Saltar al contenido principal

EE. UU.: Trump se defiende de reportes que lo acusan de ofender a veteranos de guerra

Manifestantes rechazan las afirmaciones adjudicadas a Donald Trump según las cuales habría dicho que los caídos en combate son "perdedores", a las afueras del Trump National Golf Club en Sterling, Virginia, Estados Unidos, el sábado 5 de septiembre de 2020.
Manifestantes rechazan las afirmaciones adjudicadas a Donald Trump según las cuales habría dicho que los caídos en combate son "perdedores", a las afueras del Trump National Golf Club en Sterling, Virginia, Estados Unidos, el sábado 5 de septiembre de 2020. © Yuri Gripas / Reuters.
5 min

La revista The Atlantic publicó un artículo en el que acusa al presidente estadounidense de llamar “perdedores” y “tontos” ('suckers') a los soldados caídos en combate. La agencia The Associated Press y el medio Fox News confirmaron otros señalamientos similares, en distintos contextos, en los que Trump se habría referido de forma ofensiva hacia los caídos y veteranos de guerra.

Anuncios

En noviembre de 2018, Donald Trump se encontraba en París y, aunque estaba en su agenda, el presidente no visitó el Cementerio Americano de Aisne-Marne, donde reposan los restos de algunos estadounidenses caídos durante la Primera Guerra Mundial. Un reporte de la revista estadounidense The Atlantic sostiene que, en ese momento, Trump se refirió a estos soldados como “perdedores” y declinó hacer el recorrido porque la lluvia arruinaría su pelo. 

Cuatro personas que dicen conocer de primera mano la discusión de ese día le dieron la información a The Atlantic. Desde el Consejo de Seguridad Nacional y el Servicio Secreto dicen que la lluvia de ese día hacía riesgoso volar en helicóptero hacia el cementerio. De modo que habrían tenido que desplazarse por tierra. Según contó un oficial, Trump dijo que no quería ir hasta allá porque el cementerio estaba “lleno de perdedores”. 

En otra conversación en ese momento, según The Atlantic, Trump calificó a los 1.800 soldados que murieron en la Primera Guerra Mundial como 'suckers' (“tontos”) por haber fallecido en la batalla de Belleau Wood.

Este jueves 3 de septiembre, el presidente dijo que en su momento el Servicio Secreto desaconsejó ir en carretera. “El Servicio Secreto me dijo, no puedes hacerlo. Ellos nunca habrían podido poner en línea a la policía y a todos los demás para hacer pasar un presidente por un área muy atestada, muy congestionada”, afirmó Trump como parte de su defensa.

“Es triste ver las profundidades a las que están dispuestos a llegar en la recta final de unas elecciones”

“Estaría dispuesto a jurar por lo que sea que nunca dije eso sobre nuestros héroes caídos. No hay nadie que los respete más”, remarcó Trump en su defensa. “Ningún animal -nadie- ¿qué animal diría una cosa así?”, añadió.

El jefe de gabinete de la Casa Blanca, Mark Meadows, también respaldó al presidente: “Es triste ver las profundidades a las que están dispuestos a llegar en la recta final de una campaña presidencial para tratar de manchar a alguien”.

Y justamente las afirmaciones que le adjudican a Trump recuerdan a la carrera por la candidatura republicana en 2015, cuando el entonces precandidato dijo públicamente sobre el fallecido exsenador John McCain, quien había sido capturado por el enemigo en la Guerra de Vietnam: “Él no es un héroe de guerra”. Luego añadió: “Me gusta la gente que no haya sido capturada”. 

Una fuente citada por The Atlantic y un retirado de los Marine Corps que confirmó la información a AP afirman que Trump dijo que no quería respaldar el funeral de McCain en agosto de 2018 porque era un “perdedor”. Según la revista estadounidense, Trump estaba molesto por las banderas a media asta en esa ocasión: “¿Por qué **** estamos haciendo esto? El tipo era un **** perdedor”, habría dicho el presidente.

Una bandera estadounidense reposa sobre el Monumento a los caídos en la Guerra de Vietnam en Washington D. C., Estados Unidos, el viernes 4 de septiembre de 2020.
Una bandera estadounidense reposa sobre el Monumento a los caídos en la Guerra de Vietnam en Washington D. C., Estados Unidos, el viernes 4 de septiembre de 2020. © Jonathan Ernst / Reuters.

Frente a estos señalamientos, también se pronunció el viernes 4 de septiembre el candidato demócrata Joe Biden, cuyo hijo Beau sirvió en Irak y falleció producto de cáncer en 2015: “Si el artículo es verdad -y parece serlo basados en las otras cosas que ha dicho- es absolutamente condenable. Es una desgracia”.

Biden añadió que “el presidente debería humildemente pedir disculpas a cada padre y madre Gold Star (una distinción para las familias que han perdido a sus seres queridos en combate), a cada familia Blue Star a las que ha denigrado. ¿Quién se cree que es?”.

Desde la Oficina Oval en Washington, el presidente sostuvo que no debía disculparse porque se trataba de una “historia falsa”. 

El apoyo del secretario de Defensa y otro caso que involucraría a su anterior jefe de gabinete

“El presidente Trump tiene el más alto respeto y admiración por los militares de nuestra nación, los veteranos y sus familias”, señaló en un comunicado el secretario de Defensa, Mark Esper. “Por eso ha luchado por un mejor pago y más financiación para nuestras fuerzas armadas”, añadió. 

La defensa de Esper hizo parte de la reacción de los allegados a Trump este viernes. Pero una de las historias de The Atlantic involucra a uno de sus excolaboradores.

Según la revista, y de acuerdo a lo que pudo confirmar AP con funcionarios del Departamento de Defensa, en el Memorial Day de 2017, Trump recorrió el Cementerio de Arlington, en las inmediaciones de Washington D. C., en compañía de su entonces jefe de gabinete, John Kelly. Ese día visitaron la tumba de Robert Kelly, hijo del ex jefe de gabinete, quien cayó en 2010 en Afganistán. Según las fuentes de The Atlantic y de AP, Trump dijo a Kelly: “No entiendo. ¿Qué había para ellos?” (“I don't get it. What was in it for them?").

Este viernes, en medio de una rueda de prensa, Trump afirmó que la fuente de todos estos señalamientos en su contra podría ser "un tipo como John Kelly", quien también fue secretario de Seguridad. Trump agregó que su excolaborador -quien también es un general retirado del cuerpo de Marines estadounidense- “era incapaz de manejar la presión para este trabajo”. 

A diferencia de muchos de sus predecesores, Donald Trump nunca sirvió en el ejército.

Con AP y Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.