Trump abordará los incendios de la costa oeste de EE. UU., que apuntan a "muertes masivas"

Los bomberos del condado de Butte observan cómo las llamas se elevan sobre su camión, en el incendio Bear en Oroville, California, uno de los varios incendios forestales que azotan la costa del Pacífico de EE. UU.
Los bomberos del condado de Butte observan cómo las llamas se elevan sobre su camión, en el incendio Bear en Oroville, California, uno de los varios incendios forestales que azotan la costa del Pacífico de EE. UU. © Josh Edelson / AFP

El presidente estadounidense se reunirá este 14 de septiembre con las autoridades del estado de California para conocer de cerca cuáles están siendo las afectaciones de los incendios forestales. Unos incendios que arrasan fuerte desde mediados de agosto, con el pronóstico, por parte de los funcionarios, de "muertes masivas".

Anuncios

La Casa Blanca anunció que el presidente Donald Trump irá a California el próximo lunes 14 de septiembre para informarse sobre lo que está pasando con uno de los peores incendios de la historia de este estado. Se espera que el mandatario llegue a McClellan Park, cerca de Sacramento, la capital californiana, luego de ir a un mitin en Nevada como parte de su campaña presidencial.

Antes de su visita oficial, el Gobierno Federal recordó mediante un comunicado que desde finales de agosto emitió la Declaración Presidencial de Desastre Mayor para California, lo que le permite al estado acceder a programas de ayuda y enfocar sus fondos federales a la atención de las zonas afectadas.

“El presidente continúa apoyando a quienes luchan contra los incendios forestales en una respuesta de emergencia ejecutada localmente, administrada por el estado y con apoyo federal”, puntualizó el subsecretario de prensa, Judd Deere.

Del otro lado de la moneda, el candidato demócrata a la presidencia, Joe Biden, criticó la postura que Trump ha tenido sobre su mandato respecto al medio ambiente. El mandatario se ha caracterizado por negar el cambio climático y por no priorizarlo dentro de su agenda.

“El presidente Trump puede intentar negar esa realidad, pero los hechos son innegables. Es absolutamente necesario actuar ahora para evitar un futuro definido por un sinfín de tragedias como la que están sufriendo las familias estadounidenses en en el oeste”, indicó Joe Biden refiriéndose a los incendios forestales de la Costa Oeste.

Sobre esta discusión, diferentes científicos han señalado que el calentamiento global es un factor clave de los incendios forestales, ya que al acrecentar los extremos prolonga las sequías y hace que más vegetación se seque, lo que implica que haya cada vez más combustible perfecto para el fuego.

De hecho, los grandes incendios forestales son cada vez más numerosos, al punto que la cantidad de conflagraciones en América del Norte y en Europa entre 2014 y 2019 no tiene precedentes en la historia, según la Organización Meteorológica Mundial.

Los incendios azotan principalmente a California y Oregón

Particularmente para California, el 2020 no ha sido un año fácil, ya que hasta ahora se han quemado 1.214.000 hectáreas, que representan la mayor cifra anual jamás registrada. Tan solo en las últimas tres semanas, se han incinerado más de 4.000 hogares e infraestructuras.

El agravante es que aún no comienza la peor parte de la llamada “temporada de fuegos”, que históricamente se registra entre octubre y noviembre. Aun así, hay 28 fuegos activos por todo el estado, aunque la mayoría de ellos ya están relativamente contenidos, según el Departamento Forestal y de Protección contra Incendios de California.

La razón de que los fuegos hayan comenzado desde mediados de agosto y no hacia finales del año es que hubo una tormenta eléctrica poco habitual en la región, y desde entonces la sequedad, los fuertes vientos y las altas temperaturas han extendido los fuegos a gran velocidad a lo largo y ancho del estado.

El humo del fuego Obenchain cubre una ladera en Eagle Point, Oregon, Estados Unidos, el 10 de septiembre de 2020.
El humo del fuego Obenchain cubre una ladera en Eagle Point, Oregon, Estados Unidos, el 10 de septiembre de 2020. © Adrees Latif / Reuters

Incluso, las conflagraciones se propagaron hacia otros estados al norte de California. Oregón, por ejemplo, se convirtió en el epicentro del incendio. Allí hay una alerta de evacuación para medio millón de personas, lo que significa que deben estar listos para huir en cualquier momento de sus casas. De ellos, ya 40.000 habitantes han tenido que abandonar sus hogares por los incendios forestales, según dijo en una rueda de prensa la gobernadora Kate Brown.

Por lo menos cinco personas murieron esta semana por los incendios en Oregón, aunque podrían ser más, porque actualmente las autoridades buscan en medio de las ruinas quemadas a decenas de personas que fueron reportadas como desaparecidas. Es por esto que los funcionarios advirtieron sobre posibles muertes masivas.

“Nos estamos preparando para un incidente masivo de muertes con base en lo que sabemos y la cantidad de estructuras que se han perdido”, advirtió Andrew Phelps, director de la oficina de manejo de emergencias en Oregón, el pasado viernes 11 de septiembre.

01:25

Las conflagraciones también llegaron a otros estados como Washington, Colorado y Montana. En total, los incendios en la Costa Oeste han provocado la muerte de 25 personas, de las cuales 16 perdieron la vida esta semana.

A pesar de la magnitud de los fuegos, hay cierta esperanza ante la más reciente predicción de un clima más frío con los vientos que comenzaron a soplar desde el océano Pacífico. Esto podría ayudar a los bomberos a contener las llamas.

Con Reuters, EFE y AFP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24