Caso Navalny: laboratorios de Francia y Suecia confirman envenenamiento con agente nervioso

Navalny se enfermó después de abordar un avión en Siberia el mes pasado y fue hospitalizado allí antes de ser trasladado a Berlín.
Navalny se enfermó después de abordar un avión en Siberia el mes pasado y fue hospitalizado allí antes de ser trasladado a Berlín. Maxim ZMEYEV AFP/File

Dos laboratorios especializados de Francia y Suecia confirmaron que el ruso Alexéi Navalny fue víctima de envenenamiento con un agente nervioso del tipo Novichok. El presidente francés, Emmanuel Macron, pidió a su homólogo ruso aclarar "el intento de asesinato" contra el líder opositor, acusaciones que Vladimir Putin tachó de "infundadas".

Anuncios

Se redobla la presión sobre Rusia por el caso Navalny.

Alemania había pedido la colaboración de Suecia y Francia en su investigación para determinar las causas que provocaron el colapso del opositor ruso Alexéi Navalny a finales de agosto y por el que fue transportado de urgencia a una clínica berlinesa a petición de su familia y colaboradores. 

Días atrás, Alemania afirmó que los resultados de la investigación realizada por uno de sus laboratorios habían arrojado una "evidencia inequívoca" de que Navalny fue envenenado con un agente químico del tipo Novichok. Ahora, los laboratorios de estos países llegaron a la misma conclusión: Navalny fue envenenado con un agente nervioso del tipo Novichok, una sustancia altamente tóxica que tuvo su auge durante la Guerra Fría.

01:22

El Gobierno alemán también reportó el caso a la Organización para la Prohibición de Armas Químicas, OPAQ, cuyos laboratorios realizan los análisis pertinentes, informó este lunes 14 de septiembre el portavoz del Gobierno alemán, Steffen Seibert.

Macron insta a Putin a "esclarecer" el "intento de asesinato"

Tras conocerse los resultados del laboratorio francés, el presidente Emmanuel Macron sostuvo una comunicación con su homólogo ruso, Vladimir Putin. Tras la conversación, el Elíseo indicó que Macron instó a Putin esclarecer "las circunstancias y responsabilidades" del "intento de asesinato".

El mandatario francés aseguró que tras revisar los resultados de los análisis realizados en el país galo, comparte las conclusiones de sus socios europeos. Macron expresó su "profunda preocupación por el acto criminal perpetrado" contra Navalny, por lo que llamó a Rusia a colaborar en una investigación "creíble y transparente".

El presidente Emmanuel Macron durante una conferencia de prensa, el 10 de septiembre de 2020, en Ajaccio.
El presidente Emmanuel Macron durante una conferencia de prensa, el 10 de septiembre de 2020, en Ajaccio. © Ludovic Marin / AFP

Según informó el Elíseo, Macron expresó su total solidaridad con Alemania sobre los pasos a tomar y las consecuencias de la situación. El caso ha erosionado la relación entre Moscú y Berlín, con amenazas por parte de este último de eliminar el gasoducto Nord Stream 2, que lleva gas ruso a Alemania, si Moscú no esclarece la situación. 

Putin califica de "inapropiados" los señalamientos de Macron

Por su parte, Rusia asegura no tener evidencias de que se hubiera producido un envenenamiento contra el líder opositor. Putin, según informó el Kremlin en un comunicado, dijo durante la llamada que los señalamientos del presidente francés son "inapropiados" e instó a Alemania a que le entregue los resultados de los exámenes realizados a Navalny.

El pasado 20 de agosto y tras haber ingerido un té en el aeropuerto de salida, el opositor sufrió un colapso durante un vuelo, lo que forzó un aterrizaje de emergencia en Omsk, donde recibió tratamiento en un hospital local. 

Los médicos rusos que lo trataron aseguraron no haber encontrado rastros de envenenamiento y atribuyeron el colapso a un trastorno metabólico que se evidenció, según sus informes, por niveles de sangre cuatro veces más altos de lo normal. 

Esta versión, sin embargo, se contradice con otra revelada por la agencia de noticias Reuters, que cita a los paramédicos que atendieron a Navalny en el avión, quienes aseguran que al opositor se le practicó una prueba de glucosa que reveló niveles de azúcar normales. "El indicador fue normal, no hubo ningún problema en el metabolismo de los carbohidratos", dijo una de las fuentes. 

En medio del temor de no obtener los tratamientos adecuados o de que su vida corriera peligro tras sospechas de un intento de envenenamiento, la familia de Navalny y sus colaboradores pidieron su traslado al hospital universitario de La Charité de Berlín, donde permaneció en coma inducido hasta el 7 de septiembre. 

Según el último informe del equipo médico de la clínica, Navalny dejó de necesitar respiración asistida y se pudo levantar de la cama. El informe, el sexto realizado desde su ingreso al centro, revela que su estado general de salud "ha mejorado". 

Con Reuters y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24