Saltar al contenido principal

España: ley de Memoria Democrática dispone que el Valle de los Caídos sea un cementerio civil

Una vista general del Valle de los Caídos en San Lorenzo de El Escorial, España, 24 de octubre de 2019.
Una vista general del Valle de los Caídos en San Lorenzo de El Escorial, España, 24 de octubre de 2019. © REUTERS / J.J. Guillén / Foto de archivo

El Valle de los Caídos, donde estuvo enterrado el dictador español Francisco Franco desde su muerte en 1975 hasta su exhumación en 2019, será un cementerio civil. Esta es una de las medidas del anteproyecto de la nueva ley de Memoria Democrática que aprobó el Gobierno de Pedro Sánchez y que prohíbe, entre otros puntos, exaltar la dictadura. Un paso hacia la reparación de las víctimas del franquismo en España. 

Anuncios

El complejo arquitectónico Valle de los Caídos, cerca de Madrid, se convertirá en un cementerio civil con la aprobación este martes 15 de septiembre del anteproyecto de la nueva ley de Memoria Democrática por parte del Gobierno español.

La resignificación del lugar donde reposaron los restos del dictador Francisco Franco hasta 2019 estaba pendiente desde hace casi un año y tras rumorarse inicialmente que podría convertirse en un museo de memoria, la Administración de Pedro Sánchez decidió que será un cementerio civil.  

El terreno es históricamente reconocido porque se construyó durante el franquismo, entre 1940 y 1958, para hacerle un homenaje a los "héroes y mártires de la Cruzada", en referencia a los militares que murieron apoyando a Franco.

Posteriormente, el lugar se convirtió en la fosa común más grande de España, donde permanecen los restos de más de 33.000 combatientes de ambos bandos de la Guerra Civil (1936-1939) y la dictadura franquista (1939-1975).

En este sentido, el Gobierno español decidió que solo los restos mortales de quienes fallecieron en la contienda permanecerán en el cementerio civil. De igual manera se prohibió cualquier acto que exalte el franquismo o a sus protagonistas. Ahora cualquier gesto a favor de esa aciaga época podrá ser sancionado con multas que van desde 200 hasta 150.000 euros.

Esto hace parte de las medidas que ya había tomado la Administración para resignificar el lugar. En octubre del año pasado, Sánchez ordenó la exhumación de los restos de Franco como una muestra de reparación a las víctimas de la dictadura.

Más de 30.000 víctimas "tendrán paz y respeto" 

Todo lo que está ocurriendo con el Valle de los Caídos hace parte del anteproyecto de ley de Memoria Democrática, que está destinado a ir más allá en la legislación del gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero del 2007 y que busca ampliar la reparación y el reconocimiento de las víctimas del franquismo.

Por medio del nuevo texto, el Gobierno español se compromete a identificar a las miles de víctimas de la guerra civil y de la dictadura franquista, por lo que continuarán las exhumaciones en las fosas comunes que se encuentran por todo el país. Sánchez prometió devolver los restos a las familias. 

El trabajo no será fácil. La vicepresidenta del Gobierno, la socialista Carmen Calvo, reconoció en rueda de prensa que no sabe a qué número de fosas tendrán que enfrentarse, ni cuántas víctimas serán halladas, pero se calcula que hay al menos unas 30.000, entre al menos 100.000 desapariciones forzosas que fueron reportadas.

Calvo dijo que por ello será creado un banco de datos de ADN y una Fiscalía de Sala en el Tribunal Supremo para proteger sus derechos. Agregó que "las más de 30.000 víctimas de ambos lados tendrán la paz y el respeto de todos".

La Fundación Francisco Franco, ilegalizada

Además, de las medidas ya mencionadas se prohibirán entidades como la Fundación Francisco Franco. No podrán existir asociaciones con recursos públicos "que promocionen el totalitarismo o enaltezcan figuras dictatoriales", como ocurre en otros países europeos, señaló Calvo.

También serán anuladas las sentencias de juicios franquistas sin garantías que llevaron a la muerte o encarcelamiento de miles de ciudadanos en España y serán anulados al menos 37 títulos nobiliarios que otorgó Franco en su día y serán retiradas las condecoraciones y los reconocimientos franquistas.

Finalmente, el proyecto está pensado para dar atención a grupos poblacionales reprimidos por la dictadura como los gitanos, los homosexuales o las mujeres, al tiempo que serán usados los archivos para preservar la memoria.

Después de 45 años desde la muerte de Francisco Franco, España aborda esta deuda con los derechos humanos, que ya había sido señalada por las Naciones Unidas como una anomalía por el vacío de Justicia.

Con Reuters y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.