias a varias jornadas con condiciones meteorológicas favorables, vientos suaves y mayor humedad de la habitual, el Departamento de Bomberos dijo que logró contener en la madrugada de este jueves 27 de agosto "más de un 30%" de los dos de los principales focos que arden en el estado. 

Se trata de la conflagración en la zona vinícola de Napa, que ya está contenida en un 33%, y el incendio declarado en una zona montañosa cerca de San José, contenido en un 35%.

"En las últimas horas, hemos podido adentrarnos con mayor profundidad en el incendio y extinguido fuegos cerca de casas, lo que nos ha permitido crear un entorno más seguro", dijo en una rueda de prensa el jefe de operaciones del Departamento de Silvicultura y Protección contra Incendios de California, Mark Brunton.

A pesar de ello, los cerca de 2.000 bomberos que luchan actualmente para contener las llamas no han podido evitar que más de 32.000 hectáreas de bosques y 590 viviendas quedaran incineradas. 

Se estima que hay al menos siete fallecidos, entre los que se cuenta Tad Jones, un hombre de 73 años que habitaba en una cabaña en las montañas de Santa Cruz.

Las dos personas que permanecen desaparecidas son dos hombres identificados como Shane Smith y Micah Szoke, de 21 y 37 años, respectivamente. La Oficina del Sheriff del condado pidió ayuda a la población para tratar de localizarlos.

Además de las pérdidas humanas y materiales, el desastre ecológico de estos fuegos es sustancial, y ahora se teme que haya causado la muerte de hasta 12 ejemplares de cóndor californiano, el ave más grande de la zona y en peligro grave de extinción.

La preocupación se centra en las próximas horas, cuando se prevé que las condiciones empeoren, regrese el calor intenso y soplen vientos fuertes procedentes del norte, que podrían amenazar con volver a reavivar las llamas.

Los tres incendios (Napa, San José y Santa Cruz), así como cientos de otros de mucha menor intensidad, se iniciaron el fin de semana del 15 y 16 de agosto, a causa de una tormenta eléctrica nada habitual en California en la que cayeron 10.800 rayos y muy poca lluvia, lo que unido a una ola de calor y a la sequedad del terreno propició los fuegos.

Ante esta situación, el gobernador de California, Gavin Newsom, declaró el Estado de Emergencia la semana pasada.

Los incendios están liberando una enorme cantidad de humo, mientras el estado lidia con un aumento en los casos de coronavirus, lo que genera temores sobre la seguridad de los bomberos y de quienes se ven obligados a desalojar sus hogares.

Hasta este jueves, California registra más 692.000 casos y cerca de 13.000 muertes, lo que lo convierte en el estado más afectado por el Covid-19 en Estados Unidos, país considerado el foco mundial de la pandemia. 

Con EFE y AP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24