"Quiero seguir disfrutando así", dice Azarenka tras caer en final del Abierto

Anuncios

Nueva York (AFP)

La bielorrusa Victoria Azarenka, protagonista de un inesperado renacimiento deportivo en este Abierto de Estados Unidos, dijo que espera seguir jugando al gran nivel que le permitió disputar este sábado su primera final de Grand Slam desde 2013.

"Di todo lo que pude hoy en la cancha. No cayó de mi lado pero estoy muy orgullosa de las últimas tres semanas que he estado aquí" en Nueva York", dijo Azarenka tras su derrota ante la japonesa Naomi Osaka por 1-6, 6-3 y 6-3.

"Ella ganó el partido, todo el reconocimiento a Naomi, es una campeona", agregó.

A sus 31 años, Azarenka sorprendió al mundo del tenis con un juego y una actitud transformados que le permitieron alzar primero el torneo Premier de Cincinnati (disputado en Nueva York), el primero desde su maternidad en 2016, y posteriormente alcanzar su tercera final del US Open.

"Ha sido genial. Estoy muy orgullosa de mí misma. Quiero seguir por el mismo camino, disfrutando así. Fue muy divertido para mí estar en la final del Abierto", dijo Azarenka en una conferencia de prensa en la que su semblante serio inicial dejó paso rápidamente a una sonrisa.

¿Voy a pensar en esto (la derrota) mucho tiempo? No, en absoluto. Gane o pierda, no voy a cambiar. No voy a sentarme aquí y sentirme miserable", subrayó. "No estoy necesariamente decepcionada. Solo es doloroso. Es doloroso perder. Esto es así".

Acompañada de su madre y de su hijo Leo en las condiciones de aislamiento de este US Open, Azarenka explicó que la maternidad le permitió por primera vez puede disfrutar del tenis profesional.

"Cuando eres joven, tienes gente no muy buena a tu alrededor, que te dan una cierta visión de túnel: 'No mires a la derecha, no mires a la izquierda", explicó. "Pierdes un poco el sentido de vivir. Te conviertes en una máquina enfocada en jugar al tenis".

"Ahora me siento más realizada, fuera y dentro de la pista. Creo que es un éxito verdadero. Elijo eso cada día a conseguir resultados en el tenis", aseguró.

En 2012 y 2013, años en los que perdió dos finales del US Open ante Serena Williams, Azarenka conquistó los dos títulos de Grand Slam de su palmarés en el Abierto de Australia.

Tras esos éxitos llegaron años difíciles, plagados de lesiones y una posterior disputa por la custodia de su hijo que incluso la llevó a considerar la retirada.

Sin tiempo para descansar, Azarenka viajará el domingo hacia el torneo de Roma, que arranca el lunes y en el que debutará ante Venus Williams.