Cultura en peligro

Las creativas óperas clásicas que el Teatro Colón transformó en medio de la cuarentena (1/5)

Algunos cuadros del documental 'Casas de Ôpera'.
Algunos cuadros del documental 'Casas de Ôpera'. © France 24

Aunque el Teatro Colón de Buenos Aires, Argentina, está cerrado desde el inicio de la cuarentena impuesta para contener la pandemia de Covid-19, su equipo buscó la forma de mantener vivo su arte y adaptarlo ingeniosamente a este contexto de pandemia.

Anuncios

Hasta finales de agosto había publicadas en el sitio web de la renombrada casa de ópera cuatro versiones en video de óperas clásicas, junto a otro material, de archivo y nuevo, que el teatro puso a disposición del público, como muchos otros espacios artísticos que se volcaron a Internet y a las redes sociales para mantener activa su producción y el consumo de su arte.

Pero esos cuatro videos tienen varias peculiaridades: cada cantante está en su propia casa, grabó con su celular, improvisando luces, maquillaje, vestuario y escenografía; y la puesta no se hizo rechazando esa limitación sino abrazándola al máximo y utilizándola, también, para construir la narración a través de la edición de video.

Bautizaron el proyecto 'Casas de Ôpera', agregando una "s" a "casas", para dar cuenta de esa producción descentralizada y hogareña, y el acento circunflejo arriba de la "o" de "ópera" porque parece un techo.

Es difícil, al ver el resultado, creer que no hubo equipos especializados que se trasladaron hasta las casas. Pero sí estuvieron en forma remota. Activamente estuvieron presentes la dirección artística y musical, el equipo de iluminación y el de escenografía y vestuario.

Tuvieron que repensar la forma de trabajo, le dijo a France 24 Mariana Ciolfi, directora de Escena de Ópera del Teatro Colón y quién ideó este proyecto: "Descubrir cómo volver a vincularnos, a lograr esa comunión, estando cada uno en su casa y a través de estas plataformas virtuales que utilizábamos por primera vez para estos fines". Aunque fuera una producción casera, fue una súperproducción casera que demandó en algunos casos más de 100 horas de grabación. 

"Todos habíamos llorado en el transcurso de la cuarentena por lo menos una vez"

La elección de las piezas que grabaron estuvo influida por la pandemia. "Por ejemplo, el 'Lascia ch'io pianga' surge a partir de una charla que tuvimos en el medio de un ensayo, donde uno de los cantantes aseguró que todos habíamos llorado en el transcurso de la cuarentena por lo menos una vez, y nadie pudo negarlo", dijo Ciolfi.

'Lascia ch'io pianga' (déjame llorar, en italiano) es una ópera con música de Georg Friedrich Händel y libreto en italiano de Giacomo Rossi. Las otras tres piezas son "Largo al factotum", parte de 'El barbero de Sevilla', de Gioacchino Rossin, con libreto de Cesare Sterbini; 'Danke' (gracias, en alemán), una canción escrita por Martin Gotthard Schneider; y el dúo 'La Barcarolle', de 'Los cuentos de Hoffmann', una ópera de Jacques Offenbach, con libreto de Jules Barbier y Michel Carré.

En este proyecto desde el teatro vieron una forma de dejar una marca, desde lo artístico, de lo que es este período tan peculiar de la historia de la humanidad. "Nos pareció como un testimonio histórico que queda para futuras generaciones que ojalá no conozcan esta experiencia que estamos viviendo nosotros sino a través de este ciclo artístico, por ejemplo", le dijo a este medio María Victoria Alcaraz, directora general del Teatro Colón.

Alcaraz dijo que el proyecto tuvo muy buena recepción. Destacó, sobre todo, que les  permitió llegar a nuevos públicos: "En un porcentaje muy alto, muy alto, está siendo visto y disfrutado por personas que nunca vinieron al Colón", dijo Alcaraz. Y esto es especialmente interesante, porque según una encuesta del propio teatro, el 70% de las personas que dicen estar muy orgullosas del Colón, no fueron nunca al Colón. "Entonces ahí encontramos un gran desafío y una enorme oportunidad para salir a buscarlos e invitarlos a que vengan al Teatro Colón", dijo.

Por eso, siguen produciendo piezas para 'Casas de Ôpera'. Por ahora, grabadas en los hogares de los cantantes, aunque piensan preparar un estudio dentro del propio Teatro Colón para empezar a grabarlas allí una vez reabra.

Para eso falta: creen que espectáculos dentro de la sala, con público como antes de la pandemia, podría haber recién en 2021. Antes esperan poder hacer alguna obra dentro del Colón, sin público, pero transmitida en vivo. Y tal vez, hacia fin de 2020, alguna presentación con público en la plaza que está justo al lado del edificio del teatro.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24