El BID inicia asamblea para elegir su jefe con asesor de Trump como único candidato

Anuncios

Washington (AFP)

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) comenzó este sábado la asamblea para elegir a su presidente con el asesor de Donald Trump, Mauricio Claver-Carone como único candidato, en medio de una polémica regional por la ruptura de una tradición de que la entidad fuera liderada por un latinoamericano.

Los 48 gobernadores iniciaron a las 08H30 hora de Washington (13H00 GMT) una reunión virtual para elegir al sucesor del actual presidente de la institución, el colombiano Luis Alberto Moreno.

Moreno está en el cargo desde 2005. El próximo presidente del BID tendrá un mandato de cinco años con posibilidad de reelección en el que deberá enfrentar la aguda crisis de la región y una posible reconstrucción de Venezuela.

La elección debía celebrarse en marzo en la reunión anual de la institución en Barranquilla, Colombia, pero debió ser aplazada al igual que otros eventos por la pandemia de la covid-19.

Estados Unidos -principal accionista del BID con 30%- rompió una tradición no escrita que regía en los 60 años de vida de la institución con sede en Washington por la cual un latinoamericano lideraba el Banco y un estadounidense ocupaba la vicepresidencia.

Argentina -que buscaba presentar a su actual representante en el Banco, Gustavo Béliz, como candidato, pero que finalmente no lo postuló- anunció el jueves que se abstendrá en la votación.

La candidatura de un estadounidense provocó irritación en Argentina, Chile, Costa Rica y México, que argumentaron que la votación -ya aplazada- debía volver a posponerse ya que la pandemia no permitió el debate adecuado.

A este reclamo se sumó el jefe de la diplomacia de la Unión Europea (UE), Josep Borrell, quien así lo recomendó a los países europeos miembros del BID.

Este intento se produjo a menos de dos meses de unas elecciones presidenciales muy reñidas en Estados Unidos en las que es posible que Donald Trump pierda la Casa Blanca frente a su rival demócrata Joe Biden.

Claver-Carone, un abogado de ascendencia cubana de 45 años conocido por su firme oposición a La Habana y a Venezuela, acusó a los países que presentaron resistencia de "querer robarse el balón".

El canciller del gobierno de derecha de Chile, Andrés Allamand, respondió catalogando estas declaraciones como "agresivas" y dijo que "confirman" que la elección de Claver-Carone sería muy "inadecuada".

Costa Rica, que en un principio quería presentar a la expresidenta Laura Chinchilla, desistió a principios de septiembre.

Estos países suman cerca del 22% de los votos, ponderados según sus acciones.

Para ganar, un candidato debe tener el apoyo de al menos 15 de los 28 países americanos y el respaldo de un número de países miembros del BID que le den mayoría de 75% del poder de voto.

- Un contrapeso a la influencia de China -

El candidato estadounidense tiene la vía libre para ser elegido, salvo que se produjera una abstención masiva o que algún país impugne la elección.

La brusca irrupción del candidato estadounidense generó sorpresa ya que la línea de la política exterior de Trump ha sido contraria al multilateralismo y a las instituciones internacionales, como prueba su intención de retirarse de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Pero la oposición a la influencia china pudo más y Claver-Carone busca que su presidencia sea un contrapeso a la agresiva entrada de los préstamos de Pekín en la región.

Si es electo, el alto asesor de Trump para Latinoamérica enfrentará a las divisiones partidarias en el Congreso estadounidense, que aprueba fondos destinados al banco.

El rol del BID será central en una región devastada por la pandemia para la cual el Fondo Monetario Internacional pronostica una contracción de 9,4%.

También será capital para una eventual reconstrucción de Venezuela, en el caso de un cambio de gobierno.

Este banco es la única institución multilateral en reconocer como miembro a un delegado del parlamento y no del gobierno de Nicolás Maduro, que no está reconocido por más de 50 países encabezados por Estados Unidos.

El BID nació en 1959 en el seno de la Organización de los Estados Americanos (OEA) y ha tenido cuatro presidentes: el chileno Felipe Herrera (1960-1970), el mexicano Antonio Ortiz Mena (1970-1988), el uruguayo Enrique Iglesias (1988-2005), y Moreno.