Saltar al contenido principal

BCE vigilante ante el euro y una reactivación económica que no despega

Dos personas con mascarilla frente al símbolo del euro en Fráncfort, Alemania, el 24 de abril de 2020
Dos personas con mascarilla frente al símbolo del euro en Fráncfort, Alemania, el 24 de abril de 2020 Yann Schreiber AFP/Archivos
4 min
Anuncios

Fráncfort (AFP)

El Banco Central Europeo (BCE) anunció este jueves que vigila de cerca la evolución del euro, dado que su cotización al alza durante los últimos meses pesa sobre su objetivo de estabilidad de los precios, en tanto que la reactivación económica continúa sujeta a la incertidumbre vinculada a la evolución de la pandemia de covid-19.

El aumento del euro, que ha ganado un 10% frente al dólar desde mayo, fue "ampliamente debatido" durante la reunión del consejo de gobierno de la institución de Fráncfort, subrayó la presidenta del BCE, Christine Lagarde, en conferencia de prensa sobre política monetaria.

El objetivo del banco es "mantener la estabilidad de los precios" y, dentro de este contexto, "la apreciación del euro hay que supervisarla con atención", subrayó.

Ya orientados a una tendencia bajista a causa a la crisis, los precios en la eurozona entraron en territorio negativo en agosto (-0,2%) debido a factores temporales, como la reducción del IVA en Alemania y las ventas de saldos de verano (boreal).

Pero este aumento del euro ayuda a alejar la inflación del objetivo del BCE de mantener las subidas de los precios "cercanas, pero por debajo del 2%".

Para 2020, la institución prevé una inflación del 0,3%, seguida del 1,0% en 2021, y del 1,3% en 2022, según nuevas previsiones anunciadas este jueves.

- 'No muy preocupado aún' -

No obstante, Lagarde quiso mandar un mensaje de calma: "los riesgos deflacionistas están a la baja", destacó.

Para Carsten Brzeski, economista jefe de ING, Lagarde se lanzó a "un equilibrio verbal interesante, inclusive arriesgado".

"Mencionar la tasa de cambio en su declaración introductoria, por primera vez desde hace más de dos años, e insistir en las revisiones al alza de las previsiones de inflación (subyacente) podría, a largo plazo, desencadenar un nuevo fortalecimiento del euro", escribe. Esto, a su parecer "significa que el BCE parece preocupado por la apreciación del euro, pero no mucho aún".

En cuanto al crecimiento, el BCE se muestra un poco menos pesimista en cuanto al alcance de la recesión y pronostica una contracción del 8% del PIB para la zona monetaria en 2020, contra el 8,7% estimado anteriormente.

Por otra parte, rebajó levemente sus previsiones para 2021 y 2022, con un repunte de 5,0% y 3,2% en 2021 y 2022, respectivamente, frente al 5,2% y 3,3% anunciados en las previsiones precedentes, publicadas en junio.

"La fuerza de la reactivación continúa sometida a grandes incertidumbres porque depende mucho de la evolución de la pandemia y del éxito de las políticas" instauradas para combatirla, explicó Lagarde.

- Un repunte, pero con viento en contra -

En general, "los datos hacen esperar un fuerte repunte del PIB en el tercer trimestre" tras una contracción sin precedentes durante el periodo entre abril y junio.

No obstante, "el rebrote de infecciones constatado durante los meses de verano (boreal) provocó un viento en contra", añadió.

El BCE ha dejado en cero, sin cambios, su principal tasa de interés, en tanto los bancos continuarán sujetos a un gravamen del 0,50% sobre una fracción de sus depósitos que confíen al Banco Central en vez de prestarlos a sus clientes.

También confirmó los programas de compra masiva de deuda, lo que incluye la acción de emergencia "PEPP", de 1.350 millones de euros (más de 1.600 millones de dólares) para junio de 2021, cuyo objetivo es contrarrestar el impacto del covid-19 sobre la economía.

"Debido a las circunstancias actuales, es muy probable que la cantidad se utilice en su totalidad", dijo Lagarde.

"El BCE mantiene su rumbo e indica que continuará flexibilizando su política monetaria en los meses próximos", destacó Marcel Fratzscher, presidente del instituto económico DIW.

El Banco Central podría de esta manera "aumentar el monto de PEPP de nuevo en diciembre, probablemente en 500.000 millones de euros más", cree Frederik Ducrozet, de Pictet Wealth Management.

Además, en lo que concierne al Brexit, Lagarde dijo que espera "que el desenlace de las negociaciones sea positivo, pese a ciertas posiciones observadas en los últimos días", en tanto Londres anunció que va a revisar el acuerdo que refrenda su divorcio del bloque europeo, a lo que se opone la UE.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.