Las pernoctaciones turísticas en España no remontan pese al fin del confinamiento

Anuncios

Madrid (AFP)

Las pernoctaciones en alojamientos turísticos españoles sin incluir a los hoteles cayeron un 49,9% en julio respecto a 2019 pese al fin del confinamiento y la reapertura de fronteras, según los datos publicados este lunes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Estas malas cifras, todavía provisionales, se suman al hundimiento del 73,4% interanual de las pernoctaciones hoteleras en julio notificado la semana pasada por el mismo organismo.

Julio fue el primer mes completo en el que España recobró cierta normalidad tras el levantamiento total del confinamiento el 21 de junio y la reapertura de fronteras en la que el segundo destino turístico mundial contaba para reimpulsar uno de sus pilares económicos.

"Pese a la progresiva apertura de las fronteras exteriores, los viajeros residentes en España sostienen en mayor medida la actividad en estos establecimientos", indica el INE en su comunicado.

Respecto al mes de junio, cuando se registró una caída interanual del 84,6%, las reservas en estos alojamientos turísticos como apartamentos, cámpines, albergues o casas rurales se multiplicaron por cinco.

El número de establecimientos abiertos se duplicó respecto al mes anterior pero todavía se mantuvo un tercio por debajo del del volumen registrado un año atrás.

La modalidad de alojamiento menos afectada por el virus son las casas rurales, que tuvieron solo un 10% menos de pernoctaciones que en 2019, con un incremento interanual del 18,7% de las reservas de turistas españoles.

En total, las pernoctaciones turísticas en España incluyendo los recintos hoteleros se hundieron un 68,7% en los primeros siete meses de 2020 respecto al mismo periodo del año anterior.

Muy afectado por el confinamiento y el cierre de fronteras decretado entre mediados de marzo y finales de junio, el sector turístico confiaba en salvar la temporada veraniega pero sus expectativas se torcieron por el fuerte rebrote del virus en España, que provocó un endurecimiento de las medidas sanitarias y restricciones de viaje desde terceros países.