Alemania sostiene que el opositor ruso Alexéi Navalny fue envenenado con un agente nervioso

El opositor Alexéi Navalny da un discurso durante una manifestación en Rusia el 29 de septiembre de 2019.
El opositor Alexéi Navalny da un discurso durante una manifestación en Rusia el 29 de septiembre de 2019. © REUTERS/Shamil Zhumato

El portavoz oficial del Gobierno alemán, Steffen Seibert, aseguró este miércoles 2 de septiembre que un laboratorio confirmó que en el cuerpo de Navalny se encontró una sustancia tóxica de la familia del Novichok. Alemania llevará el tema a la Unión Europea, lo que conllevaría a eventuales sanciones contra Rusia. 

Anuncios

Una “evidencia inequívoca” prueba que el opositor ruso Alexéi Navalny fue envenenado, sostiene Alemania. Así lo confirman los exámenes de sangre que analizó un laboratorio y cuyos resultados fueron anunciados por Steffen Seibert, jefe de comunicaciones y vocero del Gobierno alemán.

Navalny cayó inmóvil durante un vuelo entre las ciudades rusas de Tomsk y Moscú el 20 de agosto justo después de tomarse un té. Su esposa Yulia Navalnaya sospechó desde el primer momento que su compañero y uno de los opositores más visibles del Kremlin había sido envenenado. Por eso le pidió a la organización Cinema for Peace Foundation que lo trasladara a Alemania, donde está hospitalizado desde el 22 de agosto.

Ahora Alemania sostiene que Navalny ingirió una sustancia tóxica de la familia del Novichok, que inhibe parte del sistema nervioso.

Con estos resultados, la Administración de Angela Merkel impulsará una discusión sobre lo que le ocurrió al activista ruso.

“El Gobierno federal informará a sus socios en la Unión Europea y de la OTAN sobre los resultados de la investigación”, todo con el objetivo de discutir “una respuesta conjunta apropiada con los socios a la luz de la respuesta rusa”, según indicó Seibert.

Esto podría traducirse en más sanciones europeas en contra de Rusia que podrían impactar la economía de este país y que se sumarían a las presiones que ya tiene el Kremlin por las penalidades de Europa tras anexarse Crimea, antes en Ucrania, hace seis años.

Aunque la declaración alemana instó al Gobierno de Vladimir Putin a “explicar el incidente” del envenenamiento de Navalny, un vocero del Kremlin dijo que el Ejecutivo alemán todavía no los había informado sobre los resultados del laboratorio, como lo publicó la agencia estatal rusa de noticias 'RIA Novosti'. 

En ese mismo medio, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia dijo que la afirmación de que Navalny había sido envenenado con un agente nervioso del grupo Novichok no estaba respaldada por pruebas y recalcó que Berlín no estaba cooperando con Moscú en este caso. El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, agregó que el gobierno ruso quería que hubiera un intercambio completo de información.

Alemania, por su parte, aclaró que los resultados los comunicará la oficina de Relaciones Exteriores de Alemania a la Embajada de Rusia en Berlín, según se precisó en la declaración de Seibert.

Tras el anuncio, la canciller Angela Merkel expresó que espera que el Kremlin se pronuncie sobre el caso Navalny, mientras que el ministro de Relaciones Exteriores de Alemania, Heiko Maas, le pidió a Rusia que investigara los hechos y juzgara a los responsables.

it
01:14

La Unión Europea se unió al rechazo de lo que le ocurrió a Navalny y calificó el envenenamiento como un "acto despreciable y cobarde". Desde hace más de una semana, el organismo había pedido una investigación independiente para determinar qué le ocurrió al activista ruso. 

Los agentes tóxicos Novichok tienen historia en Rusia

La sustancia tóxica en el cuerpo de Navalny es un agente nervioso de la familia del Novichok. Este grupo de sustancias fue desarrollado por los militares soviéticos en plena Guerra Fría, específicamente entre las décadas de los setenta y los ochenta. 

Incluso, Reino Unido aseguró en su momento que ese fue el mismo veneno que identificaron en el cuerpo del exespía ruso Serguéi Skripal, que fue encontrado inconsciente en su residencia en la ciudad británica de Salisbury en 2018. Rusia ha dicho en múltiples ocasiones que no está relacionada con el intento de asesinato del exfuncionario. 

Sin embargo, casos como el de Skripal le hicieron pensar a los familiares y amigos de Navalny que correría una suerte similar. Por eso, desde que este activista fue hospitalizado en la ciudad rusa de Omsk, las personas cercanas a él pidieron que se lo llevaran a Alemania, concretamente al hospital Charité en Berlín, donde ya han atendido a varios opositores rusos que fueron envenenados. 

El opositor Alexéi Navalny fue trasladado de un centro de salud en la ciudad rusa de Omsk al hospital Charité, en Alemania, el 22 de agosto de 2020.
El opositor Alexéi Navalny fue trasladado de un centro de salud en la ciudad rusa de Omsk al hospital Charité, en Alemania, el 22 de agosto de 2020. © Christian Mang / Reuters

Finalmente, a Navalny lo trasladaron el 22 de agosto y desde entonces permanece en la unidad de cuidados intensivos de dicho centro de salud alemán, inconsciente y conectado a un ventilador mecánico. 

Desde el 24 de agosto, la clínica Charité ya había señalado que todos los síntomas de Navalny apuntaban a que podría haber sido envenenado con un elemento “del grupo de los inhibidores de la colinesterasa”. La colinesterasa es una sustancia que está en la sangre y que ayuda a funcionar al sistema nervioso. Es común que en los ataques químicos se usen agentes tóxicos que afectan a esas partículas. 

Aunque el centro de salud ha aclarado que todavía no se conocen las consecuencias que puede sufrir Navalny tras el envenenamiento, precisan que no se puede excluir una posible afectación precisamente de su sistema nervioso. Hasta ahora, el pronóstico sigue siendo reservado. 

Con Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24