Coronavirus llega a punto de "inflexión" en región boliviana de La Paz

Anuncios

La Paz (AFP)

Los contagios de covid-19 llegaron a un punto de "inflexión" en el departamento de La Paz, sede de los poderes ejecutivo y legislativo de Bolivia, dijeron el lunes las autoridades sanitarias.

Tras estar en el pico de contagios, "llegamos al punto de inflexión de la meseta para probablemente iniciar una desescalada" en las medidas de seguridad sanitaria, dijo el director del Servicio Departamental de Salud, Ramiro Narváez.

"Estamos en la meseta, vamos a entrar en un tiempo más en la desescalada, pero todavía en un momento difícil, no hemos superado la pandemia", agregó en conferencia de prensa.

La Paz, donde vive el 25% de los 11 millones de habitantes de Bolivia, reporta en la actualidad más de 30.800 infectados y unos 690 fallecidos, de un total nacional de más de 115.900 contagiados y 4.966 muertos.

Narváez acotó que se mantiene "una cantidad diaria de 300 a 400 nuevos casos" en La Paz y "la letalidad por Covid-19 se ha mantenido en dos fallecidos por cada 100 enfermos".

El gobierno boliviano suavizará a partir de este martes una cuarentena nacional que comenzó en marzo al detectarse los primeros enfermos de coronavirus.

La nueva medida amplía la circulación de personas y automotores de 05H00 a 20H00 y los fines de semana.

Aunque las fronteras terrestres de Bolivia permanecen cerradas, el gobierno trabaja en la apertura del espacio aéreo para los vuelos comerciales y en la definición de protocolos médicos con las naciones con las que acordará un intercambio de viajeros.

Como parte de la flexibilización, las personas que ingresen vía aérea al país sólo deberán certificar con pruebas médicas que no son portadores de covid-19 y ya no deberán mantener una cuarentena de 14 días como sucedía hasta la fecha con los viajeros de vuelos charter y diplomáticos.

"Estamos a la espera que los otros estados puedan abrir sus fronteras para ver los itinerarios de las aerolíneas internacionales que puedan llegar a nuestro territorio", afirmó Gustavo Pastor, gerente del Aeropuerto de El Alto que sirve a La Paz.

El gobierno también dejó en manos de todas las gobernaciones regionales y alcaldías del país adoptar medidas variables de seguridad dentro de sus jurisdicciones.