Nuevo incendio en el puerto de Beirut puso en alarma a los capitalinos

En la imagen se puede observar la columna de humo negro provocada por un nuevo incendio en el puerto de Beirut. El 10 de septiembre de 2020.
En la imagen se puede observar la columna de humo negro provocada por un nuevo incendio en el puerto de Beirut. El 10 de septiembre de 2020. © Issam Abdallah / Reuters

La deflagración se produjo en un hangar del puerto de Beirut que contenía diferentes residuos materiales. Aunque el incendio se prolongó por varias horas, se pudo controlar este jueves. El incidente hizo saltar todas las alarmas, ya que apenas ha pasado un mes de la gran explosión que devastó la capital libanesa.

Anuncios

Otro incendio en el puerto de Beirut volvió a sobresaltar a Líbano. En la memoria colectiva todavía está muy presente la deflagración que provocó una gran explosión que destruyó gran parte de la capital libanesa, aunque esta vez las consecuencias han sido mucho menores.

Uno de los hangares del sector del puerto no destruido por la explosión del 4 de agosto registró un espectacular incendio durante la mañana y llegó a prolongarse durante horas. Al parecer, la deflagración fue avivada por los restos de materiales que contenía el almacén e hizo que la población de Beirut temiese otra vez lo peor.

La gran destrucción del incidente de principios de agosto, que dejó 190 personas muertas, hizo huella en los ciudadanos y hay testimonios de vecinos cercanos al puerto que se apresuraron a salir huyendo de la ciudad por miedo.

Un bombero aparece intentando sofocar las llamas del hangar con agua en Beirut, Líbano, el 10 de septiembre de 2020.
Un bombero aparece intentando sofocar las llamas del hangar con agua en Beirut, Líbano, el 10 de septiembre de 2020. © Mohamed Azakir / Reuters

Las autoridades pudieron ver, en un primer momento, cómo una gran humareda se elevaba desde el puerto y se veía desde numerosos puntos de la ciudad. Esto provocó una movilización inmediata y masiva de los equipos de la Defensa Civil del país.

La extinción duró más de cinco horas, y aunque se vio a varios bomberos exhaustos en su trabajo, no hubo que lamentar grandes daños.

Las causas se desconocen hasta el momento. No hay una versión oficial de los hechos, pero una fuente militar, que pidió no ser identificada, aseguró a la agencia de noticias EFE que se trata de "dos fuegos, separados uno del otro" y, según los primeros indicios, "no son por causas naturales".

El ministro del Interior, Michel Najjar, aseguró que "el incendio del puerto está bajo control y se hará una investigación". El funcionario añadió que, según informaciones preliminares, un trabajador que estaba realizando reparaciones con una herramienta eléctrica "provocó una chispa que desató el fuego".

Las investigaciones sobre este caso se pueden prolongar ya que las de los hechos acaecidos durante el 4 de agosto todavía tienen muchas lagunas por resolver.

En la imagen aparece una dotación de bomberos desplazada al lugar del incendio para intentar sofocarlo. En Beirut, Líbano, el 10 de septiembre de 2020.
En la imagen aparece una dotación de bomberos desplazada al lugar del incendio para intentar sofocarlo. En Beirut, Líbano, el 10 de septiembre de 2020. © Mohamed Azakir / Reuters

Líbano está envuelta en una de sus peores crisis en todos los niveles, desde la guerra civil que asoló el país entre 1975 y 1990. Este país de Medio Oriente se encuentra en una gran crisis económica que se ha acentuado por la pandemia del coronavirus.

Al aspecto económico, que ha afectado a un gran grueso de la población, se suma una crisis política acentuada por la profunda división entre las diferentes facciones del país y la corrupción endémica que sostiene el sistema.

Las protestas se desarrollaron a finales de 2019 y, aunque se paralizaron durante los primeros meses de la pandemia, prosiguieron con fuerza tras la grave explosión del puerto del 4 de agosto.

Con EFE y Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24