Saltar al contenido principal

Azarenka vence a Mertens y jugará primeras semifinales de Grand Slam desde 2013

3 min
Anuncios

Nueva York (AFP)

La ex número uno mundial Victoria Azarenka arrolló este miércoles a la belga Elise Mertens y clasificó a las semifinales del Abierto de Estados Unidos, las primeras que disputará en un Grand Slam en los últimos siete años.

La bielorrusa, que se citó en semifinales con su antigua rival y amiga Serena Williams, está en pleno renacimiento deportivo y este miércoles no tuvo problemas para vencer a Mertens por 6-1 y 6-0 en apenas una hora y 13 minutos de juego.

"Estuvo bastante bien", dijo satisfecha Azarenka. "Sentí que ejecuté mi plan. Quería usar mi velocidad, fuerza y hacer alguna variación para sacarla de equilibrio".

Mertens (número 18 de la WTA), que buscaba la segunda semifinal de un Grand Slam en su carrera, dio la sorpresa de los octavos de final al eliminar en dos sets a la estadounidense Sofia Kenin, segunda sembrada y ganadora del pasado Abierto de Australia.

Pero, solo comenzar el juego en la pista principal de Flushing Meadows, Mertens fue avasallada por la potencia y seguridad de la ex número uno.

"Ella fue muy consistente. Yo traté de jugar agresivo pero ella tenía todo bajo control", explicó Mertens, de 24 años.

Azarenka selló el primer set en 35 minutos y no permitió a la belga sumar ni un juego en el segundo, dominando el ritmo a partir de su superioridad de servicio.

"No diría que no fue mi día porque creo que no hice nada realmente mal. Solo creo que ella hizo todo bien", dijo Mertens resignada.

- "El mayor desafío" -

A sus 31 años, Azarenka ha hecho un espectacular retorno a la élite del tenis desde la reactivación del circuito tras el parón por la pandemia. Desde que aterrizó en agosto en Nueva York suma 10 victorias sin ninguna derrota.

La semana previa al US Open levantó el torneo Premier de Cincinnati, cuya final no se jugó por la lesión de Naomi Osaka, conquistando el trofeo 21 de su carrera (dos de ellos Grand Slams) y el primero desde 2016 en Brisbane.

A finales de ese año la bielorrusa dio a luz a su hijo Leo, y una disputa posterior por la custodia del pequeño impactó su carrera en los últimos años.

Su siguiente reto será contra otra tenista madre, Serena Williams, con quien sostuvo una gran rivalidad que culminó en dos vibrantes finales del US Open en 2012 y 2013, ambas ganadas por la estadounidense.

"Contra ella jugué algunos de los mejores partidos de mi carrera. Siempre jugamos en grandes escenarios. Hubo muchas batallas. Ella es una de las jugadores que me empujó hacia el límite, que me hizo mejor", dijo Azarenka, que reconoció sentirse emocionada por el duelo.

"Es muy simple: me gusta jugar contra las mejores. Ahí es donde te ves a ti misma, tu nivel, es el mayor desafío", subrayó con una sonrisa. "Para esto es que estoy trabajando duro, para jugar en los escenarios más grandes contra los mejores jugadores. Y no hay nadie tan duro mentalmente como Serena".

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.