Saltar al contenido principal

Corte brasileña confirma suspensión del gobernador de Río de Janeiro

El gobernador de Rio de Janeiro, Wilson Witzel, habla con la prensa en su residencia, el 28 de agosto de 2020 en Rio
El gobernador de Rio de Janeiro, Wilson Witzel, habla con la prensa en su residencia, el 28 de agosto de 2020 en Rio CARL DE SOUZA AFP
3 min
Anuncios

Brasilia (AFP)

El Superior Tribunal de Justicia (STJ) de Brasil confirmó este miércoles la suspensión del gobernador de Río de Janeiro, Wilson Witzel, por sospechas de corrupción en el área de la salud en plena pandemia de coronavirus.

Una corte especial de 15 jueces avaló, al formar la mayoría de dos tercios necesaria, la destitución temporal ordenada el pasado viernes por un juez de ese mismo tribunal, considerado como la penúltima instancia de la justicia brasileña.

La destitución de Witzel, un exjuez de 52 años, es válida por 180 días, en espera del fallo definitivo.

Según la denuncia de la Fiscalía, Witzel creó desde su llegada al cargo en enero de 2019, una caja paralela para recibir sobornos de empresas beneficiadas con contratos públicos. Entre los fraudes investigados figuran la gestión de los hospitales de campaña previstos para pacientes afectados por la covid-19 y la compra irregular de respiradores y medicamentos.

De acuerdo con la acusación, Witzel recibió sobornos por 274,2 millones de reales (unos 50 millones de dólares).

La esposa de Witzel, Helena Witzel, también fue denunciada, tras la identificación de pagos a su gabinete de abogacía por parte de empresarios involucrados en los desvíos.

La justicia ordenó además la detención de varios empresarios y la del pastor Everaldo, un líder evangélico que preside el Partido Social Cristiano (PSC), al que pertenece el ahora gobernador suspendido.

Witzel, objeto de un proceso de 'impeachment' en la Asamblea Legislativa de Rio de Janeiro (Alerj) por ese mismo asunto, rechaza las acusaciones y denuncia una persecución política motivada por un abierto enfrentamiento con el presidente de ultraderecha Jair Bolsonaro, de quien fue un aliado en las elecciones presidenciales de 2018.

La enemistad política entre Witzel y Bolsonaro se debió al avance de las investigaciones que involucran al hijo mayor del presidente, el senador Flavio Bolsonaro, radicadas en Río, y se acentuó con las divergencias sobre las medidas de aislamiento para contener la pandemia, a las cuales se opone el jefe de Estado.

El gobernador destituido afirma que "otros gobernadores" también están siendo víctimas de un posible uso político de la justicia.

El presidente del Supremo Tribunal Federal (STF, corte suprema), Dias Toffoli, denegó por la mañana el pedido de suspensión del juicio hecho por la defensa de Witzel.

Con Witzel, cinco de los seis gobernadores de Río de Janeiro en funciones desde 1998 han tenido problemas con la justicia, y cuatro de ellos fueron presos en algún momento.

También el alcalde de la capital carioca, Marcelo Crivella, podría enfrentar un proceso de destitución, por el escándalo de la creación de una cuadrilla de funcionarios de la alcaldía con la misión de bloquear reportajes frente a los hospitales, según reveló esta semana el diario O Globo.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.