El tifón Haishen llega a Corea del Sur tras su devastador paso por Japón

Anuncios

Kagoshima (Japón) (AFP)

El violento tifón Haishen llegó este lunes a Corea del Sur, tras su paso por el suroeste de Japón, donde cuatro personas fueron declaradas desaparecidas tras un corrimiento de tierras.

A las 10H00 (01H00 GMT), el tifón afectaba principalmente al este de Corea del Sur, con rachas de viento que rozaban los 200 km/h, rumbo al norte.

Previamente, el tifón había pasado por Kyushu, la gran isla del suroeste de Japón. En la región de Miyasaki, tres hombres y una mujer fueron declarados desaparecidos tras un corrimiento de tierras que arrastró las casas hasta un río, según la prefectura.

"De momento, no podemos acercarnos [a la zona siniestrada] y empezar las búsquedas porque existe el riesgo de una nueva catástrofe" a causa de las fuertes lluvias, explicó a la AFP una portavoz de la prefectura.

Por otro lado, medios japoneses informaron de varias decenas de heridos leves en la isla de Kyushu, sobre todo personas mayores, víctimas de caídas.

En la región de Nagasaki, cuatro personas resultaron heridas cuando reventaron las ventanas del centro de evacuación en el que se habían refugiado, indicaron los bomberos locales a la AFP.

Varios centenares de miles de hogares se quedaron sin electricidad el lunes por la mañana, según la compañía Kyushu Electric Power, lo que hizo temer que se produjeran golpes de calor a falta de climatización en las viviendas.

- Hoteles completos -

La llegada del tifón había colocado a la isla de Kyushu en estado de alerta este fin de semana. En el momento álgido de la tormenta, se pidió a los más de 7 millones de personas que abandonaran sus casas y se refugiaran, aunque esta consigna de las autoridades no era obligatoria.

Pero las autoridades también aconsejaron evitar sobrecargar los centros de evacuación a causa del coronavirus, por lo que muchos habitantes optaron por pasar la noche en hoteles.

Así, los hoteles de la zona estaban completos este fin de semana, como el Polaris, en el sur de Kyushu, algo nunca visto durante un tifón.

"Es un gran edificio para nuestra región. Así que creo que nuestros clientes eligieron venir aquí para sentirse seguros", declaró Takayuki Shinmura, un empleado de la recepción del hotel, que tiene 73 habitaciones.

El tráfico aéreo y ferroviario de la región, que se vio fuertemente perturbado el domingo, debía reanudar su ritmo normal el lunes.

Haishen es el segundo ciclón tropical importante que ha azotado el archipiélago nipón y la península coreana en solo unos días, después del paso de Maysak, la semana pasada.

Maysak causó importantes daños en Corea del Norte, cuyo líder, Kim Jong Un, ordenó a 12.000 miembros de su partido que ayudaran a dos provincias rurales especialmente devastadas, según informó el domingo la agencia oficial KCNA.

Por el momento, los guardacostas japoneses hallaron dos supervivientes y una víctima mortal, pero todavía hay 40 tripulantes desaparecidos.

Su búsqueda tuvo que suspenderse ante la llegada del tifón Haishen, por lo que no había muchas esperanzas de encontrar a más supervivientes.

"Evaluamos la situación para ver cuándo podremos retomar las operaciones", declaró el lunes a la AFP un portavoz de los guardacostas japoneses.

bur-hih-kh-etb/mac/ahe/jvb/gm