Los líderes de la policía de Rochester renunciaron tras la muerte de un afroamericano

El jefe de la policía de Rochester, La'Ron Singletary, habla en una conferencia de prensa sobre las protestas en esa ciudad de Nueva York, el 6 de septiembre de 2020.
El jefe de la policía de Rochester, La'Ron Singletary, habla en una conferencia de prensa sobre las protestas en esa ciudad de Nueva York, el 6 de septiembre de 2020. © Brendan McDermid / Reuters

El jefe de policía La’Ron Singletary, el subjefe Joseph Morabito y un comandante anunciaron sus salidas de la fuerza en medio de las críticas por el manejo de la muerte por asfixia de Daniel Prude, un hombre afroamericano que falleció días después de haber estado bajo custodia policial.

Anuncios

Los altos cargos policiales de Rochester, en Nueva York, renunciaron a sus puestos en medio de los cuestionamientos a su accionar sobre la muerte de Daniel Prude, un hombre afroamericano que falleció días después de haber sufrido asfixia cuando estaba bajo custodia policial.

El jefe de policía La’Ron Singletary, el subjefe Joseph Morabito, un comandante y otros dos líderes presentaron su dimisión al cuerpo de seguridad, en medio de las acusaciones por el presunto encubrimiento de los policías que provocaron el fallecimiento de Prude.

Singletary, un hombre afroamericano, se había negado a renunciar la semana pasada y había sido respaldado por la alcaldesa Lovely Warren. Sin embargo, este martes 8 de septiembre, tras una reunión del Consejo Municipal, el oficial decidió dimitir. Warren señaló que no le pidió su salida, aunque admitió que había “información que salió a la luz hoy que no había visto antes”. La funcionaria evitó dar más detalles al respecto.

Por su parte, a través de un comunicado, Singletary informó su decisión de aceptar una jubilación anticipada. Al igual que Morabito, ambos habían servido 20 años en la fuerza, por lo que podrán gozar de un retiro con beneficios.

En la carta, el ahora ex jefe de policía denunció que “como hombre con integridad, no me voy a quedar de brazos cruzados mientras entidades externas intentan destruir mi carácter”.

"La caracterización errónea y la politización de las acciones que tomé después de ser informado de la muerte del Sr. Prude no se basa en hechos, y no es lo que yo defiendo”, agregó.

Otra muerte violenta de un afroamericano bajo custodia policial alimenta las protestas

Este hecho, otro más ligado a la brutalidad policial y el racismo que afecta a Estados Unidos, desató una ola de protestas en la ciudad de 200.000 habitantes, situada a orillas del lago Ontario.

Prude, un hombre de 41 años y con problemas mentales, murió varios días después de un encuentro con la policía el 23 de marzo pasado en la tercera ciudad más grande de Nueva York.

Los agentes encontraron a Prude corriendo desnudo por la calle, lo esposaron y le pusieron una capucha en la cabeza para evitar que escupiera. Posteriormente, mantuvieron presionado su cuello durante dos minutos hasta que dejó de respirar. Una semana después, falleció cuando le retiraron el soporte vital.

La semana pasada, sus familiares sacaron a la luz un video de las cámaras corporales de los oficiales e informes escritos, elementos que desataron la indignación social y repercutieron en una nueva serie de protestas.

01:55

La consecuencia directa fue la suspensión de los siete policías involucrados en el arresto y la apertura de una “investigación exhaustiva” y la conformación de un gran jurado para indagar en los hechos, según dispuso la procuradora general del estado, Letitia James.

Desde el inicio de las manifestaciones, los activistas de Black Lives Matter exigieron la renuncia del jefe de policía, La’Ron Singletary. Al concretarse esa dimisión este martes, Iman Abid, líder del grupo local Free the People ROC, consideró que se trata de “una gran noticia” que le demuestra a la gente que “puede mover las cosas y darles forma”.

“El jefe de policía no se retiraría si no fuera por algo de lo que él siente que es responsable”, subrayó.

Sin embargo, el activista aclaró que las protestas nocturnas en Rochester continuarán hasta lograr la renuncia de todos los responsables del hecho, incluida la alcaldesa Lovely Warren, la desmilitarización de la policía y la promulgación de una ley estatal que prohíba a los departamentos policiales responder a crisis de salud mental.

En una demanda federal, la familia de Prude acusa de encubrimiento al departamento de policía

La familia de Prude, liderada por su hermana, presentó este martes una demanda federal contra el jefe de policía La'Ron Singletary, otros 13 oficiales y la ciudad de Rochester por la muerte de Daniel y su presunto encubrimiento.

En el expediente de 82 páginas, alegan que los agentes tardaron más de 90 segundos en notar que Prude había dejado de respirar porque estaban bromeando sobre él.

Además, los parientes sostienen que los agentes usaron la fuerza contra el hombre cuando “no representaba una amenaza”, práctica que responde a lo que consideran como una política de larga data del departamento que “condona y alienta a los oficiales a usar fuerza excesiva como una cuestión de rutina y mentir en el papeleo oficial de la policía y el testimonio jurado para justificar sus acciones ilegales".

En la denuncia, los familiares de Prude acusan al departamento de policía de intentar encubrir la verdadera naturaleza de los hechos. Ellos mencionan que la alcaldesa Warren dijo que Singletary le había informado que la muerte de Prude se debió a una sobredosis de drogas, alegación desmentida por el ahora ex jefe de policía.

Con AP y Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24