El cacique Raoni sigue hospitalizado, sin previsión de alta

Anuncios

Río de Janeiro (AFP)

El cacique brasileño Raoni Metuktire, ícono de la lucha por la protección de la Amazonía, permanece hospitalizado en condición "estable" tras haber contraído el nuevo coronavirus, sin previsión de alta, según el boletín médico publicado este miércoles.

"Su estado general es bueno, pero permanecerá hospitalizado, en observación, sin planes de alta", indicó el Hospital Dois Pinheiros en Sinop, en el estado de Mato Grosso (centro-oeste), donde el líder kayapó ingresó el viernes.

Los médicos de este hospital ubicado a 200 kilómetros de la aldea de Raoni aseguran que le han retirado el catéter nasal utilizado los días anteriores para facilitar su respiración.

El boletín también reporta una "mejora" en los problemas de "inflamación cardíaca" detectados en los exámenes del lunes.

El martes, el hospital informó que el cacique sufría leves arritmias cardíacas.

Raoni, cuya edad se estima en 90 años, había permanecido internado diez días en julio a causa de úlceras gástricas y problemas intestinales.

Al darle el alta el 25 de julio, los médicos indicaron que Raoni presentaba un "cuadro de tristeza profunda" desde la muerte un mes antes por derrame cerebral de su esposa Bekwyjka, su compañera durante 60 años.

Las poblaciones indígenas se han visto muy afectadas por la pandemia debido, entre otras cosas, a su baja inmunidad: cerca de 30.000 indígenas han sido contagiados y 775 han muerto, según los últimos datos de la APIB, la Asociación de Pueblos Indígenas de Brasil.

Caracterizado por sus coloridos tocados de plumas y el gran disco insertado en su labio inferior, Raoni recorrió el mundo durante las últimas tres décadas para crear conciencia sobre la amenaza de destrucción de la Amazonía.

Llegó a ser acusado por el presidente Jair Bolsonaro de estar al servicio de potencias extranjeras.