Gobierno de Maduro dice que invitó a la UE y la ONU a ser observadores en parlamentarias

Caracas (AFP)

Anuncios

El gobierno de Venezuela informó este miércoles que invitó a Naciones Unidas y la Unión Europea a participar como observadores en las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre mediante una carta enviada a los jefes de ambas organizaciones.

"Informo que ayer (martes) le enviamos a Antonio Guterres y a Josep Borrell una carta sobre las amplias garantías electorales acordadas para la venidera elección parlamentaria, (...) reiterando la invitación para que Naciones Unidas y la Unión Europea participen como observadores", indicó este miércoles el canciller venezolano, Jorge Arreaza, en Twitter.

La invitación se produjo un día después de que el mandatario Nicolás Maduro levantara las medidas judiciales contra más de un centenar de opositores, 26 de ellos diputados en el exilio a quienes les había sido levantada su inmunidad parlamentaria, además de varios colaboradores del jefe legislativo, Juan Guaidó.

Maduro dijo el martes que confía que el gesto hacia los opositores sirva "para avanzar en el diálogo", la "creación de condiciones que permitan la más amplia participación electoral" y "confianza" en las cuestionadas votaciones.

Las elecciones para renovar el Parlamento, único poder en manos de la oposición, son boicoteadas por los principales partidos opositores al tildarlas de un "fraude" signado por la inhabilitación de partidos por el Tribunal Supremo de Justicia, de línea chavista.

El pasado 11 de agosto, Josep Borrell, jefe de la diplomacia europea, abogó por un aplazamiento de las elecciones legislativas al considerar, en ese momento, que no existían "las condiciones para un proceso electoral transparente, inclusivo, libre y justo".

Sostuvo además, que no había garantías suficientes "para que la Unión Europea pueda desplegar una misión de observación electoral".

No obstante, Borrell indicó el martes en Twitter que la "excarcelación de un considerable número de presos políticos y diputados perseguidos en Venezuela es una buena noticia y una condición sine qua non para seguir avanzando en la organización de unas elecciones libres, inclusivas y transparentes".

La Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, expresó el martes su satisfacción por la medida de Maduro, de la que se beneficiaron 110 opositores, 50 de ellos considerados "presos políticos" por la ONG Foro Penal.

Sin embargo, Estados Unidos, al frente del medio centenar de gobiernos que reconocen a Guaidó como presidente interino, aseguró a la AFP el martes que los "indultos" son solo "acciones simbólicas" que no merecen aplausos.