OTAN pide a Rusia cooperar con una investigación internacional sobre el caso Navalny

Imagen de archivo del líder opositor ruso Alexéi Navalny, hospitalizado en Alemania tras haber sufrido un envenenamiento en Rusia.
Imagen de archivo del líder opositor ruso Alexéi Navalny, hospitalizado en Alemania tras haber sufrido un envenenamiento en Rusia. © Mladen Antonov / AFP

Un día después de que Alemania anunciara que el opositor ruso Alexéi Navalny fue envenenado con un agente nervioso de la familia del Novichok, la OTAN instó a Moscú a revelar su programa de armas químicas y a cooperar en una investigación internacional. El Kremlin niega cualquier implicación en el caso.

Anuncios

La Organización del Tratado del Atlántico Norte, OTAN, hizo un llamado este viernes 4 de septiembre a Rusia para que el país coopere con la Organización para la Prohibición de Armas Químicas, OPAC, en una investigación internacional sobre el caso del líder opositor Alexéi Navalny.

El llamado lo hizo el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, quien aseguró, después de que Alemania informara a los países de la organización sobre las conclusiones de su investigación, que "más allá de toda duda", el envenenamiento de Navalny se produjo mediante una sustancia usada en la producción de armas químicas de tipo Novichok. 

"Los aliados de la OTAN estuvieron de acuerdo en que Rusia ahora tiene serias preguntas que responder. El Gobierno ruso debe cooperar completamente con la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas en una investigación imparcial internacional", dijo Stoltenberg.

Durante la comparecencia, el alto funcionario pidió a Moscú revelar "por completo" a la OPAQ su programa sobre el Novichok, un grupo de agentes químicos desarrollado por el Ejército soviético durante la guerra fría utilizado en el ataque en 2018 al exespía ruso Serguéi Skripal y su hija Yulia en la ciudad británica de Salisbury.

'Una y otra vez hemos visto a líderes de la oposición atacados'

El 22 de agosto, Navalny fue trasladado de urgencia al hospital de la Charité en Berlín desde Siberia, donde había sido internado tras sufrir un colapso en un avión después de haber bebido un té en el aeropuerto de Bogashevo, en la ciudad rusa de Tomsk. El líder opositor se encuentra en coma inducido desde entonces.

"Una y otra vez hemos visto a líderes de la oposición y críticos del régimen ruso atacados y sus vidas amenazadas. Algunos incluso han sido asesinados. Así que esto no es solo un ataque contra un individuo, sino contra derechos democráticos fundamentales, y es una grave violación del Derecho internacional", aseguró la OTAN.

La organización indicó que al tratarse de un agente químico, el ataque estaría violando la prohibición de cualquier uso de armas químicas y aseguró que eso "le importa a la OTAN", cuya voz, según aseguró Stoltenberg, "importa", debido a que representa a "cerca de 1.000 millones de personas y el 50 % del PIB mundial".

El Kremlin niega cualquier implicación en el caso Navalny

La Unión Europea pidió un día antes a Moscú que coopere "completamente" con la OPAQ para garantizar una investigación imparcial internacional y se refirió por primera vez a posibles sanciones al Kremlin al señalar el uso de armas químicas como una violación al derecho internacional. 

Por el momento, Rusia ha asegurado que no existe participación alguna del Kremlin en el ataque y ha rechazado las posibles sanciones en su contra. "No creo que pueda ser beneficioso para alguien (...) No queremos que nuestros socios en Alemania y en otros países europeos se precipiten", aseguró Dimitri Peskov, portavoz del Gobierno ruso.

Moscú también indicó que la investigación alemana no ha sido contrastada, por lo que pidió a Berlín un intercambio total de la información adelantada sobre el caso en ambas naciones. 

Con EFE y AFP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24