Saltar al contenido principal

Los velocistas, los otros damnificados en este Tour de Francia

Los ciclistas del equipo Ineos Grenadiers asisten a una sesión de entrenamiento un día antes del comienzo de la 1ª etapa de la 107ª edición del Tour de Francia, en Niza, el 27 de agosto de 2020
Los ciclistas del equipo Ineos Grenadiers asisten a una sesión de entrenamiento un día antes del comienzo de la 1ª etapa de la 107ª edición del Tour de Francia, en Niza, el 27 de agosto de 2020 Kenzo Tribouillard AFP
3 min
Anuncios

Niza (Francia) (AFP)

El Tour de Francia 2020 contará con pocos espectadores... y con pocos esprínteres. La pandemia y el recorrido han mermado la presencia de los hombres más rápidos del panorama ciclista, aunque uno de ellos vestirá el sábado en Niza el primer maillot amarillo de la Grande Boucle.

Ackermann, Gaviria, Démare, Groenewegen: algunos de los más grandes nombres del esprint desertaron de esta edición del Tour, una prueba que habitualmente es la más atractiva para los velocistas.

"Creo que en parte es debido al recorrido, hay más oportunidades en el Giro", apunta el menudo especialista australiano Caleb Ewan, quien estará presente en Niza luego de sus tres etapas ganadas el año pasado.

"Muchos equipos tienen uno o varios corredores que disputan la clasificación general", indica, en parte por los cambios que sufrió el calendario a causa del covid-19, lo que deparó una concentración de líderes pocas veces vista en el Tour.

"Si miramos todas las oportunidades habrá quizá uno o dos esprints menos que el año pasado, pero aun así quedan".

Parecida opinión es la del esprínter del Deceuninck Sam Bennett: "Deberíamos tener oportunidades en no pocas etapas aquí", estima el irlandés, en busca de su primer triunfo en la Grande Boucle.

En total, el Tour de 2019 fue escenario de ocho llegadas masivas. Este año, su equipo, el Lotto, pronostica seis, desvela Ewan.

Y la primera de ellas será este sábado.

- 1ª etapa "dura" para velocistas puros -

"La primera etapa será dura para los esprínteres más puros", estima el especialista italiano Elia Viviani, en busca de su primera victoria desde que cambió el Deceuninck por el Cofidis en 2020.

El ex campeón de Europa ve como favoritos a "chicos como Wout van Aert o Giacomo Nizzolo", quien le sucedió con el maillot estrellado. Unos perfiles más polivalentes y todo terreno.

"Sé cómo de complicadas son las carreteras aquí", apunta Sam Bennett, corredor con residencia en Mónaco, cerca de Niza.

"No será un simple esprint", reconoce Ewan, también monegasco de adopción.

"Pero lo bueno para nosotros los esprínteres es que hay mucho tiempo para regresar al pelotón si nos quedamos descolgados en la última subida", analiza.

En efecto, la cumbre está a algo menos de 40 kilómetros para meta y "además en esta época del año en el valle hay un viento de cara que ayuda a regresar", a eventuales escapados, razona Ewan, optimista de cara a la primera etapa el sábado, aunque no se fija el objetivo de igualar su exitoso Tour 2019.

"Algunos de los mejores no están ahí, pero de todas formas estarán Viviani, Bennett... hay realmente chicos fuertes. Como siempre, será duro ganar en el Tour", afirma el australiano.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.