Día internacional de las Víctimas de Desapariciones Forzadas: un flagelo que sigue en Latinoamérica

Familiares de los 43 estudiantes de Ayotzinapa desaparecidos en 2014 hablan con la prensa en el Palacio Nacional de la capital mexicana el 5 de marzo de 2020
Familiares de los 43 estudiantes de Ayotzinapa desaparecidos en 2014 hablan con la prensa en el Palacio Nacional de la capital mexicana el 5 de marzo de 2020 ALFREDO ESTRELLA AFP/Archivos

Cada 30 de agosto, se conmemora el día para recordar a las víctimas de desapariciones forzadas, luego de que la ONU estableciera la fecha desde el año 2010. Las dictaduras, los conflictos armados internos y las migraciones han sido las principales causas de este flagelo en países de la región como Argentina, Chile, México y Colombia.

Anuncios

Las desapariciones forzadas son un viejo flagelo que no cesa en América Latina. La Organización de Naciones Unidas (ONU), que estableció como fecha para su conmemoración el 30 de agosto de cada año, señala que aunque se ha convertido en un problema mundial, en dicha región cobran más fuerza.

"Antes, surgieron principalmente como el producto de las dictaduras militares. Pero, en la actualidad, pueden perpetrarse en situaciones complejas de conflicto interno, especialmente como método de represión política de los oponentes", señala el organismo.

No hay una cifra exacta y oficial de la cantidad de desaparecidos en Latinoamérica, aunque algunos investigadores sociales señalan que el número ronda los 200.000. En la segunda mitad del siglo XX, las dictaduras militares dejaron miles de desaparecidos en países como Argentina, Chile, Bolivia, Brasil, Paraguay y Uruguay. Ahora, el crimen organizado, el narcotráfico y los conflictos armados internos en los que resultan salpicadas las propias autoridades siguen dejando desapariciones en naciones como México y Colombia.

Más de 73.000 desaparecidos en México

Medios independientes señalan que el registro de personas no localizadas en México llega con dos años de retraso. No obstante, en su informe publicado el 13 de abril de 2020, la Comisión Nacional de Búsqueda (CNB) junto a la Secretaría de Gobernación informaron que, desde 2006, cuando comenzó la guerra contra el narcotráfico, hasta la fecha mencionada se registraron 73.218 personas desaparecidas.

La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero; el subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración, Alejandro Encinas Rodríguez; y la titular de la Comisión Nacional de Búsqueda (CNB), Karla Quintana Osuna, fueron los encargados de presentar el estudio en el que, además, reportaron que durante el actual Gobierno han localizado 1.682 cuerpos en fosas clandestinas, de los cuales el 42% fue identificado y el 25% ya fue entregado a sus familias.

Este sábado, la Organización de Naciones Unidas emitió un comunicado en el que urgió al Senado mexicano a aprobar una iniciativa que le permitirá a este organismo investigar las desapariciones en este país. La petición fue hecha luego de que esta semana el presidente Andrés Manuel López Obrador presentara el proyecto de ley a la Cámara Alta e instara a "aprobar este instrumento a la mayor brevedad". 

De acuerdo con las autoridades nacionales, las desapariciones están relacionadas principalmente con el crimen organizado y la guerra entre carteles de narcotráfico, aunque la Corte Interamericana de Derechos Humanos también ha investigado violaciones a los Derechos Humanos por parte de militares mexicanos, durante operaciones oficiales que comenzaron hace más de una década para combatir las bandas delincuenciales y el tráfico de estupefacientes.

Uno de los casos más recordados de los últimos años es el de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, en el que policías, autoridades locales y federales resultaron vinculadas, según nuevas investigaciones señaladas por el Fiscal General de México, Alejandro Gertz, el pasado julio, y con las indicó que se cae la "verdad histórica", la versión del Gobierno del expresidente Enrique Peña Nieto.

Colombia registra al menos 80.000 desaparecidos

Un estudio realizado por el Observatorio de Memoria y Conflicto, del Centro Nacional de Memoria Histórica (CNMH) de Colombia y publicado en su página web reveló que al menos 80.514 personas han sido víctimas de desapariciones forzadas entre 1958 y 2018. Y entre 1964 y 2016, el CNMH registra que hubo 76.320 desaparecidos.

Las desapariciones forzadas en este país están fuertemente vinculadas a más de 50 años de conflicto armado, con las guerrillas del Ejército de Liberación Nacional, ELN, la antigua guerrilla de las FARC, pero con disidencias que llevan su mismo nombre y las Autodefensas Gaitanistas como principales protagonistas, que continúan disputándose el control del narcotráfico, tras suceder a los carteles de droga que dominaron el delito en la década de los 80.

Pero también el Ejército ha salido salpicado por desapariciones forzadas con el oscuro capítulo de los llamados "Falsos positivos", ejecuciones de ciudadanos a manos de militares que los presentaron como víctimas de combate.

"Sobre los perpetradores, sabemos que los grupos paramilitares fueron responsables del 46,1% de los casos registrados entre 1970 y 2015 (un total de 13.562); las guerrillas, del 19,9% (5.849); los grupos posdesmovilización, del 8,8% (2.598) y los agentes del Estado, del 8% (2.368)”, aseguró el informe del CNH con registros hasta 2018.

Argentina: la cifra de desaparecidos de la dictadura aún no es clara

En 2017, la Provincia de Buenos Aires estableció por ley que la dictadura cívico militar que gobernó el país desde el 24 de marzo de 1976 hasta el 10 de diciembre de 1983 y que dejó 30.000 desapariciones forzadas.

Algunos políticos en el país han manifestado que discrepan sobre esas cifras y otros han preferido no tomar posición sobre una cantidad concreta, como el expresidente Mauricio Macri.

En 2016, un informe oficial del Registro Unificado de Víctimas del Terrorismo de Estado (Ruvte), que depende del Ministerio de Justicia, señaló que durante la última dictadura militar hubo al menos 6.348 víctimas de desaparición forzada. Independientemente del número, muchas familias quedaron sin conocer el paradero de sus seres queridos.

Algunos historiadores indican que la mayor parte de este delito fue causada durante la ejecución del denominado "Plan Cóndor" establecido en 1975, que además de en Argentina dejó desaparecidos también en Chile, Brasil, Paraguay, Uruguay y Bolivia, tras ser coordinado por las dictaduras de esos países. Estados Unidos fue señalado como ideólogo en medio de su estrategia en la Guerra Fría, con la que promovió la supresión de sectores y políticos de izquierda y el impulso de un nuevo modelo económico.

Con EFE y medios locales

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24