El presidente libanés hizo un llamado a convertir el país en un Estado laico

Archivo. El presidente libanés, Michel Aoun.
Archivo. El presidente libanés, Michel Aoun. © - DALATI NOHRA / AFP

Un día antes de que inicie un proceso en el Parlamento libanés para elegir al nuevo primer ministro, el presidente Michel Aoun reconoció la necesidad de cambiar el sistema político en el Líbano y llamó a la creación de un Estado laico. El pronunciamiento se produce en la víspera de la segunda visita del presidente francés, Emmanuel Macron, quien presiona por un cambio político en el país.

Anuncios

El presidente libanés, Michel Aoun, reconoció este 30 de agosto la necesidad de un cambio sustancial en el sistema político del país e hizo un llamado a que se proclame un Estado laico.

"Estoy convencido de que solo un Estado laico es capaz de proteger el pluralismo, de preservarlo transformándolo en unidad real, pido que el Líbano sea declarado un Estado laico", afirmó Aoun en un discurso con motivo del centenario, proclamado el 30 de septiembre de 1920. 

Se trata del primer pronunciamiento que hace el mandatario respecto a la posibilidad de un cambio político estructural, una demanda de la oleada de protestas que se han registrado en el país desde finales de 2019 y que han resurgido con fuerza tras la explosión del Puerto de Beirut, el 4 de agosto. 

Soldados franceses y libaneses han retirado 8.000 toneladas de acero y hormigón equivalente al peso de la Torre Eiffel en el puerto de Beirut, después de que fuera devastado por una explosión que arrasó sectores enteros de la capital libanesa.
Soldados franceses y libaneses han retirado 8.000 toneladas de acero y hormigón equivalente al peso de la Torre Eiffel en el puerto de Beirut, después de que fuera devastado por una explosión que arrasó sectores enteros de la capital libanesa. © Joseph Eid / AFP

Aoun se comprometió a "llamar al diálogo entre las autoridades religiosas y los líderes políticos para llegar a una fórmula aceptable para todos". Dichas reformas requerirían enmiendas constitucionales. 

Horas antes, el líder del movimiento Hezbolá, Hassan Nasrallah, aliado del presidente libanés, aseguró en otra alocución que estaba preparado para discutir un nuevo "pacto político" en la nación.

Ambos anuncios se producen un día antes de que se nombre al nuevo primer ministro, en un proceso en el que todo parece apuntar que será un representante de la comunidad sunita, algo que los manifestantes, que llevan semanas saliendo a las calles en protesta contra la clase política, rechazan.

Macron se reunirá el martes con los principales partidos políticos libaneses

Los pronunciamientos de ambos dirigentes se han hecho horas antes de la llegada este lunes 31 de octubre del presidente francés, Emmanuel Macron, quien desde la explosión ha instado a los políticos libaneses a emprender reformas estructurales. El martes, el mandatario galo se reunirá con representantes de los principales frentes políticos en aras de presionar reformas.

El presidente francés Emmanuel Macron mientras visita el sitio devastado de la explosión en el puerto de Beirut, Líbano, el 6 de agosto de 2020.
El presidente francés Emmanuel Macron mientras visita el sitio devastado de la explosión en el puerto de Beirut, Líbano, el 6 de agosto de 2020. © Thibault Camus / Reuters

Macron ha criticado la falta de un "sistema confesional" que, según el mandatario francés, ha llevado "a una situación en la que casi no hay renovación (política) y donde hay casi imposibilidad de realizar reformas". 

"Hemos escuchado el llamado del presidente francés durante su última visita al Líbano para un nuevo pacto político", dijo Nasrallah en su discurso. "Estamos abiertos a cualquier discusión constructiva sobre el tema  con la condición de que sea un diálogo libanés y que sea la voluntad de todos los partidos", añadió. 

Varios países occidentales se han sumado al llamado a un cambio político profundo tras la explosión en Beirut, que dejó al menos 188 muertos y que ha agudizado la crisis económica y política por la que ya atravesaba la nación antes de la catástrofe.

El anuncio de Aoun tiene lugar en víspera del nombramiento de un nuevo primer ministro

El 31 de agosto, tendrá lugar también una consulta parlamentaria en la que se nombrará un nuevo primer ministro, que sustituirá al exmandatario Hassan Diab, quien dimitió el 10 de agosto, pocos días después de la mortal explosión en Beirut tras varias jornadas de protestas contra su Gobierno y el resto de la clase política. 

Manifestantes protestan en una de las zonas más afectadas de Beirut, Líbano, el 11 de agosto de 2020, a una semana de la explosión en el puerto y un día después de la renuncia del primer ministro Hassan Diab.
Manifestantes protestan en una de las zonas más afectadas de Beirut, Líbano, el 11 de agosto de 2020, a una semana de la explosión en el puerto y un día después de la renuncia del primer ministro Hassan Diab. © Alkis Konstantinidis / Reuters

El domingo por la noche, los pesos pesados de la comunidad sunita anunciaron que habían acordado el nombre del embajador libanés en Alemania, Moustapha Adib, como candidato, información que deja ver la maquinaria del sistema político libanés, en el que el puesto de primer ministro se reserva a esa comunidad. 

El movimiento de protesta popular ha advertido que rechazará cualquier nominación que resulte de las consultas de una clase política a la que acusa de actuar en su propio beneficio. La tragedia del puerto, que además de las víctimas mortales dejó más de 6.500 heridos y unas 300.000 personas sin hogar, ha alimentado la ira de la población.

La explosión desestabilizó el país hasta sus cimientos. Con la destrucción de gran parte de su capital, su puerto y sus sistemas de acopio, se agudizó la crisis. Según advierte Naciones Unidas, más de la mitad de la población corre el riesgo de quedarse sin alimentos básicos en los próximos meses.

Con AFP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24