Las 'Soul Sisters', un foro en Facebook que da voz a las mujeres en Pakistán

Anuncios

Lahore (Pakistán) (AFP)

"Las mujeres en Pakistán son realmente fuertes, muy fuertes. Tenemos una voz pero no tenemos espacio para utilizarla", dice Kanwal Ahmed, la creadora de la página Soul Sisters, donde 260.000 "hermanas de alma" se confiesan, se interrogan y se animan.

"Quería que fuera el tipo de espacio en el que las mujeres se abran realmente sin miedo a ser atacadas, acosadas o juzgadas", explica esta treintañera de larga cabellera a la AFP.

En este foro de Facebook, cerrado a los hombres, se habla de sexo, divorcio y violencia doméstica. En Pakistán, país musulmán conservador, las desigualdades son notorias y las mujeres no suelen hablar de sus problemas personales. El acoso por internet es moneda corriente.

Kanwal Ahmed, antigua maquilladora profesional, solía escuchar confesiones de futuras esposas, perdidas y preocupadas en un país donde los matrimonios concertados son la norma y las mujeres poderosas, la excepción. Por eso ideó Soul Sisters Pakistan, creado en agosto de 2013.

El foro ha ido creciendo y ya cuenta con 260.000 miembros. Entre tres y seis millones de conversaciones se registran cada mes, según Ahmed. En 2018, Facebook la seleccionó entre 6.000 candidatos como una de las 115 "Community Leaders" (líderes de la comunidad) que utilizan la plataforma para ayudar a los demás, concediéndole una subvención.

Y es que Soul Sisters no es solo un foro. Las "Soulies" ofrecen apoyo emocional y consejos jurídicos para las usuarias.

En este país, donde el 90% de las mujeres ha sufrido alguna forma de violencia doméstica, según la Comisión de Derechos Humanos de Pakistán, no existe suficiente acceso a servicios de "salud, policía, justicia y ayuda social" para garantizar la seguridad y la protección de este colectivo, advierte la ONU.

- Vergüenza y tabú -

Incluso las funciones fisiológicas del cuerpo femenino son tabúes, como lo sugiere una etiqueta reciente #MyBodyIsNotASecret (#MiCuerpoNoEsUnSecreto) muy utilizada por las "hermanas", que muestra la evolución de una generación que ha asistido al impacto mundial del movimiento #MeToo.

"También hay mucho malestar asociado al cuerpo de las mujeres. No se habla" de eso, lamenta Kanwal Ahmed, que ha perdido a una conocida por un cáncer de mama, diagnosticado tarde porque "tenía vergüenza de hablar de su cuerpo con alguien".

Una integrante de Soul Sisters ha compartido su combate contra el vaginismo, que ha permitido a otras identificar sus propios síntomas.

"La plataforma es importante ya que muchas mujeres no estarían de acuerdo en hablar de estos asuntos en foros públicos", analiza Nayab Gohar Jan, que defiende sus derechos en Lahore, la capital del Este paquistaní.

En el internet paquistaní "dominado por los hombres", Kanwal Ahmed "ha roto este círculo vicioso y de alguna forma ha roto el techo de cristal al difundir en YouTube una emisión que aborda únicamente aspectos femeninos", prosigue.

Tales iniciativas no están exentas de críticas. La fundadora de Soul Sisters ha sido acusada de promover el divorcio y los comportamientos de "salvajes", mientras que las voces más progresistas le reprochan que permita compartir los puntos de vista conservadores.

Grupos disidentes han emergido para captar, sin éxito, a sus seguidores y miembros. "Cada vez que alguien cambia de opinión o que obtenemos algún éxito, es una satisfacción instantánea", tuiteó recientemente.

Kanwal Ahmed se instaló recientemente en Canadá, desde donde prosigue su combate para cuestionar a una sociedad que "tiene miedo de las mujeres que tienen una voz".