Un 41,4% de las mujeres dice haber sufrido violencia en Chile, según encuesta

Anuncios

Santiago (AFP)

Un 41,4% de las mujeres chilenas dicen haber sido víctimas de algún tipo de violencia, en su mayoría de carácter psicológico, aunque las denuncias formales bajaron en el país, reveló una encuesta bianual encargada por el gobierno y revelada este martes.

La cuarta encuesta sobre Violencia contra la Mujer en el Ámbito de Violencia Intrafamiliar y en otros Espacios, realizada entre diciembre de 2019 y marzo de 2020 a 6.775 mujeres entre 15 y 65 años, indicó que un 41,4% de las encuestadas dijo haber sufrido algún tipo de violencia, un aumento frente al 38,2% registrado en la anterior medición de 2017.

"Hoy dos de cada cinco mujeres reconocen haber sido víctimas de violencia en su vida (...) Eso tiene relación con que también las mujeres hoy entendemos los tipos de violencia que existen y, al entenderlo, también estamos dispuestas a reconocerlo, a decirlo y tomar medidas al respecto", dijo Katherine Martorell, subsecretaria de Prevención del Delito, durante la presentación de la encuesta.

En el desglose de los tipos de violencia, un 38,3% dijo haber sufrido violencia psicológica, un 15,5% violencia física, y un 6,9% sexual. En los tres tipos de agresiones se registraron aumentos en relación al anterior informe.

"Es lamentable ver que no hemos sido capaces todavía de mitigar o erradicar esta conducta tan dolorosa en nuestro país", sostuvo Mónica Zalaquett, ministra de la Mujer.

Sin embargo el estudio indicó que las denuncias por todo tipo de violencia bajaron: aquellas sobre violencia psicológica cayeron de 22,8% en 2017 a un 19% en el último año, mientras que las denuncias de agresión física lo hicieron de un 36,5% a 29% y las de índole sexual de 23% a un 16,3%.

"Esa baja está dada por la falta de confianza. Entonces queremos decirles a las mujeres, a las que sientan que son víctimas de violencia, ayúdennos a conocer estas causas porque eso nos permite tomar medidas a tiempo", sostuvo Martorell.

Un informe difundido en mayo por Naciones Unidas, indicó que desde el comienzo de la pandemia en Chile, en marzo pasado, las denuncias por violencia intrafamiliar disminuyeron en relación a 2019, pero las llamadas a las líneas de orientación aumentaron en un 60%.