Argentina: terminan las protestas de agentes de la Policía tras acordar un aumento salarial

Oficiales de Policía se manifiestan frente a la residencia presidencial, la Quinta de Olivos, en la provincia de Buenos Aires, Argentina, el 9 de septiembre de 2020.
Oficiales de Policía se manifiestan frente a la residencia presidencial, la Quinta de Olivos, en la provincia de Buenos Aires, Argentina, el 9 de septiembre de 2020. © AFP/Juan Mabromata

Los uniformados dieron por terminadas las protestas y volvieron a sus funciones este jueves, después de confirmar que no serían sancionados por manifestarse y luego de que el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, anunciara un aumento de salarios para esta fuerza pública, una de las exigencias de la movilización. 

Anuncios

Terminó la protesta de la Policía en la capital argentina que llegó incluso hasta las afueras de la residencia presidencial, una situación sin precedentes. Este jueves, el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicilloff, anunció un incremento salarial para la fuerza policial de esta zona del país.

"Vamos a comenzar a equiparar el salario del policía bonaerense, con el de la Policía Federal. Vamos a dar, pero a pedir también. Vamos a ser muy exigentes", afirmó Kicillof.

El aumento consiste en un nuevo salario mínimo equivalente a alrededor de 600 dólares y las horas extras serán pagadas por cerca de 1.50 dólares. La medida beneficiará a unos 90.000 policías que trabajan por la seguridad de 17 millones de residentes, en un país con 44 millones de habitantes.

"El detonante fue el anuncio de inversión para seguridad y nada para salarios"

Los policías exigían, entre otras demandas, una mejora salarial y el derecho al establecimiento de sindicatos en medio de la pandemia que ha redoblado sus funciones de vigilancia, debido a las restricciones y medidas sanitarias. "El detonante del reclamo fue el anuncio de la inversión para seguridad y nada para salarios", dijo Nicolás Masi, un delegado de la institución.

Policías de la provincia de Buenos Aires reclaman aumento de salarios y mejores condiciones de trabajo con consignas y la bandera de Argentina, en La Matanza, el 9 de septiembre de 2020
Policías de la provincia de Buenos Aires reclaman aumento de salarios y mejores condiciones de trabajo con consignas y la bandera de Argentina, en La Matanza, el 9 de septiembre de 2020 © AFP/Juan Mabromata

La semana pasada, el presidente Alberto Fernández anunció una inversión equivalente a 460 millones de dólares para reforzar la seguridad de la provincia a la que pertenece la capital, donde los delitos aumentaron en un 30%, según cifras oficiales.

Las protestas iniciaron el lunes 7 de septiembre y se concentraron principalmente frente al Centro de Coordinación Estratégica de la fuerza, en una ruta de la periferia sur de la ciudad. 

Luego de que el miércoles grupos de uniformados llegaran hasta la Quinta de Olivos, la residencia presidencial, para manifestarse con carteles en los que señalaban sus exigencias, el mandatario argentino declaró que los problemas no se resuelven tocando sirenas y agregó que la movilización no podía prolongarse, citando el riesgo para la seguridad, aunque la mayoría de los efectivos no participó.

"La protesta es justa y legal. Los salarios policiales no alcanzan para vivir”, dijo Luis Tunil, vocero de los policías.

Los manifestantes retomaron sus actividades laborales este jueves, después de que les confirmaran que no serían sancionados por participar en la protesta y recalcaron que, aunque lo pactado es solo un primer paso, esperan que los gobernantes cumplan con su compromiso.

Con AFP y medios locales

 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24