Saltar al contenido principal

Alemania acogerá a más de 1.500 refugiados tras el incendio en el campamento de Moria

Una niña en medio de la carretera, mientras un grupo de migrantes y refugiados llevan bolsas con ayuda hacia el campo temporal de acogida, en Lesbos, Grecia, el 15 de septiembre de 2015.
Una niña en medio de la carretera, mientras un grupo de migrantes y refugiados llevan bolsas con ayuda hacia el campo temporal de acogida, en Lesbos, Grecia, el 15 de septiembre de 2015. © Alkis Konstantinidis / Reuters
6 min

Después de la destrucción del campo de refugiados de Moria, Alemania informó que planea recibir en su territorio a 1.553 de los casi 13.000 refugiados varados en Lesbos, cuyas solicitudes de asilo hayan sido aprobadas.

Anuncios

La suerte de 408 familias que vivían en el destruido campo de refugiados de Moria, en la isla griega de Lesbos, cambiará en los próximos días.

Después de meses de espera en sus solicitudes de refugio, finalmente Alemania decidió acogerlos. Serán en total 1.553 migrantes, cifra que se suma a la de 150 menores no acompañados con la que ya se había comprometido el país.

El vicecanciller alemán Olaf Scholz señaló que la decisión hace parte de su compromiso para paliar la crisis de refugiados en Europa. "Esta es una decisión que está tomando Alemania, como país que tiene una gran responsabilidad en el continente. Está claro que este no es el final de la responsabilidad europea”, aseguró.

El anuncio se registra al tiempo que 109 menores que migraron solos llegaron a Alemania, como parte del anuncio de acogida informado días atrás por el Gobierno de Angela Merkel.

El Ejecutivo alemán se había enfrentado a las presiones de los partidos de oposición, que pedían recibir una cifra mayor de refugiados, tras el incendio en el campo de Moria. Varios municipios y estados federados se mostraron dispuestos a albergar a parte del contingente.

Países europeos acogerán a 400 menores de los casi 13.000 refugiados en Moria

Tras el incendio que consumió el campo de acogida más grande de Europa, una decena de países europeos se comprometieron a recibir a 400 menores migrantes no acompañados, una cifra mínima si se tiene en cuenta el total de personas desamparadas en Lesbos y las demás islas griegas.

De esos 400, Alemania recibiría entre 100 a 150 niños. El resto serían reubicados en Francia, Finlandia, Luxemburgo, Países Bajos, Eslovenia, Croacia, Portugal y Bélgica. Suiza también se sumó, pese a no ser parte de la Unión Europea.

Un grupo de menores migrantes no acompañados caminan para abordar un avión que los llevará de la isla de Lesbos, hacia Europa continental, en Lesbos, Grecia, el 9 de septiembre de 2020
Un grupo de menores migrantes no acompañados caminan para abordar un avión que los llevará de la isla de Lesbos, hacia Europa continental, en Lesbos, Grecia, el 9 de septiembre de 2020 © Elias Marcou / Reuters

Solo una tragedia volvió a llamar la atención de Europa sobre la profunda crisis de refugiados en las islas griegas y recuerda lo sucedido en 2015, cuando miles de personas huyeron de la guerra y los conflictos en Siria, Irak y Afganistán.

Para ese entonces, el Gobierno de Angela Merkel decidió abrir las fronteras a los recién llegados y acogió a 1,2 millones de personas que buscaban protección.

Al recordar lo sucedido hace un lustro, el ministro de Interior alemán, Horst Seehofer, aclaró que este programa de acogida será diferente al vivido años atrás: "Tiene que ser un procedimiento ordenado y lleva tiempo. Y esto es lo que diferencia completamente esta situación de 2015. Allí abrimos la frontera de la noche a la mañana y todos vinieron a Alemania y tuvimos que lidiar con todos los problemas aquí”.

Mientras tanto, ¿qué pasa en Lesbos?

Sobre el incendio en el campo de refugiados de Moria, la Policía griega anunció que detuvo a seis migrantes, presuntamente relacionados con la conflagración.

Las autoridades creen que el fuego se inició tras la protesta de un grupo de refugiados que se negaban a ser aislados tras dar positivo para Covid-19. Rápidamente las llamas consumieron el campo y casi 13.000 personas, que malvivían en Moria, se quedaron sin lo poco que tenían.

Una semana después del incendio, miles duermen en las calles de la isla, mientras el Gobierno griego les pide que se alojen en una instalación provisional de refugio levantada en un antiguo campo de tiro del Ejército. Miles de refugiados se niegan a acceder al lugar y por el contrario exigen ser trasladados hacia Grecia continental.

Con Reuters y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.