Belarús: Maxim Znak, abogado opositor, fue detenido por "hombres enmascarados"

El abogado y representante del Consejo de Coordinación de los miembros de la oposición bielorrusa Maxim Znak asiste a una conferencia de prensa en Minsk, Belarús, el 18 de agosto de 2020.
El abogado y representante del Consejo de Coordinación de los miembros de la oposición bielorrusa Maxim Znak asiste a una conferencia de prensa en Minsk, Belarús, el 18 de agosto de 2020. © Vasily Fedosenko / Reuters

Se trata de otra detención de una de las principales figuras de la oposición bielorrusa, en medio de las protestas que buscan terminar con el poder de Alexander Lukashenko. La líder Svetlana Tikhanovskaya pidió desde Varsovia la liberación inmediata de Znak, miembro del presídium del Consejo Coordinador para la transición del país.

Anuncios

Una nueva detención indigna a la oposición bielorrusa. Se cumple justo un mes de las elecciones que desencadenaron las protestas más grandes en la historia de Belarús y la tensión política sigue en aumento. El abogado opositor Maxim Znak fue el último detenido por el oficialismo, según denuncia la oposición por “hombres enmascarados”.

Según pudo constatar la campaña del exbanquero encarcelado y antiguo rival de Lukashenko, Viktor Babariko, el abogado fue “secuestrado” en su oficina y trasladado a una dirección desconocida. Tras esta detención solo queda un miembro libre del presídium de transición de Belarús, la premio Nobel de Literatura Svetlana Alexiévich. El resto está en prisión o en la cárcel.

Durante las últimas semanas, se ha intensificado la persecución a los principales líderes del movimiento opositor que busca terminar con 24 años de poder absoluto de Alexander Lukashenko y que denuncia un amaño de las elecciones del 9 de agosto.

La líder opositora y candidata presidencial, Svetlana Tikhanovskaya, se vio obligada a marcharse del país al día siguiente de los polémicos comicios por la presión de las autoridades.

La líder opositora, Svetlana Tsikhanovskaya, durante su visita en Polonia junto con el primer ministro, Mateusz Morawiecki, en Varsovia, el 9 de septiembre de 2020.
La líder opositora, Svetlana Tsikhanovskaya, durante su visita en Polonia junto con el primer ministro, Mateusz Morawiecki, en Varsovia, el 9 de septiembre de 2020. © Kacper Pempel / Reuters

Esta vez fue recibida en Polonia por el primer ministro Mateusz Morawiecki, que apoyó su causa y brindó espacio para los opositores políticos que necesiten asilo. El primer ministro dijo que Polonia planea presentar a la Unión Europea un plan económico para brindar más asistencia.

Tikhanovskaya pidió desde Varsovia la liberación inmediata de Znak y que las protestas sigan siendo pacíficas, al asegurar que “es imposible combatir la violencia con más violencia”.

"Exijo la libertad inmediata de Maxim Znak, quien ha sido detenido o, mejor dicho, secuestrado hoy. Los métodos que emplean las así llamadas autoridades son indignantes", escribió en su canal de Telegram la líder bielorrusa en el exilio.

Esta semana se produjo también la detención de Maria Kolesnikova

El lunes se produjo la detención de una de las figuras más carismáticas de la oposición, la del brazo derecho de Tikhanovskaya, Maria Kolesnikova. Aunque las autoridades negaron en un primer momento los hechos, finalmente se demostró su detención.

La opositora, según denunciaron sus compañeros, fue secuestrada en Minsk y llevada en la madrugada del martes a la frontera con Ucrania para expulsarla del país, pero ella rompió su pasaporte a fin de que el vecino país no pudiera recibirla, tras lo cual fue detenida por "intento de abandonar ilegalmente el país".

02:00

A pesar del asedio, las protestas siguen

A un mes de las elecciones que hicieron explotar a la oposición contra Lukashenko, las protestas siguen en su punto cumbre, presentándose especialmente fuertes los fines de semana. La oposición ha alentado huelgas en sectores industriales estratégicos que han sido seguidas masivamente por el movimiento obrero.

Durante estas marchas, las fuerzas policiales bielorrusas se han mostrado contundentes, deteniendo a cientos de personas al día en las calles. Este martes, el Ministerio de Interior confirmó que hasta 121 personas fueron arrestadas.

Lukashenko afronta su peor situación desde que está en el poder y ya ha mostrado su intención de acercarse todavía más a Rusia para contar con su ayuda si fuera necesario. Aunque las relaciones entre el líder bielorruso y Vladimir Putin no estaban en su mejor momento antes de las elecciones del 9 de agosto, la situación tensa ha acercado más a Lukashenko, que cuenta con hasta una posible ayuda militar rusa si fuera necesario.

Este próximo 14 de septiembre, Lukashenko tiene previsto visitar Moscú para afianzar los lazos comerciales con Rusia y, sobre todo, para hablar de la conflictividad vivida en Belarús.

Las elecciones que ganó sí que han sido reconocidas por Rusia, pero no por la Unión Europea ni la oposición, quienes consideran que su victoria con un 80% de los votos fue amañada.

Con AP, Reuters y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24