Saltar al contenido principal

Miles de ciudadanos marchan en la capital de Belarús a pesar de la masiva presencia policial

Partidarios de la oposición participan en una manifestación contra los resultados de las elecciones presidenciales cerca del Palacio de la Independencia en Minsk, Belarús, el 30 de agosto de 2020.
Partidarios de la oposición participan en una manifestación contra los resultados de las elecciones presidenciales cerca del Palacio de la Independencia en Minsk, Belarús, el 30 de agosto de 2020. via REUTERS - TUT.BY
7 min

Decenas de miles de partidarios de la oposición marcharon este domingo en Minsk, la capital de Belarús, para pedir el fin del gobierno de Alexander Lukashenko, a pesar de que agentes de Policía y tropas fuertemente armadas bloquearon las calles y detuvieron a decenas de manifestantes.

Anuncios

Este domingo, se cumplió la tercera semana de protestas masivas en respuesta a los resultados de las elecciones del 9 de agosto, en las que Lukashenko se adjudicó la victoria y frente a los que su principal rival, la opositora Svetlana Tikhanovskaya, afirma ser la verdadera ganadora.

Las dos manifestaciones a gran escala realizadas los pasados 16 y 23 de agosto lograron reunir a más de 100.000 manifestantes en las calles de Minsk, la capital del país, en una muestra de descontento sin precedentes. 

La Marcha por la Paz, el mismo nombre que han llevado las otras dos manifestaciones, comenzó este 30 de agosto a las 14:00 (hora local) en la Plaza de la Independencia de la capital. Antes del encuentro, la Policía y agentes antidisturbios bloquearon las entradas y colocaron barreras de metal, mientras numerosos furgones rodeaban la zona.

Partidarios de la oposición participan en una manifestación contra los resultados de las elecciones presidenciales en el centro de Minsk , Belarús, el 30 de agosto de 2020.
Partidarios de la oposición participan en una manifestación contra los resultados de las elecciones presidenciales en el centro de Minsk , Belarús, el 30 de agosto de 2020. © Reuters

Sin embargo, filas de manifestantes comenzaron a fluir hacia el centro de la plaza. Muchos de los presentes portaban pancartas y la histórica bandera roja y blanca del país, convertida en insignia de la oposición.

La prensa local publicó un video de camiones con cañones de agua que se dirigían al lugar de la marcha. Tropas armadas con pasamontañas y sin insignias de identificación también tomaron posiciones alrededor del monumento a los caídos, un punto de reunión para los manifestantes.

La Policía cercó otro punto de encuentro popular, la Plaza de Octubre, aunque ya cientos de personas se habían reunido allí, según lo reportado por un periodista de la agencia de noticias AFP. La última manifestación se produjo en medio de una dura represión contra las libertades de los medios.

El Gobierno retira credenciales a periodistas extranjeros

El sábado, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Belarús retiró la acreditación a varios periodistas que trabajan para medios internacionales, incluidos la agencia AFP, la cadena británica BBC y Radio Liberty / Radio Free Europe, de EE. UU. bajo el argumento de "luchar contra el terrorismo". 

La medida fue condenada por Berlín y Washington. Tikhanovskaya, quien huyó dos días después de los comicios a Lituania, dijo el sábado que la decisión de limitar la cobertura de prensa era "otra señal de que este régimen está moralmente en bancarrota" y que recurre al "miedo y la intimidación".

Francia, Alemania y Estados Unidos condenaron la ofensiva contra los integrantes de los medios. "Las medidas arbitrarias tomadas por las autoridades de Belarús contra los periodistas violan la libertad de prensa", dijo el domingo el canciller francés, Jean-Yves Le Drian, en un comunicado.

"Hago un llamado a las autoridades de Belarús para que revoquen estas medidas sin demora", agregó, y dijo que la crisis en el país requiere "el establecimiento de un diálogo nacional inclusivo" y que "las medidas represivas contra los periodistas no pueden ayudar".

Los reporteros que cubrían las protestas han sido detenidos y la Policía ha confiscado tarjetas de memoria de las cámaras de los fotógrafos. Las autoridades también han cortado el acceso a Internet en repetidas ocasiones, lo que dificulta que los medios independientes informen desde el lugar. 

Los manifestantes salen a exigir la renuncia de Lukashenko en su cumpleaños número 66

Lukashenko habló con el presidente ruso, Vladimir Putin, poco antes de que comenzara la protesta. El Kremlin dijo que acordaron reunirse en Moscú "en las próximas semanas" y que la reunión trataría sobre sus "intenciones de fortalecer aún más la alianza entre Belarús y Rusia", después de que Putin prometiera esta semana apoyo militar a Lukashenko.

Putin dijo que Rusia había preparado una reserva de agentes del orden para desplegar si la situación "se salía de control". "Tengo miedo, pero vine por la libertad y para que tengamos un Estado de derecho", dijo Yelena, de 32 años, una de las presentes en la manifestación.

Belarús ha vivido protestas masivas desde las elecciones del 9 de agosto.
Belarús ha vivido protestas masivas desde las elecciones del 9 de agosto. © Sergei Gapon / AFP

La manifestación de este 30 de agosto coincide con el cumpleaños número 66 de Lukashenko, por lo que los manifestantes instaron a los ciudadanos a llevar flores y regalos "creativos" para poner en evidencia su rechazo al líder, a quien miles de ellos cantaron "Feliz cumpleaños, rata".

El sábado unas mil mujeres marcharon en Minsk pidiendo nuevas elecciones y juicios contra la Policía tras intensas jornadas de represión.

Más de 360 ​​figuras deportivas de Belarús, incluidos varios atletas olímpicos, firmaron una carta abierta en la que pedían que se celebraran nuevas elecciones de acuerdo con los estándares internacionales y condenaban la violencia policial. 

Lukashenko ordenó brutales tácticas policiales tras las elecciones que han provocado la muerte de tres hombres. Cientos de personas han resultado heridas y más de 7.000 han sido detenidas, de las cuales muchas han denunciado haber sufrido torturas físicas y psicológicas durante los arrestos. Solo en esta última jornada, las autoridades han detenido ya a al menos 125 personas. 

Con AFP y Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.