Saltar al contenido principal

Francia lanza su plan de recuperación económica tras la crisis provocada por la pandemia

El primer ministro Jean Castex espera que el plan de recuperación cree 160.000 puestos de trabajo en 2021.
El primer ministro Jean Castex espera que el plan de recuperación cree 160.000 puestos de trabajo en 2021. © Ludovic Marin / AFP
Texto por: Natalia Plazas
7 min

Este jueves, el Gobierno francés reveló su plan de recuperación económica para el destinará 100.000 millones de euros con miras a estabilizar el país tras la crisis provocada por la pandemia. El plan concentra sus esfuerzos en el fortalecimiento industrial, el crecimiento ecológico y el empleo juvenil.

Anuncios

Este 3 de septiembre el Gobierno francés detalló el plan 'France Relance', con el que el Ejecutivo busca impulsar nuevamente la economía del país galo, fuertemente afectada por la pandemia, con la inyección de 100.000 millones de euros (unos 118.400 millones de dólares) que invertirá en distintos sectores en un periodo de dos años. 

"100.000 millones es la cantidad que nuestra economía necesita para recuperar desde 2022 nuestro nivel de riqueza anterior a la crisis. Es ambicioso pero perfectamente alcanzable", aseguró el primer ministro, Jean Castex.

Durante la presentación del plan, Castex estuvo acompañado por los ministros de Economía y Finanzas, Bruno Le Maire; de Transición Ecológica, Barbara Pompili, y de Empleo, Elisabeth Borne, quienes están a cargo de los tres sectores en los que se concentrará la inversión: la competitividad económica, el medio ambiente y el empleo.

35.000 millones de euros para competitividad económica

El Gobierno busca concentrar sus esfuerzos en la industria y el comercio, de ahí que un tercio del presupuesto total, unos 35.000 millones de euros (unos 41.400 millones de dólares), sean destinados a la competitividad y la reindustrialización. 

En medio de fortalecer estos sectores, se activará una medida para reducir los impuestos de producción en 20.000 millones de euros en los próximos dos años. Según el Gobierno, esta reducción beneficiará en un 42% a las medianas empresas, en un 32% a las pymes y en un 26% a las grandes compañías. 

En este ámbito, el país busca impulsar la reconstrucción del tejido industrial y facilitar la reubicación dentro de su territorio de actividades en sectores que cataloga como "vitales", entre los que sitúa a la sanidad, la agricultura y la tecnología.

30.000 millones de euros para fomentar la transición ecológica

Otros 30.000 millones de euros (unos 35.000 millones de euros) serán destinados a fortalecer la transición hacia una economía verde. Entre estos, se destinarán 11.000 millones de euros al fortalecimiento del transporte de mercancías por ferrocarril y a la implementación de la bicicleta como medio de transporte.

Otros 7.000 millones de euros se destinarán a renovar energéticamente edificios tanto públicos como privados, entre los que se encuentran escuelas, hospitales y 9.000 millones de euros a apoyar empresas de investigación e innovación, especialmente el desarrollo del hidrógeno como fuente de energía.

Otros 1.200 millones de euros irán para el fomento a una agricultura más sostenible y una alimentación más sana y 300 millones de euros se destinarán a renovar redes de agua. 

Sin embargo, pese al alto presupuesto que el Gobierno decidió otorgar a la ecología, el plan ha recibido críticas de los sectores medio ambientales, que lo consideran insuficiente.

35.000 millones de euros para cohesión social y territorial

Para evitar la fractura social que ha dejado la pandemia del coronavirus en el país, con la supresión de 800.000 empleos en este año, la última rama del plan se centrará en la cohesión territorial con otros 35.000 millones de euros. Este apartado tiene como principal objetivo el fomento de la contratación juvenil.

El punto incluye una partida de 6.500 millones de euros para contrataciones de jóvenes menores de 26 años y 6.600 millones para un "escudo antidesempleo" con varias medidas como las formaciones laborales. Con estas medidas el Gobierno espera crear 180.000 empleos en 2021.

Otros 6.000 millones de euros irán destinados a la inversión digital en sanidad, la renovación de comercios y el desarrollo digital en los territorios. Por otro lado, otros 5.200 millones de euros se destinarán a la inversión en comunidades y 200 millones de euros a planes para combatir la pobreza y la exclusión social. 

En su presentación del plan, el primer ministro hizo un llamado "a la responsabilidad de todos los actores: a las empresas para que contraten, a los colectivos para que inviertan junto al Estado, a los hogares para que inviertan y consuman en lugar de ahorrar".

El Gobierno asegura que el plan, independiente a las medidas de urgencia que fueron aplicadas durante la pandemia con un costo de 470.000 millones de euros, beneficiará a todos los franceses, desde las clases más modestas, y que este nuevo plan, que catalogó de histórico, será una inversión con un impacto que será "casi totalmente" absorbido a partir de 2025.

Con EFE y AFP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.