100.000 personas se manifiestan contra Lukashenko, en el sexto domingo de protesta

Alrededor de 100.000 personas se manifiestan para exigir la dimisión del presidente Alexander Lukashenko, en Minsk, Belarús, el 13 de septiembre de 2020.
Alrededor de 100.000 personas se manifiestan para exigir la dimisión del presidente Alexander Lukashenko, en Minsk, Belarús, el 13 de septiembre de 2020. © Tut.By/Vía Reuters

La imagen se repite en bucle en Belarús. En la quinta semana y en el sexto domingo de protesta pacífica, una masiva marcha antigubernamental salió a las calles de Minsk, en reclamo de la dimisión del presidente Alexander Lukashenko, reelegido en agosto y en el poder desde hace 26 años. De nuevo, la jornada terminó con 250 detenidos, de una larga lista de arrestos por el uso de ciertas banderas y pancartas.

Anuncios

Al menos 250 personas fueron detenidas en Belarús este domingo, en una nueva jornada de protestas contra el Gobierno, según fuentes del Ministerio del Interior. Unas 100.000 personas volvieron a inundar el centro de Minsk para pedir la renuncia de Alexander Lukashenko, en la presidencia desde el año 1994.

Las fuerzas de seguridad detuvieron a al menos 250 personas en las protestas antigubernamentales, en Minsk, Belarús, el 13 de septiembre de 2020.
Las fuerzas de seguridad detuvieron a al menos 250 personas en las protestas antigubernamentales, en Minsk, Belarús, el 13 de septiembre de 2020. © Tut.By/Vía Reuters

La policía y las tropas del ejército bloquearon el centro de la capital, pero los activistas y manifestantes continuaron marchando alrededor del Palacio de la Independencia, la residencia de trabajo del presidente, a 3 kilómetros del centro de la ciudad. Pese a todo, el acceso a los terrenos del palacio se mantuvo bloqueado por los antidisturbios, con escudos y cañones de agua.

Una mujer se arrodilla frente a miembros de las fuerzas de seguridad, durante una manifestación antigubernamental, en Minsk, Belarús, el 13 de septiembre de 2020.
Una mujer se arrodilla frente a miembros de las fuerzas de seguridad, durante una manifestación antigubernamental, en Minsk, Belarús, el 13 de septiembre de 2020. © Tut.By/Vía Reuters

"Este mar de gente no puede ser detenido por equipos militares, cañones de agua, propaganda y detenciones. La mayoría de los bielorrusos quieren un cambio de poder pacífico y no nos cansaremos de exigirlo", reclamó María Kolesnikova, opositora y líder del Consejo de Coordinación creado por la oposición, para tratar de concertar un diálogo con Lukashenko sobre una posible transición de poder.

Sin embargo, el mandatario ha rechazado cualquier discusión con el Consejo y algunos de sus principales miembros han sido encarcelados. La propia Kolesnikova fue detenida, mientras que Olga Kovalova, fue expulsada del país este fin de semana y conducida a Polonia por la policía.

Quinta semana de manifestaciones sin precedentes

Lukashenko se enfrenta así a su quinta semana consecutiva de movilizaciones, en las que los manifestantes denuncian violencia policial y señalan los arrestos de cientos de activistas, incluidos destacados líderes opositores como María Kolesnikova.

Alrededor de 100.000 personas se manifestaron contra el presidente Alexander Lukashenko, en Minsk, Belarús, el 13 de septiembre de 2020.
Alrededor de 100.000 personas se manifestaron contra el presidente Alexander Lukashenko, en Minsk, Belarús, el 13 de septiembre de 2020. © Tut.By/Vía Reuters

Se trata de unas protestas sin precedentes en esta nación, por su tamaño y duración, luego de que en las elecciones presidenciales del pasado 9 de agosto Lukashenko declarara una victoria aplastante, con el 80% de los votos. Sin embargo, para miles de ciudadanos los resultados fueron manipulados para perpetuarse en el Ejecutivo.

A pesar del estancamiento que no muestra por ahora ningún acercamiento entre Lukashenko y la oposición, los manifestantes dicen que están decididos y no se cansarán. Algunas de las pancartas de este domingo lo expresaban incluso con sentido del humor.

"Lukashenko, empieza a construir una casa cerca de Yanukovych", expresaba un cartel, en referencia al expresidente ucraniano Viktor Yanukovych, quien huyó a Rusia en 2014 después de meses de protestas contra su Gobierno.

Aún así, las detenciones de quienes se manifiestan contra el Gobierno también persisten. Las autoridades han retirado la acreditación de muchos periodistas bielorrusos y extranjeros, algunos de ellos deportados hacia sus países.

Con AP y Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24